Nacional > Fake news

Exeditora de Ecos dijo que asesor de Sartori la presionó para difamar a "otros precandidatos"

Madgalena Herrera afirmó que hubo múltiples órdenes de difundir noticias falsas, pero que siempre se opuso a publicarlas

Tiempo de lectura: -'

06 de julio de 2019 a las 05:01

Magdalena Herrera, quien fue desde 2016 hasta esta semana la editora y redactora responsable del portal Ecos, medio de comunicación que pertenece al exprecandidato blanco Juan Sartori, recibió presiones de parte del comando del empresario para publicar material “difamatorio” contra otros políticos durante la campaña electoral, pero siempre se negó a ello, según dijo en entrevista con El Observador

“Yo les dije que se lo publicaba con muchísimo gusto, pero como columna de opinión y firmada. Pero ellos querían que lo publicara como información periodística”, denunció la periodista, que se enteró que había sido despedida a través de un comunicado de prensa difundido el jueves a la noche.

Dos días antes la había llamado Óscar Costa, el director político y estratégico de la campaña del empresario devenido en político para comunicarle que de ahora en más Ecos iba a ser un “órgano oficial” al servicio de Sartori, algo que luego fue desmentido en otro comunicado, emitido por las nuevas autoridades de Ecos.

“Desde ahora Ecos va a cambiar, se va a transformar en un brazo político de Juan Sartori”, le anunció Costa. Este viernes, de hecho, fueron a la redacción Enrique Lista y Martín Silva Quijano, dos asesores que trabajaron para el político en el área digital, y les dijeron a los seis periodistas que todavía trabajan en Ecos –y que analizan qué hacer ante el cambio abrupto de las condiciones de trabajo– que “Sartori sentía que el medio no lo había respaldado en los supuestos ataques” que recibió de parte de sus contrincantes nacionalistas.   

El empresario, que tras las elecciones internas del domingo lidera la segunda fuerza política del Partido Nacional –obtuvo el 20,69% de los votos, tres puntos más que Jorge Larrañaga–, había contratado a mediados de 2018 al venezolano Juan José Rendón, conocido mundialmente como el “rey de la propaganda negra” por su extendida  experiencia en el armado de campañas sucias.

Rendón lideró un equipo de comunicación junto con otros asesores extranjeros, como el panameño Avidel Villareal, especializado en producción audiovisual, tal como informó El Observador el 16 de mayo, y como admitió el propio Sartori en entrevista con el semanario Búsqueda dos semanas antes de las elecciones. 

Con la contratación de esos asesores, Sartori se volvió el principal sospechoso de la difusión de noticias falsas a través de sitios de Facebook administrados desde México, mensajes enviados por WhatsApp y llamadas de supuestos encuestadores que apuntaban principalmente contra el hoy candidato Lacalle Pou, pero nunca contra él.

Esa campaña sucia llevó a que el Directorio del Partido Nacional formalizara el 20 de junio una denuncia penal en la Fiscalía General de la Nación para que se investigaran esos hechos, a la cual Sartori también decidió sumarse como denunciante, pese a que la lista de supuestos delitos que presentó su comando incluía opiniones vertidas por otros precandidatos o por analistas políticos.

Según Herrera, la proliferación de "contenidos difamatarios" también se procuró ejecutar desde el portal Ecos, tal como admitió a El Observador.

Cuando Óscar Costa le comunicó cuál era el plan que tenía Juan Sartori para el portal, ¿él asumió que usted iba a renunciar?

Claro. Yo me había negado a publicar ciertas notas, por lo que él ya sabía que yo no iba a formar parte. Por eso dio por descontado y me dijo: “Ya cuento con tu renuncia”

¿Y qué planeaba hacer con el resto de los periodistas?

Me dijo que los que no estuvieran de acuerdo, renunciaran. Yo le dije que no, que eso era un despido, en mi caso y en el de ellos. Y empezamos a discutir, y entonces me dijo que hable con el resto de los periodistas para transmitirles los nuevos lineamientos.

¿A qué clase de presiones se había tenido que enfrentar hasta el momento?

Tener que publicar material de opinión que descalificaba a otros precandidatos. Y yo les dije que se lo publicaba con muchísimo gusto, pero como columna de opinión y firmada. Pero ellos querían que lo publicara como información periodística.

¿Sin firma?

Sin firma, pero ni siquiera como opinión, sino como una nota más.

Y más allá de que el contenido lo querían presentar como una conclusión periodística, ¿era una información que no tenía sustento de ningún tipo?

Era difamatorio.

¿Quién pedía que se publicara eso?

Óscar Costa.

¿Y qué le respondía él cuando usted se negaba?

Las primeras veces logré que se publicara como opinión. Y ya las últimas veces noté que caía mal. Me empezaba a responder de mala manera: “Bueno, no publiques nada”.

¿Cuándo fue la última vez que se negó a publicar material de este tipo?

Una semana antes de las elecciones internas.

¿El contenido era elaborado por Costa?

No creo, por como estaban escritos.

¿Se llegó a difundir en otros sitios ese material?

No.

¿Y cuántas veces intentó que publicara la información?

En el último mes, varias. Muchas.

¿Más de 10?

Sí.

¿Costa estaba convencido de que lo que quería publicar era falso?

No sé. El tema era que yo era la redactora responsable del portal y me podían hacer un juicio a mí por publicar contenidos difamatorios contra otras personas, lo que intenté explicarle a Costa. Y frené todo.

¿Esos contenidos eran contra Lacalle Pou?

Prefiero no contestar.

¿Usted solo se encargaba de la conducción del portal o colaboraba en otras tareas de comunicación del precandidato?

Solo era editora de Ecos. Tomé una línea, como ya lo he dicho, porque Sartori era el dueño. Entonces por ética me parecía que lo mejor para una campaña limpia desde Ecos, periodísticamente, era publicar a todos los precandidatos por igual. Quizás alguna gentileza más a Sartori por ser el dueño, pero no entramos en el barro. O sea, no publicaba a nadie que criticara a Sartori, pero tampoco a Sartori criticando a los demás.

Era un desafío estar en ese punto medio, ¿no?

Fue un cambio importante, sí. Pero sí publicamos varias noticias sobre las fake news, cosa que no gustó.

¿Cuáles son sus próximos pasos?

No voy a hacer nada todavía porque hoy tuvimos una reunión con los que van a suplantarme, Martín Silva y Enrique Lista, que trabajaban en el equipo de comunicación de Sartori y que vienen en nombre de Costa, con quien ya acordaron todos los lineamientos. Se reunieron conmigo y los seis periodistas. Lista va a ser el editor y Silva se iba a encargar de la parte multimedia, según dijeron.

¿Qué comunicaron?

Que ellos se iban a hacer cargo del portal, que Sartori sentía que el medio no lo había respaldado en los supuestos ataques, y que iban a cambiar la estrategia. Pero que las notas sobre él las iba a hacer Lista y que no iba a forzar a ningún periodista a hacer notas de Sartori.

Entonces, se supone que los periodistas van a trabajar con libertad.

No, no me dio esa impresión. También dijeron que Sartori quería cortar gastos, y que iban a revisar la planilla.

¿Tuvo contacto con Sartori?

Le mandé muchas cartas y nunca me las contestó. También lo llamé por celular y no me atendió.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...