Cargando...

Economía y Empresas > PROHIBICIÓN DEL DEPORTE

Entre la vuelta al aire libre y la suspensión de clases: los gimnasios ante el cierre de los locales

Son más de 30 mil trabajadores los afectados por la decisión del gobierno de restringir las actividades en espacios cerrados por el covid-19   

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2020 a las 05:02

De las barras, los conos, los cajones y las pesas de los interiores a las corridas por los parques, las mancuernas en el pasto y la música al aire libre. La suspensión de las actividades deportivas en espacios cerrados que dispuso el gobierno este martes ante el avance de casos de coronavirus obligó a los gimnasios y a clubes deportivos a una rápida reconversión. Así, los ejercicios físicos se trasladaron de puertas para adentro hacia la rambla, las plazas, los parques, los estacionamientos, las ciclovías o los patios de los locales.

Tras el anuncio del presidente Luis Lacalle Pou de este martes, los clubes deportivos también reacomodaron sus actividades para no volver a cerrar, como debieron hacer durante los primeros meses de la emergencia sanitaria.

 El club Biguá, Banco República, el Club Malvín, el Club Juventus, el Club Bohemios, el Club de Golf y el Carrasco Lawn Tennis comunicaron que continuarán con las actividades al aire libre y cancelaron los trabajos en gimnasios y piscinas.

A la dueña de Infit Gym –un gimnasio de Buceo–, Anahí Arvelo, le empezaron a llegar mensajes en la noche del martes con los anuncios del presidente Lacalle Pou y decidió ir hasta el local para hablar con los empleados. Su lugar tiene una ventaja: tiene un patio amplio donde sí se podía hacer ejercicio.

Este miércoles de mañana los empleados sacaron las pesas, los discos, las mancuernas y las barras para afuera y formaron una improvisada sala de musculación, que tenía la limitante de no contar con todos las máquinas del gimnasio. Arvelo ofreció su patio a otros gimnasios de la zona para compartir el espacio y alguna de sus colegas se contactó con ella.

En Infit Gym trabajan tres preparadores físicos y, con esta medida provisoria, Arvelo evita que tengan que cobrar subsidio por desempleo. “Cuando podés sostener al personal, estás ayudando al gobierno porque evitás mandarlos al seguro de paro, que no es una solución para nadie”, comentó la empresaria a El Observador.

En la emergencia sanitaria, Infit Gym estuvo cerrado durante dos meses y medio, y los tres profesores de la firma estuvieron en seguro de paro. Para Arvelo, ahora es clave no cerrar. “No me quedé con el enojo de tener que cerrar si no fui hacia el lado de lo que puedo hacer con lo que tengo”, sostuvo.

Reclamos

Pese a la rápida reacción de algunos de los negocios para buscar la forma de seguir con las actividades físicas, el anuncio del presidente no fue bien recibido. Este miércoles hubo una manifestación espontánea de docentes y preparadores físicos de gimnasios desde el Palacio Legislativo a la Torre Ejecutiva para protestar ante el gobierno por la suspensión de este deporte, establecida hasta el próximo 18 de diciembre.

Ante el aumento de casos, el gobierno decidió cancelar las actividades en todos los gimnasios y los departes en espacios cerrados (como el básquetbol y el fútbol sala), entre otras medidas. El ministro de Salud Púbica, Daniel Salinas, explicó a El Observador que los lugares en los que se cerraron actividades, se decidieron en función de la cantidad de brotes de casos de covid-19 y de los riesgos que ya están definidos a nivel internacional.

La vicepresidenta de la Cámara Uruguaya de Gimnasios y Afines (CUGA), Lourdes Raplín, dijo a El Observador que la decisión del gobierno la tomaron con “sorpresa”, que se enteraron por la conferencia de prensa que dio el gobierno y que esperaban tener la comunicación antes. Raplín informó que son 30 mil los trabajadores que están involucrados de forma directa.

Sin embargo, la mayor parte de ellos no pueden acceder nuevamente al seguro de paro porque, al haber recibido el subsidio en los primeros meses de la pandemia, ya llegaron al límite de días a los que tenían derecho. “Queremos mensajes claros del gobierno, que nos den directivas claras”, reclamó. 

La CUGA agrupa a 500 gimnasios pero, según explicó Raplín, no todos pueden organizar actividades al aire libre. Los que están ubicados en zonas pobladas, como el Centro y Cordón, tienen mayores dificultades para continuar abiertos y decidieron cerrar. La situación es distinta a los locales que tienen un plazo u otro espacio verde cerca.

En los gimnasios “no hay posibilidades de contagios, de brotes, de focos. No hay posibilidades”, dijo Raplín. Según comentó, solo hubo un caso positivo en un local “pirata” en el interior del país, que se trababa de una persona que no se contagió dentro del lugar.

Esperable

El Instituto Gimnasio Forma tiene cuatro sucursales en Montevideo, en el Nuevo Centro, Centro, Cordón y Punta Gorda. Sin embargo, por la decisión del gobierno, solo puede continuar las actividades en el estacionamiento del shopping, porque es el único lugar al aire libre que tiene para hacer ejercicios funcionales y dar algunas clases de gimnasia.

La idea que maneja la dueña, Andrea Martínez, es hacer salidas al aire libre para los socios de las otras sucursales, pero es algo que está evaluando porque hay otros factores que tiene que analizar, como la seguridad y el calor en estos primeros días de diciembre. Para quienes van a Punta Gorda, hacer ejercicios en el Molino de Pérez es una opción.

Martínez comentó a El Observador que esta decisión del gobierno era algo que esperaba: “Sabíamos que se podían venir las medidas para lugares cerrados, pero no lo esperábamos ayer”.

Entre las cuatro sucursales suma entre 10 y 15 trabajadores y volverá a recurrir al subsidio por desempleo. Ella, que es profesora, continuará con las clases funcionales y postergará los vencimientos de los socios del gimnasio. 

El gimnasio You Fitness Area comenzó este martes con los entrenamientos al aire libre en Punta Carretas y este jueves sumará los trabajos en el estacionamiento de Montevideo Shopping; también sumó los ejercicios por streaming para que los socios puedan seguir desde sus casas. El gimnasio Avenida Crossfitt llevó hasta el Parque Batlle sus mancuernas, pesas, alfombras y conos y allí sus socios hicieron ejercicios este miércoles.

Leonardo Alanís, del gimnasio O2 de Las Piedras, tomó un camino distinto. Si bien tiene un espacio abierto afuera y podría tener el local abierto, prefirió cerrarlo durante una semana para ver el avance de los casos de la enfermedad en el país. “No quiero dar un paso más y retroceder”, explicó a El Observador.

Para el personal trainer, el cierre de los gimnasios fue un shock, aunque admitió que era una medida que se esperaba: la “veía venir” porque los locales son lugares cerrados en los que se “concentra mucha gente”.

Este gimnasio de Las Piedras estuvo cerrado por la pandemia desde mediados de marzo hasta mediados de mayo, lo que para Alanís implicó dejar de tener ingresos. Para la reapertura, tuvo que hacer una inversión en productos sanitarios y, por ejemplo, tiene un gasto de $ 3 mil semanales para comprar alcohol líquido.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...