Nacional > VEA EL VIDEO

Expertos cuestionan cualidades “terapéuticas” de yerba con cannabis

Carece de efectos psicoactivos o medicinales y falta información que sostenga los beneficios que se le atribuyen

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2018 a las 05:02

Hace más de un año, cuando la yerba Consentina llegó a las góndolas de los supermercados, la ilustración de una hoja de cannabis que la identificaba ocupaba casi toda la parte delantera del paquete. Las autoridades obligaron a retirar el producto, a hacer el trámite que le corresponde a las yerbas compuestas –que implica un estudio de sus componentes– y a cambiar su presentación. Ahora, con todos los permisos prontos, la yerba ya está a la venta en varias tiendas, pero en lugar de la hoja de cannabis lleva un mensaje en letra mayúscula que avisa: “yerba mate con agregado de cannabis de uso no psicoactivo (cáñamo)”.

Los beneficios de la yerba Consentina, dice el director técnico de la empresa BCBD Medicinal, Rodrigo Puente, no tienen que ver con la psicoactividad, sino con el cannabidiol (CBD), un compuesto que se suele usar para fabricar productos medicinales. Por cada kilo de yerba que uno compra –por alrededor de $ 220– obtiene 98% de yerba mate y 2% de cáñamo, que serían unos 20 gramos.

El complemento de yerba mate con cáñamo “no tiene los efectos secundarios de las yerbas más tradicionales”, dice Puente, y cita trastornos hepáticos y gástricos. También le atribuye un efecto relajante que, sostiene, contrarresta el efecto estimulante de la yerba. En la página web de Consentina se la vende como una yerba con “varias propiedades terapéuticas” y se destaca su sabor. Más abajo, se comentan los beneficios del CBD: “antiinflamatorio, anticonvulsivo, dolor, relajante muscular, neuroprotector y antioxidante, estimula el apetito”.

Sin embargo, el porcentaje de CBD trae cada paquete por esos 20 gramos de cáñamo que contiene es un misterio. Eso, según Puente, es la “fórmula de la Coca Cola”.

Sin porcentajes no hay certezas

Expertos consultados cuestionaron que la yerba pueda tener “propiedades terapéuticas” y explicaron a El Observador que, sin saber los porcentajes de CBD y la forma en que las sustancias llegarán al organismo del consumidor, es muy difícil prever un efecto.

Esto tiene que ver no solo con la concentración de CBD del cáñamo que se usa como materia prima sino también con las formas de consumo. “Tenés muchas variables: cómo toma el mate la gente, si lo toma fuerte, si lo usa por el día, si lo cambia cada tres horas o si lo da vuelta”, indica Julia Galzerano, especialista en cannabis medicinal y vicepresidenta de la Sociedad Uruguaya de Endocannabinología.

La experta cree que cuando se trata de enfermedades concretas, lo importante es saber en qué forma y qué dosis exacta se le está administrando la droga al paciente. “La yerba puede hacer bien, pero no la mandaría como terapéutica. Cuando me preguntan si pueden tomarla digo que si el paciente no tiene contraindicaciones, sí”.

De acuerdo al tipo de yerba, dice Galzerano, el consumo de mate puede generar algunos problemas gástricos que el cáñamo podría contrarrestar. “Es una de las primeras cosas que le sacamos a la gente, decimos que si tienen problemas gástricos no tomen mate”, agrega.

Sin embargo, el especialista Nelson Bracesco es crítico sobre la relación de causalidad entre la yerba sobre estos problemas. Bracesco es el encargado del Laboratorio de Radiobiología del Departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina de Udelar y ha centrado sus estudios sobre la yerba y también el cannabis. Según dice, no hay pruebas científicas de que la yerba genere daño hepático. “85% de población consume mate, si el mate produjera problemas hepáticos estamos todos amarillos”, dice, " el consumo de mate no genera trastornos ni problemas hepáticos, por lo que no es necesario contrarrestarlos".

Bracesco ha estudiado yerbas que contienen otros yuyos y entiende que pueden potenciar su aroma o sabor, pero que si adquieren las propiedades del producto añadido es de manera colateral.  “Es muy fácil decir que te cambia la vida, pero en realidad lo que se busca es el efecto placebo o un efecto de sabores, de gustos”, agrega.

 “En lo personal, tengo serias dudas de que haga efecto”, dice Atilio Falconi, Profesor Adjunto del Laboratorio de Neurobiología del Sueño de Facultad de Medicina de Udelar.  Falconi señala que el CBD es soluble en aceite y que, aunque el agua caliente y la saponina –que genera un efecto parecido al del jabón– ayuden a disolver el compuesto, dadas las cantidades que se manejan es muy difícil poder determinar que el CBD haga algún efecto. Para saberlo, dice, se necesitaría un estudio científico.   

Galzerano destaca que la existencia en el mercado de una yerba con cannabis puede ayudar a que personas resistentes a su uso pierdan el miedo a la planta. “La gente tiene ese temor y quizás si es una yerba la prueba. Por ahí los deja más tranquilos y empiezan a pensar de otra manera sobre el tema”, dice. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.