Agro > LECHERÍA

En los tambos aumentan los ingresos por venta de carne

Del habitual 15% se pasa a un 20%, estimó Ricardo De Izaguirre, presidente del Instituto Nacional de la Leche 

Tiempo de lectura: -'

19 de diciembre de 2019 a las 21:35

El aporte de los ingresos que el tambero obtiene por la venta de vacunos a la industria –para producción de carne– está avanzando del 15% tradicional a un 20%, con el resto correspondiente al ingreso principal, que es la venta de leche, informó a El Observador el presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale).

En el acto de clausura de actividades de 2019, en la casona del instituto en el Prado, explicó que los buenos precios que hay por las carnes vacunas estimula al tambero a mirar con buenos ojos esa alternativa comercial, al punto tal que en muchos casos en la primera inseminación sí se usa buena genética Holando, pero ya en una segunda instancia se está utilizando para repasar genética carnicera, por ejemplo de toros Angus, de modo que la cría de machos y aún la de hembras que no garanticen el mejor desempeño lechero tengan el mejor retorno posible al colocar esos animales en los frigoríficos.

Reconoció que el tambero, por supuesto, quisiera que el negocio lechero brinde un nivel de rentabilidad ideal, como para que no hubiera que pensar tanto en esa alternativa que coyunturalmente es muy seductora “y que para nosotros, los tamberos, está siendo muy útil, es la verdad, porque la carne vale mucho”.

 

 

Se producirá más en 2020 

En otro orden, consultado sobre cómo puede ser el año 2020 para la lechería nacional, puntualizó que como siempre incidirán mucho dos factores que el productor de leche no maneja: el clima y los mercados.

Respecto al comercio internacional, “está estable y no visualizamos cambios bruscos, no esperamos mercados que se caigan, al contrario, las necesidades de lácteos crecen, la demanda global aumenta un 2% a 2,5% anual, con algunos proveedores topeados como Nueva Zelanda más que nada por razones ambientales, Australia con una sequía enorme y Argentina con otro tipo de dificultades, con un Uruguay que tiene su espacio para crecer”.

Eso hace pensar en que la producción en 2020 pueda revertir la caída que se aguarda para 2019, de un 3% al 5% con relación a la producción que hubo en 2018.

“Confiamos en que eso puede pasar si no hay nada extraño”, adelantó.

 

 

Los números ideales

“Lo que nos preocupa es que hace cuatro años que más o menos estamos estancados y hay que salir de eso”, reflexionó, señalando a la vez que será clave que se den las condiciones para que el tambero estabilice sus ingresos por el litro de leche en 33 a 35 centavos y que los costos bajen a unos 25 a 27 centavos, “los números que todos queremos”.

Expresó que “con ese margen, que no es fácil obviamente, de la mano de buenas políticas de tierras y financiamiento con herramientas como las que ya hay, creo que se puede mejor la lechería”.

En estos años de gestión como presidente del Inale, uno de los principales interrogantes que hubo que atender, dijo De Izaguirre, guardó relación con el nivel de competitividad de la lechería nacional en el contexto internacional, donde los competidores han experimentado una disminución de sus costos de producción, los que acá han permanecido no solo estancados, sino que en muchos momentos por encima del nivel de los precios obtenidos por el tambero, con lo que ello implica. “Eso generó que tengamos un endeudamiento importante, que ha podido bajar algo últimamente, pero que sigue siendo alto”, reflexionó.

En ese marco, el presidente del instituto destacó aportes muy valiosos de diferentes instituciones con aportes de los sectores privado y público para investigar, sumar conocimiento y aumentar la calidad productiva para respaldar a un sector que exporta la enorme mayoría de lo que genera, “un sector que es muy viable para producir y exportar”.

 

 

Dolores de crecimiento
En febrero, poco antes del inicio de la gestión del nuevo gobierno que encabezará Luis Lacalle Pou, el Instituto Nacional de la Leche (Inale) organizará una actividad para “presentar nuestra rendición de cuentas”, anunció Ricardo De Izaguirre. El presidente del instituto destacó a El Observador que los técnicos del Inale tienen adelantado un estudio “extenso y detallado” de todo lo que se ha realizado en estos años. Ese material, además de ser útil para “rendir cuentas”, será un insumo para quienes lleguen a manejar el instituto, comentó quien ha presidido al Inale en los últimos siete ejercicios, en un organismo creado hace 11 años. “Fue un desafío grande cuando el ministro Tabaré Aguerre nos ofreció esto, cuando uno ya estaba solo como tambero”, recordó. Los dolores que hemos tenido, por suerte, han sido de crecimiento. Este es un instituto que en pocos años logró mucho, pero que tiene mucho más para hacer y para brindar, hay áreas que recién comienzan a desarrollarse”. Concluyó que con los recursos humanos y económicos disponibles, derivado ello de rentas generales, “hicimos siempre todo lo que se pudo y con la mejor de las intenciones”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...