Cargando...

Nacional > Interna

En el FA piden autocrítica pero sin llegar al striptease

La izquierda pasa por una coyuntura en donde las diferencias quedan expuestas

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2017 a las 05:00

A pocos días de superar una discusión que mostró profundas diferencias internas y cuando se conoce que el diputado de Liga Federal Darío Pérez, no acompañará el impuesto a las pasividades militares más altas, en el Frente Amplio reconocen que se viven momentos críticos y que la unidad esta bajo la lupa. La mediatización de las discusiones y el hecho de fijar posturas inamovibles antes de empezar a discutir son los problemas que algunos dirigentes del oficialismo visualizan en la fuerza política.

El Frente Amplio vive una "etapa crítica de su trayectoria política". Las palabras, utilizadas en un documento de Asamblea Uruguay (AU) sorprendieron en el medio de la discusión sobre los cincuentones. El sector que lidera el ministro de Economía, Danilo Astori, llamó sin decirlo a hacer una autocrítica. Para el astorismo el problema es que "coexisten visiones claramente diferentes" acerca de la realidad y, según dice la declaración, al FA le "cuesta abordar materias fundamentales con actitud de estado y visión de futuro".

La última discusión sobre el proyecto jubilatorio para los cincuentones caló hondo en el oficialismo. Si bien se llegó a un acuerdo con el respaldo de todos los sectores, la posibilidad de que Astori renunciara sobrevolaba la bancada oficialista. La vicepresidenta e integrante del MPP, Lucía Topolansky, dijo que comparte el "rezongo" de Asamblea Uruguay y mandó un mensaje a los sectores más pequeños. "Los votos tienen que ser tenidos en cuenta para el peso de las opiniones. La metodología no puede ser de entrada 'yo no voto, antes de discutir'", dijo a Océano FM.

Topolansky agregó que el FA siempre cultivó la unidad y la disciplina partidaria. "Eso se respetó durante los dos primeros gobiernos del Frente Amplio con mucha fuerza. En este gobierno hay cambios", dijo aunque no quiso nombrar a ningún sector en particular.

Si bien la vicepresidenta comparte el análisis que hace Asamblea Uruguay criticó la forma utilizada. "Yo no hubiera hecho una declaración pública", dijo y cuestionó el "striptease" de la política que, según ella, no tiene nada que ver con la transparencia. El tema de llevar las discusiones a lo público es para el oficialismo uno de los principales motivos de la crisis que vive la fuerza política. "Es necesario dar las discusiones dentro de los ámbitos que corresponden y que hacen a lo que es el compañerismo", criticó el diputado de la Lista 711, Felipe Carballo.

La 711, sector que encabeza el exvicepresidente Raúl Sendic, tuvo un año particularmente complicado (ver página 2). La renuncia de Sendic, fue el último episodio de una larga novela de acusaciones cruzadas y presiones internas. Y eso lo saben más que nadie los integrantes de su sector. Carballo reconoció una "crisis importante" en su grupo y pidió "recuperar algunos valores" que hace tiempo "no están arriba de la mesa". "Puede haber diferencias pero las discusiones hay que darlas en los ámbitos correspondientes", reiteró.

A pesar de la visión crítica de varios sectores, el senador y secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, se paró en la vereda de enfrente y cuestionó a los sectores que "recién ahora" se dan cuenta de que el Frente Amplio es "unidad en la diversidad". "No hay que temer a las diferencias. Hay que temer a no tener espacios de tiempo para dar el debate entre compañeros", dijo Castillo a El Observador.

De todas formas, Castillo reconoció que existen diferentes "visiones de futuro" en el Frente Amplio pero opinó que es "inevitable" por la cantidad de grupos. Castillo aseguró que al PCU le preocupa "muchísimo" que no se respeten los organismos de discusión partidaria.

En una postura similar se posicionó el presidente de la fuerza política, Javier Miranda, y descartó que el oficialismo atraviese una crisis. De todas formas, entiende que hay dos puntos que son necesarios cambiar para mejorar la discusión. Por un lado, al igual que Topolansky, criticó la "tendencia" de ir "con mi posición y punto". "Hay que ir a conversar, con una posición, con argumentos pero a conversar", dijo Miranda a El Observador.

Por otro lado, reclamó que las discusiones se den en los órganos correspondientes. "A mí me gustaría que algún tipo de estas discusiones fueran menos en los medios y más en la orgánica, no por un tema de secretismo sino por tema de los espacios", explicó. De todas formas, Miranda reconoció que el FA pasa por un "proceso político importante" relacionado con el cambio generacional y el desgaste de 13 años de gobierno.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...