Economía y Empresas > ENCUESTA AGOSTO

Expectativas de déficit fiscal para 2019 se alejan del objetivo oficial

Expertos elevan sus proyecciones de inflación y prevén pérdida de poder de compra este año

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2018 a las 05:01

Con un contexto externo menos favorable en el horizonte, los analistas locales de coyuntura corrigieron nuevamente sus proyecciones para los grandes números de la economía local. Si bien mantuvieron sin grandes cambios las cifras de crecimiento esperado de la actividad, algunos indicadores como el resultado fiscal, la inflación y el poder de compra de los hogares, se vieron afectados el nuevo contexto tanto externo como doméstico.   

La última Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador –realizada entre el 28 y el 31 de agosto– prevé que el déficit fiscal cierre el año en el equivalente a 3,9% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que implica cuatro décimas por encima del sondeo de julio.

Los expertos prevén que el deterioro de las cuentas públicas previsto para este año –en 2017 cerraron con un rojo de 3,5% del PIB– se mantenga de cara al año que viene. Si se cumple esta proyección, el gobierno cerraría su gestión con un déficit cuatro décimas superior al que inició su gestión –pese a haber procesado un ajuste fiscal– y 1,1 puntos porcentuales por encima de lo previsto en la Rendición de Cuentas en estudio en el Parlamento. 

Otro cambio significativo en las expectativas del último mes fue la inflación, en parte alentada por un dólar más alto previsto para todo el horizonte de proyección.
La mediana de los expertos pasó de prever un dólar a $ 31,7 para el cierre del año en el sondeo de julio, a $ 33 en la última encuesta. Para fines de 2019, la corrección fue desde $ 33,8 a $ 35. Una de las consecuencias del aumento más pronunciado del dólar está asociada a un mayor empuje de los precios al consumo.

Lea también: Astori a la oposición: "No se puede decir que no hacemos cosas"

La inflación proyectada para el cierre del año pasó de 7,9% a 8,4% en la última medición. El aumento de precios previsto para el próximo año pasó de  7,6% a 7,8%. Si bien el ajuste fue menor al de las expectativas para este año, se espera que la inflación se mantenga por fuera del rango meta trazado por las autoridades de entre 3% y 7%.

Lea también: El salario real registró en julio su peor caída interanual desde 2004

El aumento de las presiones inflacionarias y menores expectativas de aumento salarial, llevaron a los analistas por primera vez desde que se realiza el sondeo –setiembre de 2015– a anticipar una caída del salario real durante este año (-0,2%). De concretarse ese pronóstico,  sería la primera vez que los trabajadores perderían capacidad de consumo a lo largo del año desde  2013, el año en que la economía uruguaya salió de su última crisis.

Comentarios