Nacional > POLÉMICA

Embajadora política del MPP se impone sobre diplomáticos de carrera

A impulso de Topolansky, Rosario Portell volvió a Cancillería y ahora será enviada a Vietnam

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2018 a las 05:00

Rosario Portell es un nombre conocido en el círculo de la Cancillería. Ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores en 2005 como cargo de confianza, fue destituida en 2008 tras una serie de denuncias en su contra y en 2010, bajo el gobierno de José Mujica, fue designada embajadora uruguaya en China.

El cambio de mando en 2015, que implicó un importante giro en la conducción de la política exterior, la alejó del ministerio, y la mantuvo fuera de la zona de influencia, pero a comienzos de este año su nombre volvió a aparecer a impulso de la vicepresidenta Lucía Topolansky, según contaron a El Observador fuentes diplomáticas. El 14 de mayo se la designó en un cargo de particular confianza, según una resolución firmada por el presidente Tabaré Vázquez y el canciller Rodolfo Nin Novoa.

Esta semana, a un año y medio de terminarse el periodo de gobierno, y luego de que el MPP diera su apoyo al TLC con Chile, Portell fue designada como embajadora en Vietnam, un cargo que estaba vacante desde noviembre y al cual se habían postulado –sin éxito– dos funcionarios de carrera: Gerardo Prieto y Jorge Cassinelli.

El pasado 11 de julio, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento una solicitud de venia para designar –de forma urgente– a Portell como embajadora en Vietnam. "La capacidad y eficiencia que la señora María del Rosario Portell Casanova ha puesto de manifiesto en las actividades desarrolladas a lo largo de su carrera profesional constituye, a juicio del Poder Ejecutivo, un factor evidente de idoneidad para las responsabilidades que el gobierno se propone asignarle como Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de la República ante la República Socialista de Vietnam", señala el mensaje.

Venia

Al día siguiente, la comisión de Asuntos Internacionales del Senado se reunía para analizar el estatuto del funcionario de Cancillería, pero la presidenta de la comisión, Constanza Moreira, agregó sobre la hora un tema al orden del día: la venia de Portell.

La novedad causó molestia en la oposición, según consignó este miércoles el portal Ecos. "Lamento que la Cancillería pretenda que la comisión vote el jueves, sobre tablas, una venia que recibió el miércoles. Es una falta de respeto", reprochó el senador Pablo Mieres, del Partido Independiente.
Portell, mientras tanto, había sido convocada para presentarse ante la comisión, al igual que el canciller Nin Novoa. "Si la presentamos es porque la necesitamos", aseguró el ministro, y explicó que el cargo de embajador en Vietnam está vacante desde noviembre. Moreira, en tanto, explicó que "se trata de una embajadora política, no de carrera".

Eso contrasta con la política de la Cancillería encabezada por Nin Novoa, quien desde el primer día en el cargo anunció que apuntaría a "profesionalizar" el servicio exterior y se apoyaría en funcionarios de carrera.

Este jueves 19, en sesión extraordinaria, la comisión finalmente votó la venia, con los votos del Frente Amplio y el Partido Independiente. Los dos representantes del Partido Nacional votaron en contra.

Envuelta en la polémica

La carrera de Portell no está exenta de polémica y cuestionamientos. En 2008, cuando llevaba tres años en Cancillería, el entonces ministro Gonzalo Fernández (Partido Socialista) dispuso su destitución, tras una serie de denuncias que la vinculaban con negocios de venta de casas prefabricadas a Venezuela y con la contratación irregular de jóvenes para trabajar en un stand en la Expo Zaragoza.
Del riñón de Mujica, fue designada en 2010 como embajadora de China, sustituyendo al entonces canciller Luis Almagro.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.