Polideportivo > SE REACTIVA

El turf firma su protocolo sanitario y la actividad vuelve el 16 de mayo

Con gran cantidad de tests, cuyos costos será cubiertos por todos los actores hípicos, y sin público volverá una actividad de la que viven muchas personas con ingresos muy humildes  

Tiempo de lectura: -'

05 de mayo de 2020 a las 05:01

El Ministerio de Salud Pública (MSP), el Ministerio de Trabajo (MT), la empresa HRU (que desde 2002 cogestiona el Hipódromo Nacional de Maroñas), Casinos del Estado de Uruguay y todas las gremiales de los actores hípicos firmarán este martes en la sede del MT el protocolo sanitario que permitirá la reactivación de la actividad del turf a partir del fin de semana del 16 y 17 de mayo. 

Así lo informó a Referí Gustavo Anselmi, director general de Casinos del Estado de Uruguay. 

"Nos reunimos con todas las gremiales para realizar un protocolo sanitario para poder volver a correr carreras sin público, el mismo se presentó ante el MSP que lo analizó en una semana, luego se trasladó al Ministerio de Trabajo en el que se le hicieron algunas observaciones que fueron levantadas mediante presentaciones de la empresa que dejaron satisfechas a las autoridades del gobierno. Cuando el acuerdo quede firmado, el Poder Ejecutivo contará con todos los elementos para ponerle fecha al retorno de la actividad", dijo Anselmi.

Según pudo saber Referí, la actividad volverá el fin de semana del 16 y 17 de mayo. El 18 de mayo es el día de fiesta para el Hipódromo de Las Piedras en el que se celebran anualmente sus cuatro clásicos. 

¿Por qué el turf y no otras actividades?

Para Anselmi fue determinante para lograr la aprobación del protocolo consiste "el alto porcentaje de tests que se realizarán a los actores hípicos". A las competencias ingresarán los jockeys, los cuidadores, los peones y los funcionarios de HRU que participarán en la operación, como por ejemplo los que se desempañan en las gateras. Los propietarios no ingresarán al hipódromo de modo tal que solo entren las personas indispensables para disputar las carreras. Sí podrán entrar veterinarios y herreros. 

También se estableció un circuito claramente determinado por donde entrarán los peones con los caballos, se marcó un lugar donde estarán detenidos y otro por donde saldrán. "Siempre se va a mantener distancia para que no tengan contacto ni se crucen personas. Los jockeys usarán más de un cuarto y por supuesto que se utilizarán máscaras, guantes y alcohol en gel", dijo Anselmi que destacó que en Maroñas no han existido casos del cornavirus que paralizó el 13 de marzo toda actividad deportiva en el país.

Las puertas estarán cerradas para el público y las apuestas se podrán hacer por call o internet. 

"La actividad se intentó reactivar cuanto antes por la gran cantidad de gente que vive del turf y que vieron seriamente menguados sus ingresos, más allá de los aportes que se hicieron y se siguen haciendo tanto por parte del estado como de la empresa y los propietarios. Hay mucha gente en situación económica complicada y su única fuente de trabajo es el turf que es una salida económica importante para un montón de gente no preparada", agregó Anselmi. 

HRU se hará cargo de los test de sus funcionarios y los actores hípicos resignarán parte de un porcentaje de sus ganancias para pagarse sus propios tests. 

"Todos pusieron su granito de arena para que la situación pudiera salir adelante", concluyó Anselmi. 

"Gasto $ 4.000 por semana en el cuidador"

El jockey Pablo Rodríguez, ganador del Gran Premio Ramírez de 2019 montado en First Thing, contó a Referí en carne propia la “complicada” realidad que vive el sector desde que se cerraron las puertas de los hipódromos. “Los jockeys ganamos si corremos, sino no tenemos entradas; en mi caso me agarró en un momento en el que puedo estar sin correr y que no me falte un plato de comida en la mesa, pero muchos gurises están sufriendo la situación”.

“Tenía dos cuidadores para mis caballos y me tuve que quedar con uno solo. No estoy teniendo ingresos pero le tengo que pagar $ 4.000 por semana”, explicó el jockey que vive en las afueras de Las Piedras, a 25 kilómetros de Maroñas. 

“Para el cuidador también es complicado porque entrena y no sabe cuándo va a correr y el caballo es como un deportista. Por otro lado ahora puede que algunos jockeys estemos comiendo y tomando sin control por lo que a muchos se nos pueden ir los kilos”, agregó.

Para correr en potrillos de dos años el jockey no puede superar los 55 kilos y para carreras con machos o hembras debe dar 53 y 55 kilos, respectivamente. Ese peso incluye a la ropa y el equipamiento que pesa un kilo y medio.

¿Cuánto cobran los actores hípicos por carrera?

Por marcador rentado, es decir cuando el caballo ocupa uno de los cuatro primeros puestos de una carrera, el propietario se lleva el 70% del premio correspondiente. El 30 % restante se divide entre el jockey (10%), el cuidador (10%), el peón (2,5%), el capataz (1,5%) y el resto para el veterinario.

Por monta perdida, es decir del quinto puesto para abajo, en Maroñas se paga un monto fijo de $ 1.500 y en Las Piedras $ 1.000 para el peón y $ 1.000 y $ 700 para el jockey y cuidador, respectivamente.

Por fin de semana, todos participan en varias carreras. 

"Lo tenemos que cuidar entre todos"

"El protocolo es muy estricto y lo tenemos que cuidar entre todos", dijo a Referí Diego Ormaechea, presidente de la Asociación Uruguaya de Veterinaria Equina (AUVE) desde comienzos de 2019.

“Como toda actividad el detenimiento causó un impacto negativo y el turf no escapó de esa realidad. De todas formas es una actividad que no se puede parar completamente porque los caballos tiene que seguir entrenando. Cuesta mucho dinero mantener un caballo y hay mucha gente que trabaja alrededor: el jockey, el cuidador, el veterinario. Es una industria muy grande”, afirmó quien fuera un histórico referente del rugby uruguayo.    

“La actividad deben tener una reapertura inteligente para que se pueda trabajar con seguridad. Se está trabajando muy bien, con mucha cabeza y si hay algo bueno en esta situación será juntar a todos los que trabajamos en el área. Si hay un aspecto positivo en esta pandemia es que trabajamos juntos todos los actores hípicos".

"El turf involucra mucha gente, es una gran  industria en la que el juego, las apuestas, es una parte, tal vez la más visible para afuera, pero hay una parte de la actividad que se genera ya desde el campo donde se producen  los equinos que involucra a muchísima gente. Además de los actores están los herreros,vareadores, transportistas de animales, el stud book, talabartería, laboratorios", agregó.

La asistencia económica
El Sistema nacional Integrado del Turf que nuclea a los hipódromos de Melo, Paysandú, Colonia y Florida otorgó una asistencia única de US$ 100 mil que se dividió entre todos los actores hípicos que este año hayan tenido participación en alguno de esos recintos, por fuera de Maroñas y Las Piedras. A cada actor le tocó una partida de $ 6.500.
Otro apoyo lo brindaron HRU y Casinos del Estado de Uruguay, en Maroñas y Las Piedras epagando $ 1.800 semanales a los peones desde que se paralizaron las actividades. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...