Economía y Empresas > MERCADO LABORAL

El tercer trimestre cerró con caída del empleo y más desocupados

El descenso en los niveles de ocupación sugiere la destrucción de 21.300 puestos de trabajo en el último año, según la encuesta del INE

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2018 a las 17:02

El mercado laboral siguió deteriorándose en el tercer trimestre del año, con una caída en el número de uruguayos empleados y un incremento de la tasa de desocupación. Según los datos divulgados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ocupación promedio del período julio-setiembre se ubicó en 56,6% de la población en edad de trabajar, mientras que la tasa de desempleo fue de 8,5% de la población económicamente activa.

Esto implicó una caída de la tasa de ocupación de 1,1 puntos porcentuales respecto al tercer trimestre del año pasado (57,7%) y un aumento de 0,8 puntos en la tasa de desempleo en la misma comparación (7,7%).

De esta manera, se trata del peor tercer trimestre desde 2007 tanto en lo que respecta a los niveles de ocupación –los más bajos– como de desempleo –los más altos–. Si se lleva a cantidad de personas, la caída en niveles de ocupación sugiere la destrucción de 21.300 puestos de trabajo en el último año. Si se tiene en cuenta el pico de mayor actividad en el mercado laboral, en comparación con el tercer trimestre de 2014, hay 58.800 ocupados menos.

A diferencia de otros trimestres, resulta significativo el aumento en el número de desempleados durante el último año, con un incremento de 13.700. De todas maneras, el deterioro del mercado de trabajo mantiene un efecto amortiguado sobre el desempleo porque hay una reducción en la oferta de mano de obra disponible. La tasa de actividad mide la cantidad de uruguayos que trabaja o busca activamente su inserción en el mercado laboral, en relación al total de uruguayos en edad de trabajar. Ese ratio viene en caída. En el tercer trimestre del año pasado era de 62,1% y en igual período de este año bajó a 61,9%.

La tasa de desempleo mide el porcentaje de los trabajadores activos que no logra insertarse en el mercado laboral. Esto es, no tiene en cuenta a la población en su conjunto sino únicamente a aquellos que trabajan y buscan trabajo. Si esa población cae –porque hay menos gente buscando trabajo–, por más que se destruyan empleos, la tasa de desocupación no aumenta en igual magnitud.

En setiembre

En el mes de setiembre, la tasa de ocupación se ubicó en 56,4% de la población en edad de trabajar y la de desempleo, en 8,7% de la población activa. Esto implicó una baja de 1,6 puntos en la tasa de ocupación respecto a igual mes del año pasado y un incremento de 1,1 puntos en la tasa de desempleo.

Las comparaciones mes a mes de los indicadores del mercado laboral están sujetas a una gran volatilidad debido a que los datos son obtenidos a partir de una encuesta representativa de la población, sujeta a un importante margen de error.

Cuando se promedian distintas mediciones –ya sea trimestrales o anuales, por ejemplo– la volatilidad se reduce porque los errores hacia arriba se anulan en parte con errores hacia abajo. 
Otro elemento que impide el análisis cuando se compara meses diferentes es la estacionalidad a la que están sujetos los indicadores de empleo. Hay sectores que normalmente emplean más gente en ciertos períodos del año y esa variación no está vinculada a la coyuntura económica, con lo cual distorsiona el análisis.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...