Nacional > ELECCIONES EN BRASIL

Fe, WhatsApp y Facebook: la campaña en Rivera-Livramento

Dos claves del ascenso electoral de Jair Bolsonaro han sido su manejo de las redes sociales y el apoyo de las iglesias evangélicas

Tiempo de lectura: -'

27 de octubre de 2018 a las 05:02

Si uno se guiara por lo que ve en las calles de Rivera-Livramento creería que las elecciones brasileñas no le importan a casi nadie.

En Rivera no hay balconeras ni pintadas electorales, a pesar de que se estima que 9 mil de sus 103.493 habitantes votan en Brasil. Pocos autos llevan calcomanías de los candidatos.

Del otro lado del límite internacional, el movimiento político obviamente es mayor, pero aun así escaso. Un grupo de militantes del PT reparte folletos en una calle céntrica. Sus caras evidencian que las perspectivas no son alentadoras.

Hay unos cuantos autos con adhesivos –en general de Bolsonaro– pero la mayoría no tiene ningún tipo de propaganda.

Sin embargo, la aparente apatía no es real. Cuando uno conversa con la gente a ambos lados de la frontera, percibe que la contienda interesa y mucho. No hay nadie que no tenga algo que decir –a favor o en contra– de Jair Bolsonaro.

“Hoy toda la campaña está acá”, dice Paulo Henrique Rodrigues y muestra su celular. Dos años atrás muy pocos en Brasil conocían al diputado Bolsonaro, pero la reproducción de sus dichos y videos a través de WhatsApp y Facebook hizo crecer su popularidad a ritmo de vértigo.

Rodrigues, un médico con ambas nacionalidades que vive en Rivera, trabaja en Livramento y vota en los dos países, conoció a Bolsonaro a través de internet y ahora se apresta a votarlo por primera vez. 

“La gran campaña de Bolsonaro fue en las redes sociales”, relata Rubenson Silva, militante del Frente Amplio, diputado de la coalición entre 2005 y 2015, y también militante del PT, ya que tiene las dos nacionalidades. “Bolsonaro existió y creció en función de las redes. Es cierto que hace más de 20 años que es diputado por su estado, lo que quiere decir que tenía una base. Pero esa base se multiplicó y se amplió en muchos millones gracias a las redes”.

Una encuesta Datafolha mostró que los electores de Bolsonaro son los que más se informan sobre política a través de las redes: 61% usan Facebook con este fin y 57% emplea WhatsApp. Entre los adherentes de Fernando Haddad, el candidato del PT, estos porcentajes caen a 40% y 38%.

Horacio Dávila, un uruguayo-brasileño que preside la filial del PT en Livramento, se vio sorprendido por una contienda electoral que transcurre de celular a celular.

“Es una campaña muy diferente a otras que he vivido en la frontera, donde había muchas más banderas y gente en las calles”, afirma Dávila. “Las cosas cambiaron y lo estamos analizando y debatiendo”.

"Es cierto que hace más de 20 años que (Bolsonaro) es diputado por su estado, lo que quiere decir que tenía una base. Pero esa base se multiplicó y se amplió en muchos millones gracias a las redes”
Horacio Dávila, uruguayo que preside la filial del PT en Livramento

Una competencia política concentrada en grupos de WhatsApp y Facebook, con dos candidatos antagónicos, generó muchos choques entre amigos y parientes.
“Todas las familias tienen gente que vota a uno o vota al otro”, cuenta el médico Rodrigues.

Samia Abboud –una “doble chapa” licenciada en comunicación en Porto Alegre y funcionaria de la Intendencia de Rivera– ha asistido a muchas discusiones en las redes. En la primera vuelta votó al centrista Geraldo Alckmin, pero el domingo 28 apoyará a Bolsonaro.

“¡Hay muchas peleas por Facebook, y no te puede decir lo que son! Todos los grupos familiares están que arden, esta frontera está como si se fuera a armar una guerra. Hay tanta tensión que mucha gente opta por salirse de los grupos”.

Abboud tiene una tía que le dijo que no la visitaría más hasta tanto no pasen las elecciones. “No entiende que yo vote a Bolsonaro, teniendo tres hijas. Ella es muy PT. No cree que hayan robado, no cree nada”.

“¡Hay muchas peleas por Facebook, y no te puedo decir lo que son! Todos los grupos familiares están que arden, esta frontera está como si se fuera a armar una guerra”

Samia Abboud, licenciada en comunicación y funcionaria de la Intendencia de Rivera

El exdiputado del Frente Amplio Rubenson Silva decidió abandonar algunos grupos de WhatsApp “para no perder amigos” que peligraban por la saña de la discusión política. “También he dado de baja a algunos contactos en Facebook porque estaban muy agresivos y hay que tratar de mantener el equilibrio y evitar fomentar el odio”.

Promesa máxima

A pesar de esta virulencia, una campaña centrada en los mensajes de celulares tiene una virtud: el silencio. No se irradian jingles por megáfonos ni pasan autos propalando consignas o exhortaciones al voto.

Sin embargo, el silencio de Rivera sí es interrumpido por un vehículo con altoparlantes que no solo promete mejorar la economía y acabar con la pobreza, sino todo eso y mucho más. No son promesas de Haddad ni de Bolsonaro, sino del obispo Celso Zorzenon. Este pastor asegura que puede “dar un fin a TODOS los problemas que están en su vida: enfermedades, depresión, miseria, vicios, envidia, brujería, desempleo, fracasos, peleas en la familia, separación...”

Zorzenon es obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios, más conocida como “Pare de sufrir”, que apoya a Bolsonaro.

Muchos creen que el espaldarazo de los credos evangélicos fue clave para el ascenso del diputado ultraderechista.

La última encuesta de DataFolha muestra que entre el electorado evangélico, Bolsonaro tiene el 69% de las preferencias de los que efectivamente votarán por un candidato. Y Haddad solo el 31%. Entre los católicos la ventaja se reduce a un exiguo 51% contra 49%.

“Bolsonaro es creyente y logró algo que nunca se había visto en Brasil: que todas las iglesias lo apoyen. Los padres católicos, los pastores evangélicos, todos lo apoyan. Y este fenómeno se explica porque él valoriza la familia, la moral, las buenas costumbres. Quiere fortalecer a la familia como la base de la sociedad”, dice Airton Costa Leites, principal en Livramento del PSL, el partido de Bolsonaro. 

Costa Leites también tiene las dos nacionalidades. En Uruguay es votante colorado.

Del lado del PT, la influencia religiosa no es mirada con simpatía.

“Las iglesias evangélicas tuvieron un papel fundamental en el éxito de Bolsonaro. Mínimo un 40% de la población es evangélica y están en todos lados”, dice Rubenson Silva, el exdiputado “doble chapa” del Frente Amplio.

Dávila, el presidente del PT en la frontera, sostiene que la situación es insólita: “Realmente lo están apoyando. Cristianos apoyando la tortura, la muerte, la discriminación contra los negros, los LGBT, incluso las mujeres”.

Silva agrega que las iglesias evangélicas también son muy fuertes del lado uruguayo.

Es viernes 19 de octubre y la avenida Sarandí, la principal de Rivera, recibe un desfile de bandas musicales juveniles. Es una “marcha por la vida”, cuyo objeto es concientizar sobre la seguridad vial.

Las cuatro bandas son encabezadas por bastoneras y en todo –uniformes, instrumentos y repertorio– remite a las bandas musicales militares. Solo que éstas están formadas por niños y adolescentes.

Desfilan cuatro agrupaciones. Una es de un club. Otra es de un liceo. Y las dos restantes, las que encabezan el desfile y parecen más numerosas, son de iglesias evangélicas.
Por la misma avenida, cuando haya cesado la música, volverá a oírse el altoparlante del obispo Zorzenón, el que cura y soluciona todos los males. 


Investigación
La Justicia electoral de Brasil abrió una investigación a pedido del PT después de que el diario Folha de S.Paulo revelara que varias empresas financiaron el envío de cientos de millones de mensajes contra Haddad antes de la primera vuelta del 7 de octubre.
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...