13 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
31 de enero 2023 - 5:00hs

China e India son los dos países más poblados del planeta, con alrededor de 1.400 millones de habitantes cada uno. Por primera vez en 60 años, la tasa de natalidad china bajó. De acuerdo al Banco Mundial, los nacimientos por cada mujer eran de 7,31 hijos en 1960 y en la actualidad descendió hasta llegar a 1,28.

En la India, en 1963, por cada mujer nacían 5,97 hijos, mientras que en la actualidad el descenso lleva a que por cada mujer nazcan, en promedio, 2,05 hijos.

Si bien la tendencia en ambas naciones es decreciente, dado que China tiene una tasa de natalidad más baja que la de India, los expertos en demografía anuncian que a este ritmo la población de la India será mayor que la de China a partir de abril de 2023.

Más noticias

Ambos países, desde hace más de 70 años, son alrededor de un tercio de la población mundial.

Es probable que, con esta tendencia, China comience a reducir su población en 2024. En 2022, los nacimientos registrados en el gigante asiático fueron de 10,6 millones, apenas algo más que el número de decesos. Es decir que, mientras India tendrá un crecimiento poblacional relativamente bajo, China tendrá un decrecimiento poblacional bajo.

China, con sus planes quinquenales y sus políticas de disminución de la población, llegó a esta situación. De acuerdo al Banco Mundial, a partir de las medidas para que las familias no tengan más de un hijo –o tengan que pagar impuestos altos por el segundo–, redujo su tasa de crecimiento demográfico a la mitad en una década. En 1973 era del 2% y en 1983 bajó drásticamente al 1,1%.

Si bien esas políticas restrictivas fueron muy criticadas en el mundo, la realidad es que para Beijing resultaron un logro importante. De una población eminentemente rural pudo pasar a construir cientos y cientos de ciudades planificadas al lado de industrias donde los hasta entonces campesinos se volvían obreros urbanos y empujaron el crecimiento del PBI y también a que las empresas con tecnologías de punta pudieran capacitar a campesinos como trabajadores urbanos en áreas de la economía del siglo XXI.

Por el lado de India, durante la segunda mitad del siglo XX, desde su independencia del Reino Unido en 1947, sumó 1.000 millones de personas. La situación de pobreza de buena parte de sus habitantes resultó un impulso al aumento de la población.

India tiene una gran densidad poblacional urbana y registra un crecimiento del PIB con tasas positivas que van entre el 5% y el 8% en lo que va del siglo XXI, salvo 2021, que por las restricciones de la pandemia disminuyó 6.6%.

En ese contexto, las tasas de mortalidad cayeron en India, al tiempo que crecieron tanto la esperanza de vida como los ingresos por habitante, en promedio.

En las ciudades de India mejoró la potabilización del agua y el alcantarillado, un factor que apremiaba a la salud pública. "Sin embargo, la tasa de natalidad se mantuvo alta", dijo Tim Dyson, demógrafo de la London School of Economics, a la BBC.

Cuando China comenzó con las políticas de planificación familiar a principios de los ’70, India estableció una política nacional de población en 1976 que incluyó esterilizaciones de millones de mujeres pobres. Eso, lejos de ser una política inteligente para frenar el aumento desmedido de habitantes, fue un atropello a los derechos humanos.

"La disminución de la natalidad habría sido más rápida para India si no hubiera ocurrido la emergencia y si los políticos hubieran sido más proactivos. También significó que todos los gobiernos posteriores actuaron con cautela en lo que respecta a la planificación familiar", afirmó Tim Dyson.

En Corea del Sur, Malasia, Taiwán y Tailandia también se pusieron en práctica programas de disminución de la población después que China e India y lograron niveles de natalidad más bajos, controlando la mortalidad infantil y materna.

La tasa de natalidad en India era de 5,95 hijos por mujer en 1960 y en 2020 fue de 2,08 hijos por mujer; mientras que en China, en 1960 era de 7,5 hijos por mujer y la disminución resultó mucho más pronunciada, llegando a 1,28 hijos por mujer en 2020.

Para tener más puntos de referencia, en Uruguay era de 2,83 en 1960 y en 2020 fue de 1,48 hijos por mujer; en la Argentina en 1960 era de 3,08 por mujer y en 2020 fue de 1,91. Se trata de datos brindados por cada país y cotejados por el Banco Mundial.

Volviendo a China e India, las políticas de restricción de nacimientos o de estímulos a tener un solo hijo –en China–, ayudaron a ir dejando de lado la idea del desastre demográfico que se predecía desde fines de los años ‘70 pese que en 2023 la población mundial llegó a 8.000 millones de habitantes.

A la disminución de la tasa de natalidad en los países que era explosiva, se suma la capacidad de producción de alimentos. En efecto, los cultivos, la producción ictícola y cárnea, así como la industria alimenticia, aumentaron de modo significativo en lo que va del siglo XXI gracias a tecnologías, logística y abastecimiento.

El gran desafío es que no sea a costa de la degradación aun mayor del ambiente, la deforestación y el uso de combustibles fósiles, tal como se planteó en la última reunión de la COP 27 (Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas) llevada a cabo en noviembre pasado en Sharm el Sheij, Egipto.

Según estudios demográficos a cargo del Instituto Internacional de Ciencias de la Población con sede en Bombay, tal como registra la BBC, una de cada cinco personas menores de 25 años en el mundo es de India y el 47% de los indios tienen menos de 25 años. Esto plantea el desafío de contar con suficientes recursos educativos y de crear suficientes puestos de trabajo para su población joven porque sólo el 40% de la población en edad laboral de la India trabaja o quiere trabajar, según el Centro para la Vigilancia de la Economía India (CMIE). En cuanto a la población femenina, sólo el 10% de las mujeres en edad laboral participaban en la fuerza laboral, según el CMIE. China, en cambio, con sus planes quinquenales y la planificación económica, cuenta con un 69% de mujeres que trabajan.

Temas:

India china población

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos