Mundo > Fin de mandato

Fin del reality: el largo adiós de Donald Trump a la Presidencia

El primer mandatario deja la Casa Blanca sin reconocer que perdió ni presenciar la sucesión presidencial

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2021 a las 05:02

A lo largo de cuatro años Donald Trump ha puesto en jaque a la primera democracia del mundo. Un desafío mayúsculo que tuvo su eco más amplificado, ruidoso y trágico, en los sucesos del 6 de enero, cuando sus seguidores, incitados por su discurso, se abalanzaron contra el Congreso para impedir que se certificara la victoria del ganador, el demócrata Joe Biden, en las elecciones del 3 de noviembre.

El pulso llega hasta el último aliento de su presidencia.

Trump no asistirá este miércoles en Washington a la toma de posesión del hombre que lo sucede en la Casa Blanca. Un desaire a tono con su tumultuosa gestión, que también marcará su "legado".

Otra tradición hecha añicos. Desde 1869, cuando Andrew Johnson no estuvo presente en la investidura de Ulysses Grant, ningún mandatario salvo muerte o dimisión –como Richard Nixon, que renunció a su cargo en 1974 acusado de obstruir la Juusticia– ha faltado a esa cita.

Trump, que ha afirmado una y otra vez que su derrota es consecuencia de un fraude electoral, a pesar de las numerosas sentencias en contra de los tribunales y de las certificaciones estatales realizadas incluso por funcionarios de su propio partido, intenta enfangar, dice El País de Madrid, una ceremonia que representa el respeto al proceso electoral estadounidense y la unidad del país por encima de las desavenencias políticas.

Mitch McConnell, que ejerció la mayoría republicana en el Senado durante estos cuatro años y fue aval de la gestión de Donald Trump hasta la ya histórica sesión del Congreso del 6 de enero, advirtió que desconocer la decisión de 155 millones de estadounidenses que sufragaron en las elecciones supondría construir dos realidades antagónicas, cada una con su certeza o su mentira. “Solo tendríamos en común nuestra hostilidad”, dijo.

Trump no ceja en la suya hasta el último día, una promesa de que continuará por esa senda desde su “exilio” en Mar-a-Lago, Florida, a sabiendas de que tiene la capacidad para movilizar multitudes y para meterse en el bolsillo, como se metió, al Partido Republicano, o una buena parte de él.

Cuantificando el legado

En un artículo para la revista The Atlantic, titulado "Un obituario político de Donald Trump", que luego reprodujo El País de Madrid, el escritor y periodista George Packer propone cuantificar el legado de Donald Trump para juzgar su presidencia:

Más de 400 mil muertes por el covid-19 (cifras actualizadas de la Johns Hopkins), la quinta parte del total mundial; más de 2,3 millones de estadounidenses se quedaron sin seguro médico en los tres años previos a la pandemia, y otros millones con la enfermedad en curso; la puntuación en el índice anual elaborado por la organización de derechos humanos Freedom House pasó de 90 (sobre un máximo de 100) con Barack Obama a 86 con Trump, por debajo de Grecia, por ejemplo; Estados Unidos se retiró de 13 organizaciones, acuerdos y tratados internacionales; el número de refugiados cayó de 85 mil a 12 mil; se construyeron más de 600 kilómetros de muro en la frontera con México y se desconoce el paradero de 666 padres de niños detenidos en esa frontera por agentes federales.

Packer afirma que la única ley importante firmada durante el mandato de Trump fue la ley tributaria de 2017, que colocó por primera vez el tipo fiscal de los 400 estadounidenses más ricos, según un estudio, por debajo del de todos los demás grupos de renta.

Para este periodista, que desde 2003 trabaja para la referencial y casi centenaria revista The New Yorker, durante los cuatro años de Trump en la Casa Blanca Estados Unidos “perdió libertad, ganó desigualdades y se convirtió en un país más dividido, más solo, más endeudado, (…) Y que también se engaña más a si mismo”.

Oponentes y partidarios coinciden, sin embargo, en que Trump cumplió varias de las promesas de su campaña. Como echar por tierra esos tratados a los que Packer hace referencia, entre ellos el del Acuerdo de París, que suscribieron la mayoría de los países en un intento por enfrentar el calentamiento global desde la cooperación.

Un análisis de la AFP subraya que esa fidelidad a sus compromisos se hizo desde la demolición.

En el tema del programa nuclear iraní rompió el duro acuerdo negociado por su predecesor y aumentó la presión sobre Teherán al eliminar al poderoso general iraní Qasem Soleimani. En cuanto al plan de paz para Medio Oriente, el que encargó a Jared Kushner, su yerno y asesor, puede rescatar la normalización de las relaciones de Israel con tres países árabes –Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Sudán– aunque dejó sin concretar el más espinoso de todos.

Tampoco avanzó en el tema de la desnuclearización con Corea del Norte, a pesar de las cumbres con Kim Jong-un, y el intercambio de cartas “magníficas”.

Además, el presidente Trump, a la cabeza del país líder del mundo occidental desde al menos la segunda guerra mundial, se las vio contra Justin Trudeau, Emmanuel Macron, Angela Merkel y Theresa May.

Su propio jefe del Pentágono, el general Jim Mattis, le recordó en su carta de renuncia una regla básica y longeva de la diplomacia: “Tratar a los aliados con respeto”.

El show de Trump

En 1990 en una entrevista para la revista Playboy, Donald Trump definía su estilo: “El show es Trump, y hay actuaciones con entradas agotadas en todas partes. Me divierto haciéndolo y seguiré divirtiéndome”.

¿Puede extrapolarse esa declaración de intenciones? ¿Marcó esa conducta su accionar durante sus cuatro años en la Casa Blanca?

Propenso a las exageraciones, rostro triunfante de un populismo desenfrenado, alérgico a la compasión, el hombre que, según el escritor Philip Toth, utiliza “un vocabulario de 77 palabras”, ha hecho perder el sentido de la mesura a sus admiradores y también a sus detractores.

Packer escribe que las consecuencias han sido peores para sus fieles seguidores, porque han renunciado a su capacidad para juzgar los hechos y se han apartado del marco común del autogobierno.

Con olfato político, Trump entendió los miedos de una parte de los estadounidenses, en su mayoría blanca y mayor, que se sentía despreciada por las “élites” de la costa este y las estrellas de Hollywood, al oeste, y logró la hazaña, dice la AFP, de situarse como portavoz de los “olvidados”.

Para el premio nobel Mario Vargas Llosa, autor entre muchas otras obras de La civilización del espectáculo, la elección  de Trump en 2016 fue una "verdadera catástrofe" para Estados Unidos porque "rebajó a ese país a la condición de nación tercermundista por la cantidad de mentiras que propaló desde la Casa Blanca ,la inestabilidad institucional que propició y, sobre todo en la última elección, con su enloquecida propaganda de que había una 'trampa monstruosa'".

Nada indica que el "show de Trump" vaya a desaparecer en los próximos años.

Packer advierte que "las elecciones no acabaron con sus mentiras —no terminarán jamás— ni con los conflictos de fondo que revelaban esas mentiras" y consigna, que también forma parte del legado de Trump que su país haya descubierto que quiere "seguir viviendo en democracia". Vargas Llosa sostiene que el país se reconstruirá "desde esos abismos" en los que lo ha hundido Trump.

Y Barack Obama, el presidente que recibió a Trump y a su esposa Melania en enero de 2017 en la Casa Blanca, está seguro que la elección no bastará para solucionar el problema. "Nuestras divisiones son profundas", dijo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...