Fútbol > FÚTBOL X 100

El secreto que la madre de Rochet le guardó durante años y que conmovió al mejor arquero del Uruguayo

El arquero de Nacional arrasó en la encuesta Fútbolx100 con 99 en 100 votos y en diálogo con Referí repasó su carrera, su momento  y sus objetivos para este 2021

Sergio Rochet

Tiempo de lectura: -'

18 de abril de 2021 a las 05:03

El brillante Campeonato Uruguayo 2020 de Sergio Rochet quedó reflejado al ser votado como el mejor arquero en la encuesta Fútbolx100 del diario El Observador. Más allá de la distinción, que se veía venir por su gran rendimiento y por su bicampeonato con Nacional, lo que llamó la atención fue la excelente votación que tuvo, con 99 de los 100 votos de los periodistas, rozando la perfección y colocándose en los mejores registros históricos de la encuesta.

“Ya estaba ganada”, bromeó el Chino a Referí al enterarse de los resultados cuando aún quedaban por contar los últimos votos, sorprendido por la alta respuesta que tuvo en una temporada en la que varios goleros también pasaron por muy buenos momentos.

Con 28 años recién cumplidos, su carrera tuvo un pico en 2020 al ganarse la titularidad en los tricolores y tener muy buenas actuaciones partido tras partido, lo que llevó a que la selección lo reservara en el pasado mes de marzo.

Sergio Rochet

Nacido en Nueva Palmira, su trayectoria comenzó de niño y siempre de arquero, por elección y no por descarte, si bien algunas veces jugaba como volante. “De chico, ya en baby, me metí al arco. Jugaba en mi categoría, la 93, al arco, y en la 92, que podía jugar medio tiempo, me gustaba jugar en el centro. Pero después de los 8 o los 9, ya estaba fijo en el arco”, contó sobre sus inicios con la camiseta de Deportivo Juvenil.

En esos años, el pedido de cumpleaños, Papá Noel o Reyes era siempre el mismo: los guantes y la pelota. “Mi vieja y mi viejo hacían un sacrificio bastante importante porque nunca nos sobró nada en mi familia”, dijo el Chino.

Esos guantes con el que tapó los primeros remates lo acompañan hasta hoy. Su madre, Graciela, se los guardó año a año sin decirle nada. “Me los coleccionó sin que me diera cuenta. Yo los descartaba y ella los guardaba. Cuando me vine a Danubio en inferiores, todos los años me pedía un par de guantes que ya estuvieran gastados y me los guardaba. También cuando estuve en Holanda. Y así tengo todos los guantes, me los dio en una caja el año pasado, aunque están hechos garra”.

Con tres hermanas, Sergio es el único hijo varón de la familia que formaron su padre Pablo, trabajador en una planta industrial de Palmira, y Graciela, ama de casa. “Siempre con nosotros y atrás nuestro”, agregó, sobre su madre.

Tras el baby, estuvo seis meses en la sub 15 de Nacional de Nueva Palmira y de ahí pasó a la capital. Sus atajadas hicieron que Danubio se fijara en él y con 15 años llegó a Maroñas para atajar en la Sexta división. De ahí fue ascendiendo hasta llegar a Primera, donde no debutó, pero sí estuvo un par de veces en el banco.

De su generación en los franjeados, hoy siguen en carrera Fabricio Formiliano, Nachito González, Marcelo Tabárez y Gabriel De León. “Hace poco nos juntamos, hacía tiempo que no nos veíamos”, agregó.

Sergio Rochet en Los Céspedes

Atajaba en Tercera hasta que un scout le propuso ir a probarse a Países Bajos. “Fue una sorpresa”, recordó. Fue por dos semanas a entrenar y en la primera decidieron ficharlo. Así, sin haber jugado en Uruguay y tras un mes de negociaciones, fichó con AZ Alkmaar.

Luego de la firma, volvió a Uruguay y llegó dos días antes de la final de Danubio - Wanderers en el Gran Parque Central, recordada por ser una de las más emocionantes de los últimos años. “Fue terrible”, contó. “La salvada de Salva (Ichazo) y el contrataque con el golazo de Cami (Mayada), fue una locura”, agregó sobre el partido que ganaron los de Maroñas para conquistar un título en el que él fue parte del plantel, pese a no haber jugado.

En AZ estuvo tres años y la consideró una experiencia “muy buena”. Jugó Liga Europa en dos ediciones. “Es lo más parecido a la Libertadores, si bien la Champions es lo máximo, es lo más parecido por el clima antes y después de los partidos”, agregó. “Luego de verlo por TV, jugar Europa League fue un sueño”.

Sergio Rochet en AZ

De Países Bajos pasó a Turquía para ponerse el buzo de Sivasspor. “Es una liga muy fuerte en la que también aprendí muchas cosas”, comentó. Ese pase implicó un choque cultural. “Fue un cambio muy brusco con respecto a Holanda, que era la perfección para un estilo de vida. En Turquía fui a una zona muy difícil, por el idioma, la cultura... Costaba adaptarse. Por el clima también, el verano era muy fuerte, sin mar cerca, en una montaña, y en invierno era bajo nieve, muy frío”, expresó. Pese a eso, la consideró una experiencia “linda” por el nivel de la competencia.

En ese club fue compañero del crack brasileño Robinho. “Un fenómeno”, dijo sobre el ex Real Madrid. “Hicimos amistad, había dos brasileños más, y una vez a la semana cenábamos todos juntos y salíamos con las familias”.

Tras dos temporadas en Turquía, estaba de vacaciones en Uruguay cuando su representante le comentó la posibilidad de llegar a Nacional. “Y no lo dudé, porque era un sueño que quería cumplir y ese era el momento. Sabía que tenía que venir a pelear el puesto, lo acepté y estoy feliz por estar acá y el momento que estoy viviendo”.

La familia también incidió para la vuelta a Uruguay. Su compañera esperaba el segundo hijo y con una niña pequeña, eligieron quedarse en el país, una decisión “más que acertada”, señaló.

El Chino es padre de Sara, de tres años, y Máximo, su hijo más pequeño. Le gusta andar a caballo, el campo y el aire libre. “Siempre trato de estar en contacto con la naturaleza, cerca del agua”, señaló.

Además, disfruta muchísimo los momentos con Sara. “Por suerte estoy en una zona con mucho parque y juegos y siempre trato de salir con ella a caminar temprano, en la mañana o de tarde, según los entrenamientos. Y la llevo o la voy a buscar al jardín, trato de compartir momentos con ella porque es una edad muy linda y uno no se quiere perder esos pequeños momentos”.

Su premio de FútbolX100 se lo dedica a su familia, la más cercana y la que está en Nueva Palmira. “Siempre está bancándome y con esta situación sanitaria, si bien estoy con mi señora y mis hijos, mi otra parte de la familia está lejos y no la puedo ver”, señaló el arquero, quien también agradeció a sus compañeros, porque “sin ellos nada sería posible".

Sergio Rochet

Los cinco años en Europa quedaron atrás y en 2019 comenzó su ciclo en Nacional, con sus primeros partidos, debutando en el Uruguayo y siendo campeón, y con el gran 2020.

Para Rochet, las claves de su buen desempeño se dan por un combo de experiencia y trabajo. “Aprendí mucho de los errores siendo joven. Y para los arqueros es fundamental aprender de esos errores porque es un puesto muy ingrato”, comentó. “Y el entrenamiento que hemos hecho con Leo Romay es muy importante para mantener el nivel, estar bien físicamente y por la tranquilidad que él me trasmite”, agregó

La temporada del Chino venía impecable, con grandes actuaciones partido a partido, hasta que le tocó un momento complicado en el partido ante River Plate argentino en el Gran Parque Central, cuando vio la roja en el primer tiempo de la revancha.

“Fue un golpe duro para mí y para todos”, comentó. “Me siento gran culpable de los que terminó siendo el resultado. Y más que nada porque al equipo se lo veía bien, con ganas de dar vuelta el 2-0 que teníamos, y por ese error mío lo pagamos carísimo”.

Sergio Rochet

¿Cómo se superan esas situaciones? “Con los años uno lo acepta, te duele mucho, lleva un par de días sanar esa herida, pero sabes que tenes que seguir porque sos profesional”, comentó.

Tras pasar ese percance, el arquero volvió a tener buenas actuaciones. Su nombre comenzó a sonar entre los postulados para el arco de la selección uruguaya y en marzo fue reservado para los partidos de Eliminatorias que luego se suspendieron.

Sus atajadas hicieron que su nombre sonara para el arco de la selección uruguaya y en marzo fue reservado para los partidos de Eliminatorias que luego se suspendieron. “Sabía que jugando en Nacional esa puerta se te abre, porque estás en un grande del país y del continente, pero me sorprendió estar tan rápido en la órbita del Maestro (Oscar Tabárez) y su cuerpo técnico. Es una felicidad y te motiva a seguir trabajando para mantener esas chances de la selección”, señaló.

Los bolsos disfrutan al mejor arquero de Fútbolx100, pero saben que hay clubes que lo siguen. Al respecto, el Chino envió un mensaje que puede tranquilizar a los hinchas tricolores: “Mi cabeza hoy está en Nacional. Estoy contento y quiero quedarme por lo menos hasta el fin del campeonato. El objetivo es ir por el tricampeonato. Y creo que eso ahora pesa a la hora de quedarme, así venga una propuesta buena”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...