Cargando...
Los desaparecidos habían viajado en barca al lago Jaburu y debían volver a la ciudad de Atalaia do Norte la mañana del domingo. (Archivo)

Mundo > Quinto día de búsqueda

Encontraron sangre en la barca del sospechoso por las desapariciones en la Amazonía

La policía halló rastros de sangre en la embarcación del hombre que fue detenido tras la desaparición, hace cuatro días, del periodista británico Dom Phillips y el indigenista Bruno Pereira. Mientras tanto, la ONU exigió a Brasil mayores esfuerzos para encontrarlos

Tiempo de lectura: -'

10 de junio de 2022 a las 15:13

“Se encontraron rastros de sangre en la embarcación de Amarildo da Costa de Oliveira, de 41 años, conocido como 'Pelado', detenido el martes en calidad de "sospechoso", informó la Policía Federal (PF) de Brasil, mientras prosiguen las búsquedas. 

"El material recolectado está camino a Manaos (capital de Amazonas) a bordo de un helicóptero Black Hawk, para ser sometido a una pericia", añadió la PF en un comunicado, junto a imágenes de investigadores tomando fotos de lo que parece ser una pequeña mancha de sangre sobre una lona azul, dentro de una lancha a motor con la pintura descascada.

El colaborador del diario británico The Guardian Dom Phillips, de 57 años, y el experto indigenista Bruno Pereira, de 41 años, viajaban juntos por la región del Valle de Javarí, extremo oeste del estado de Amazonas, donde realizaban entrevistas para un libro sobre conservación ambiental.

Habían viajado en barca al lago Jaburu y debían volver a la ciudad de Atalaia do Norte la mañana del domingo. La última vez que se les vio fue en Sao Gabriel, no muy lejos de su destino.

Testigos dijeron haber visto a Amarildo Oliveira pasar en una lancha a gran velocidad en la misma dirección que Phillips y Pereira, después que fueron vistos por última vez. La policía afirma que el hombre fue arrestado porque portaba municiones de calibre no permitido y droga.

Pereira, experto de la agencia gubernamental de asuntos indígenas de Brasil (Funai), ya había sido amenazado por grupos criminales que actúan en la región. 

Desde hace un tiempo, estaba cursando una licencia temporal de su cargo y trabajaba en proyectos junto a la Unión de los Pueblos Indígenas del Valle de Javarí (Univaja) para mejorar la vigilancia en las aldeas. 

Ubicada en la frontera con Perú y Colombia, la región abriga una tierra indígena protegida de 8,5 millones de hectáreas, y sufre con la presencia de narcotraficantes, pescadores, madereros y mineros ilegales que van en busca de sus recursos naturales. 

Reclamo internacional

Luego de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijera que "reza a Dios para que sean encontrados vivos", aunque "cada día que pasa esas chances disminuyen" y volvió a calificar de "aventura" la expedición que realizaban Phillips y Pereira, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh) llamó a las autoridades de Brasil a redoblar sus esfuerzos para encontrar a los desaparecidos.

"Instamos a las autoridades brasileñas a que redoblen sus esfuerzos para encontrar a Phillips y Pereira (...) ante los riesgos reales a sus derechos a la vida y a la seguridad", señala el comunicado.

El organismo expresó su preocupación por la falta de información sobre el paradero y el bienestar de los desaparecidos, e indicó que sigue de cerca el desarrollo de la situación.

La Acnudh, además, está preocupada por los constantes ataques contra los defensores de derechos humanos, ambientalistas y periodistas en Brasil.

"Las autoridades son responsables de protegerlos y garantizar que puedan ejercer sus derechos, incluido el de la libertad de expresión y asociación", indica la nota.

Asimismo, llamó a proteger los derechos de los pueblos indígenas del país. Las autoridades, señala el comunicado, deben "adoptar medidas adecuadas para garantizar sus derechos a la tierra, los territorios y los medios de vida tradicionales, protegiéndolos de todas las formas de violencia y discriminación tanto por parte de actores estatales como no estatales".

Philips, colaborador del diario británico The Guardian, y Pereira, trabajador de la Fundación Nacional del Indio (Funai), desaparecieron el 5 de junio en la región del Valle del Javari, adonde llegaron para realizar un reportaje sobre las amenazas a las que se enfrentan los pueblos indígenas no contactados.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...