Nacional > EMERGENCIA SANITARIA

Fiestas, Rivera y récord de casos en Montevideo: el gobierno combate la pandemia en varios frentes

La policía intervino en festejos el fin de semana, Rivera instaló puestos de control sanitario y el gobierno se despidió de los turistas extranjeros, mientras Montevideo tiene casos récord

Tiempo de lectura: -'

25 de octubre de 2020 a las 21:24

El gobierno desplegó este fin de semana varias herramientas para controlar la aglomeración de personas, así como el ingreso de extranjeros al país, con el objetivo de contener el rebrote de casos de coronavirus que tuvo lugar en los últimos días.

Según el último reporte del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), Uruguay registra 447 casos activos de coronavirus, de los cuales 262 están en Montevideo, departamento que registra un récord de personas con la infección en curso desde que se decretó la emergencia sanitaria.

El domingo se registraron 48 casos nuevos, de los cuales 42 corresponden a Montevideo, cuatro a Canelones, uno a Rivera y otro más a San José.

Ante el aumento de casos nuevos, el gobierno había anunciado el jueves en una conferencia de prensa que se fortalecerían los controles y algunos de ellos se vieron en el fin de semana.

Fiestas clandestinas

Una muestra de ese control fue la realizada por el Ministerio del Interior en la zona del rosedal del Prado, donde un grupo de jóvenes convocó para la noche del viernes a una fiesta clandestina de alrededor de 800 personas.

El operativo desplegado por las fuerzas policiales frustró la fiesta, pero terminó con pedreas y disturbios en la zona, incluido el robo a una casa de óptica y la vandalización de una oficina de OSE.

Como consecuencia, seis menores fueron detenidos, aunque cinco quedaron libres por falta de pruebas.

Para la noche siguiente (del sábado, madrugada del domingo), sabiendo que los jóvenes habían vuelto a convocar a una fiesta en el rosedal, la policía montó un operativo a modo de prevención.

La policía también dispersó el sábado una fiesta clandestina en Pando, donde cerca de 250 personas se juntaron para festejar un cumpleaños. Los funcionarios pidieron al dueño de la casa que suspendiera la fiesta para respetar las medidas sanitarias por coronavirus, por lo que el hombre acató y finalizó el festejo. Según informó Telenoche, también intervino la Policía en fiestas clandestinas celebradas este fin de semana en Florida y Rocha.

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, se refirió este domingo en diálogo con Telemundo a la fiesta que tuvo lugar en el rosedal y dijo que "preocupa" a las autoridades porque es una "fuente de contagios".

Además, el jerarca dijo que "está en los padres conversar" con los hijos para evitar que este tipo de cosas sucedan. En la conferencia del jueves pasado el presidente Luis Lacalle Pou había adelantado que el Ministerio del Interior reforzaría los controles sobre las fiestas clandestinas.

"A la barra joven, en estos días está claro que hay que evitar la circulación, reuniones y fiestas. Vamos a ser muy estrictos con el tema de las fiestas. Es para cuidar a los padres y abuelos. No es mucho tiempo", advirtió el mandatario.

Rivera en la mira

Por otra parte, el ministro de Defensa Nacional, Javier García, se trasladó el sábado a Rivera para monitorear otro tema que genera preocupación en las autoridades del Poder Ejecutivo: las fronteras.

Las clases en la ciudad de Rivera se suspendieron por dos semanas ante un aumento de casos de coronavirus, mientras que la cartera de Defensa incrementó los controles sanitarios en distintos puntos de la frontera.

En total, el ministro de Defensa Javier García dijo que hay ocho puntos de control sanitario gestionados por personal del Ejército Nacional. Cinco de ellos están en la ciudad de Rivera y otros tres en las áreas más cercanas a la frontera seca, limítrofe con Brasil.

"Es notorio que existió una baja en la percepción del riesgo. En todo el Uruguay. Que en las últimas semanas, con esa baja percepción, se le perdió el respeto a la pandemia. Cuando se le pierde el respeto a un enemigo biológico, como el que estamos enfrentando, las consecuencias pueden ser muy graves", señaló el jerarca en una conferencia de prensa que dio en el norte del país.

Pese a que Rivera sigue siendo una zona roja en términos de coronavirus, este domingo volvió a bajar la cantidad de casos activos, que pasó de 115 a 103. Es el segundo departamento con más casos, después de la capital.

El mensaje a los turistas

Producto de la preocupación sanitaria en la frontera es que el Poder Ejecutivo decidió que la temporada de verano será restringida y las fronteras permanecerán cerradas, salvo algunas excepciones.

La apuesta del Ministerio de Turismo es mitigar el impacto económico de esta decisión con incentivos al turismo interno, así como exoneraciones para los operadores. Estos estímulos, que están siendo analizados por el Ministerio de Economía y Finanzas, buscarán "darle oxígeno al comerciante y al empresario", así como generar "algún incentivo" para los consumidores, según señaló a El Observador el ministro de Turismo Germán Cardoso.

El ministro destacó que los uruguayos gastan en el exterior cerca de US$ 400 millones por año, mientras que en el mercado interno volcaron US$ 900 millones en el último año.

Remo Monzeglio, subsecretario de Turismo, se expresó en la misma línea y señaló que pese a las restricciones el mercado interno "ya está teniendo un movimiento inusitado para esta época".

"Hay un movimiento de gente que hace pensar que en la temporada de verano va a haber un movimiento realmente muy grande. No va a ser lo mismo que si tuviéramos turistas de otras nacionalidades, pero va a ser un verano de mucho movimiento", argumentó. Y prometió: "Va a haber muchas facilidades para poder hacer turismo y de todo tipo".

Mientras que Uruguay tomó la definición de mantener cerradas las fronteras, Argentina anunció este fin de semana que a partir del 2 de noviembre abrirá sus fronteras para los países limítrofes como Uruguay, Brasil, Bolivia, Chile y Paraguay. Los visitantes deberán contar con un test negativo de coronavirus.

Pese a la decisión que tomó el gobierno argentino, Uruguay no tiene previsto cambiar su postura, aunque sí analizará el tema en los próximos días y buscará desalentar los viajes por compras hacia Buenos Aires. "Cada país es soberano y toma las decisiones que corresponde", afirmó Monzeglio, quien defendió que la decisión del gobierno de Lacalle Pou fue tomada en consulta con expertos y distintas autoridades.

Cardoso, en tanto, se despidió de los extranjeros este domingo a través de un video difundido en las redes sociales. "Queridos hermanos argentinos, brasileños, chilenos, paraguayos, del resto de la región y del mundo: este verano no vamos a poder recibirlos como hacemos cada verano", señaló el ministro.

Y confió en que la situación "podrá revertirse" en el "mediano plazo". "Cuando esto pase, los esperamos para el reencuentro", concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...