Agro > AGRICULTURA

Es posible un fuerte ajuste en pérdidas que causan las enfermedades en la soja

Jornada técnica de Syngenta con charlas y el lanzamiento de un nuevo fungicida  

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2019 a las 18:00

Por Juan Samuelle, enviado a Colonia

Las pérdidas por enfermedades que afectan a los cultivos de soja puede reducirse de un 5% a un 33% de la mano de un manejo adecuado, en lo que es clave la aplicación de un fungicida adecuado y en el momento correcto, informó la fitopatóloga Margarita Sillón (Universidad Nacional del Litoral, en Argentina), en el marco de la jornada “Enfermedades en soja”, organizada por Syngenta junto con Grupo Macció, instancia en la que hubo disertaciones sobre diversos ejes temáticos y se presentó Miravis Duo, un nuevo fungicida para utilizar en las chacras con esa oleaginosa. 

Las exposiciones comenzaron con las presentaciones de José Luis Inciarte (gerente de ventas y marketing de Syngenta Uruguay) y Mauricio Morabito (gerente de portafolio de protección de cultivos de Syngenta LAS), en una actividad que se realizó “a sala llena”, en el Sheraton Colonia, el martes 3 de diciembre.

 

 

Clave: maximizar los márgenes

Posteriormente, el fitopatólogo Carlos Pérez (Facultad de Agronomía), explicó que en su charla puso el foco en enfatizar la trascendencia del manejo agronómico de las enfermedades, basado en lo que es la epidemiología de las enfermedades, es decir conocer mejor cómo se desarrollan y qué factores hacen que se desarrollen con menor o mayor tasa, para de ese modo “poder definir e identificar mejor los escenarios más probables cuando estamos manejando cultivos, si es un escenario de alta respuesta a los fungicidas o un escenario de baja respuesta, cuándo sería el momento para poder intervenir con el fungicida y los riesgos que tiene adelantarse o atrasarse a ese momento”.

Cada una de las decisiones, reflexionó, terminan siendo muy relevantes e inciden notoriamente para alcanzar un resultado adecuado a las aspiraciones de los agricultores: “El énfasis (en su charla) estuvo en la importancia que tiene el maximizar los márgenes y dijimos que para eso es necesario, entre otras decisiones, sacarle el mejor provecho posible a la inversión, al producto y en ese sentido la mejor ubicación del producto en la epidemia es lo que nos acerca al mayor retorno que podamos tener de él”.

 

 

La sociedad también exige

Julio Muriel, gerente de investigación en fungicidas de Syngenta LAS, sobre su participación, expresó: “El mensaje que trasmití es que Syngenta es una empresa de innovación y hoy vinimos a traer un innovación más, un nuevo producto que llevó mucha inversión en muchos años y que viene a colaborar en la forma de producir para lograr aumentar los techos de rendimiento que el productor uruguayo hoy tiene”.

Aludiendo al nuevo producto Miravis Duo, indicó que “es una herramienta más que estamos aportándole al mercado”, fruto de una inversión en investigación y desarrollo de tal magnitud que muy pocas empresas en el mundo, apenas cuatro, están capacitadas para afrontar.

“Atrás de esto hay muchos años de estudios, de conocimiento aplicado, de análisis de toxicología, de impactos en el medio ambiente, se trabaja arduo para proponer un producto inocuo, de excelente perfil ambiental, pero a la vez excelente para subsanar enfermedades que hay en los cultivos de soja”.

Admitió que empresas como Syngente y por ende sus profesionales están cada vez más demandados: “Por un lado estamos muy exigidos por los productores para tener herramientas mejores, pero también estamos cada vez más exigidos por la sociedad que pide productos más amigables con el medio ambiente y con satisfacción podemos decir que estamos trabajando bien, generando las respuestas adecuadas”.

 

 

Un especialista en manchas

Otro de los expositores en esta jornada fue Nicolás Faggi, responsable de investigación y desarrollo de Syngenta Uruguay. “Tenemos un nuevo producto, Miravis Duo, dirigido al control de enfermedades en el cultivo de soja, un especialista en manchas. No solamente permitirá controlar de la mejor manera las manchas foliares, también permitirá mejorar la calidad del grano y de la semilla para las etapas finales, previas a la trilla del cultivo”, comentó.

Añadió que este nuevo producto, como sucede con todos los que llegan a integrar el portafolio que Syngenta pone al servicio de los agricultores, “se ha probado durante mucho tiempo y no solo en Uruguay, con excelentes respuestas, confirmando que tenemos un producto distinto, muy interesante, muy eficiente y ahora lo que esperamos es que los productores lo incorporen en sus manejos”.

 

 

El valor de los fungicidas

Sillón, como se adelantó en este informe, a propósito de su conferencia sobre reducción de pérdidas generadas por enfermeddes en soja, entre otras consideraciones señaló que “el monocultivo asociado a la siembra directa genera año tras año más rastrojo y muchos de los hongos que afectan a la soja, los principales, son todos sobrevivientes en el rastrojo. Eso hace que las enfermedades no solo estén instaladas, sino que se vayan incrementando año tras año, lo que hace que sea importante un control con fungicidas, sobre todo en estados tempranos, para proteger al cultivo y disminuir pérdidas que se dan más que nada por defoliación y necrosis”.

Al respecto, señaló que las reducciones que se pueden lograr en las pérdidas por esos factores pueden oscilar del 5% al 33%, “dependiendo de la historia y de la variedad de cada chacra”.

 

 

Una obligación

“Los márgenes económicos para el agricultor argentino están muy justos, son pequeños, estamos obligados más que nunca a ser muy eficientes”, afirmó Ariel Bertossi, productor en chacras ubicadas en Santa Fe, quien estuvo a cargo de la exposición final en la jornada que realizó Syngenta.

Manifestó, tras destacar el valor que para él tenía la invitación que le hizo Syngenta para exponer ante sus colegas y profesionales de Uruguay, que “mi visión es que la eficiencia que uno debe lograr no pasa tanto por más superficie, no tanta superficie, sino una superficie más selectiva y con alta tecnología”. 

“Mi propósito fue compartir experiencias, comentar lo que hago, lo que he visto en la producción de soja, que (en la última campaña) fue muy positiva tanto en rendimiento como en calidad”.

Sobre Miravis Duo, dijo que “es una aplicación que da sanidad, que da persistencia desde mi experiencia y que incide tanto en el rendimiento como en la calidad del grano y en la semilla”, expresó, instando a realizar una aplicación correcta del producto, algo que es imprescindible.

Finalmente, sobre cómo ve a la agricultura uruguaya, mencionó que está al tanto tras varias charlas con colegas productores y por lo que vio al recorrer la ruta 21: “Estoy gratamente sorprendido, vi muy buena maquinaria, muy buena tecnología, también estuvo hace unos meses en el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y también allí vi un muy buen nivel de conocimiento, así que tengo la mejor visión sobre cómo se produce en Uruguay”.

 

 

Miravis Duo
Combina la acción de la nueva molécula Adepidyn, del grupo químico de las carboxamidas, con difenoconazole, del grupo químico de los triazoles. La mezcla de ambos principios activos determina una acción combinada, bloqueando el proceso respiratorio y la síntesis del ergosterol de los hongos. Brinda una residualidad que supera los 40 días, un alto control de enfermedades, de rápida penetración en la hoja, resistente a las lluvias y con performance consistente en el control de manchas foliares y manchas en tallos y vainas.

 

 

Un desarrollo que reporta “controles superiores”

José Luis Inciarte destacó que el lanzamiento de un producto con base en una nueva molécula “es el fin de un largo ciclo de trabajos de investigación y desarrollo”. En ese período “se hizo mucha investigación en química, en el descubrimiento de la molécula e investigación agronómica para ver en qué cultivos tiene mejor desempeño y en qué enfermedades. También hubo evaluaciones sobre impacto ambiental y toxicológico”. indicó que “lanzar un producto luego de todas estas evaluaciones es una satisfacción para la empresa”. La actividad estuvo dirigida a productores agrícolas, técnicos referentes del sector y empresas semilleristas “y hubo muy buena participación de todos ellos. Lanzamos al mercado un excelente fungicida para el control de enfermedades en soja, que luego de cinco años de evaluaciones en Uruguay nos viene reportando controles superiores que se traducen en rendimientos superiores y en una mejor calidad de grano y semilla”.

Añadió que Miravis Duo ya está disponible y siendo comercializado por Grupo Macció y su red de distribuidores y que sus técnicos están a las órdenes para responder cualquier consulta sobre el producto.

Finalmente, sobre sus perspectivas para el negocio agrícola en el país, comentó que “venimos de una zafra anterior de cultivos de verano excelente y de una zafra de cultivos de invierno que ha sido buena, con la excepción de los casos afectados por el fusarium. Ahora, esta nueva zafra de verano da nuevas esperanzas. Hay expectativas por el cambio de gobierno aquí en Uruguay, pero también en Argentina”.

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...