Nacional > Asalto a supermercado

Fiscal había reclamado porque Kiki continuaba prófugo desde diciembre

Delincuente que rapiñó comercio estaba requerido por homicidio

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2018 a las 05:00

La fiscal penal Diana Salvo manifestó formalmente su preocupación por la falta de efectividad de la policía para encontrar a Christian Damián Pastorino, alias Kiki, un delincuente que a pesar de estar requerido desde diciembre, asesinó a la cajera Florencia Cabrera durante una rapiña al supermercado Super Vero de La Blanqueada e hirió a un guardia de seguridad.

En diciembre de 2017, el fiscal penal Juan Gómez libró una orden de captura contra Pastorino por el homicido de su pareja de 20 años en el barrio Tres Ombúes. El caso pasó a la fiscalía de Delitos Sexuales y Violencia Doméstica de 2° turno, a cargo de Salvo.

La fiscal, que venía trabajando insistentemente para dar con el asesino sintió una sensación de "frustración" el fin de semana cuando se enteró que Pastorino había cometido otro asesinato en una rapiña.

Desde diciembre, Salvo libró unas cinco ordenes de allanamiento para dar con el delincuente, pero ninguna dio resultado. En diálogo con El Observador Salvo, sostuvo que ninguna de las explicaciones que le dieron los oficiales del caso la "conformaron". Si bien no quiso dar detalles de las razones que esgrimó la Policía y de los operativos de búsqueda para no entorpecer la investigación, para la fiscal resulta "rarísimo" que no se pudiera dar con el delincuente, ya que se entienden que es ubicable porque se mueve en un espacio relativamente reducido.

Ante los numerosos fracasos de dar con Pastorino –el último de ellos el jueves de la semana pasada–, Salvo planteó formalemente su preocupación ante la Fiscalía de Corte este viernes, para que su inquietud sea a trasladada al Ministerio del Interior. "Encuentran y desbaratan a varias bandas internacionales pero no pueden encontrar a un delincuente que se mueve en el ámbito doméstico. Es extrañísimo", sostuvo Salvo a El Observador.

Pastorino tenía anotaciones policiales previas por su vinculación a otros delitos desde el año 2012, aunque no tenía antecedentes judiciales. Según un documento al que accedió El Observador, había sido indagado por primera vez por la policía uruguaya por una rapiña cometida en febrero de 2012. A eso le siguieron una anotación policial en el marco de una investigación por hurto en noviembre del mismo año, por rapiña en abril de 2013, por una constancia policial en mayo de 2013 y por violación en noviembre de ese mismo año. La policía también lo investigó por una rapiña en setiembre de 2014, y por hurto en febrero de 2015. La última indagación de la policía fue en diciembre del año pasado, por denuncias de violencia doméstica, hasta la acusación por homicidio de su expareja.

Al cierre de esta edición, Pastorino seguía siendo buscado por el comando de jefatura de la Dirección Nacional de Policía, Zona 2 y la Seccional 9. "Debe ser el hombre más buscado del país", explicóel fiscal de turno, Gilberto Rodríguez.

La mano dura y el asesoramiento de Giuliani

Varios políticos de la oposición se manifestaron en sus redes sociales o hicieron declaraciones públicas luego de la rapiña en un supermercado en La Blanqueada que culminó con una cajera asesinada y guardia privado herido de gravedad. Uno de los primeros fue el senador nacionalista Jorge Larrañaga, que publicó en su cuenta de Twitter que "los delincuentes nos llevan puestos".

El senador también pidió "mano dura" y dijo que "es partidario de utilizar militares ayudando a los policías, de aumentar penas, de hacer que se cumplan efectivamente y no sean perforadas por beneficios liberatorios. Estamos sitiados por los delincuentes. El Gobierno debe reaccionar. Hace años que lo venimos sosteniendo", publicó. El líder del Partido de la Gente, Edgardo Novick ofreció al gobierno la colaboración del exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, que trabaja junto al político.

"Si lograron que Nueva York sea una de las ciudades mas seguras es lógico que pueden ayudarnos a un país de solo tres millones. Estamos en una situación crítica, por eso ofrecemos el asesoramiento de Giuliani ante la incapacidad del Ministerio del Interior", dijo Novick.

El senador colorado Pedro Bordaberry sostuvo que la falta de respuestas del Ministerio del Interior "exige cambios inmediatos". "Ante la gravedad de lo que estaba sucediendo a fin de noviembre cité a Bonomi a Comisión del Senado; no tenía tiempo; viene el 6 de marzo; mientras tanto, cada día estamos peor", escribió.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...