19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
29 de abril 2019 - 10:18hs

El fiscal Alejandro Machado pedirá a la Justicia que se inicie formalmente la investigación penal contra el futbolista de Peñarol Gabriel Fernández, indagado por atropellar a una mujer de 18 años a fines del año pasado y que continúa gravemente lesionada.

Según informó Así nos va de Radio Carve, el fiscal ya solicitó la audiencia judicial y está a la espera de que el Poder Judicial le notifique la fecha para esta semana. "No creo que pida prisión preventiva, porque hasta ahora no se nos ha escapado", adelantó a El Observador Machado, quien buscará imputar al delantero aurinegro de un delito de lesiones gravísimas culposas, es decir, sin haber tenido intención.

El "Toro" Fernández, como indagado por el caso, cuenta hoy con algunas medidas restrictivas que ha cumplido, como la imposibilidad de salir del país salvo previo aviso a las autoridades, como lo ha hecho cada vez que el plantel de Peñarol salió de Uruguay para disputar partidos internacionales. Sin embargo, Machado dijo que ahora está "evaluando" sumar más medidas de control en el caso de que la Justicia acepte un juicio en su contra, como "restricciones económicas" o "pago de fianzas".

Más noticias

En la madrugada del sábado 29 de diciembre, Fernández circulaba en su auto por la calle Luis Alberto de Herrera a casi 70 kilómetros por hora en una zona donde está prohibido ir a más de 45 km/h. El accidente se produjo cuando llegó a la esquina de Galatea. El deportista de 24 años dijo que la víctima había cruzado a mitad de cuadra, pero para Machado quedó demostrado –mediante el registro de cámaras y declaraciones de testigos– que eso no fue así. "Era una zona de preferencia peatonal y además había un taxi estacionado con balizas, por lo cual estaba obligado a reducir la velocidad", sostuvo el fiscal.

El futbolista frenó el auto y la asistió.

Machado dijo que "el riesgo de vida de la muchacha ha disminuido pero se mantiene", que la mujer "casi no reacciona", que "está en un estado vegetativo". Y además, dijo, la víctima "probablemente" pierda uno de sus brazos.

El delito de lesiones gravísimas tiene pena de cárcel. Según el Código Penal, el imputado puede recibir como mínimo una pena de 20 meses de prisión, y ocho años de penitenciaría como máximo, siempre y cuando el lesionado termine con la pérdida de un sentido, "una enfermedad cierta o probablemente incurable", la pérdida de un miembro o un órgano así como "una grave y permanente dificultad en la palabra", entre otras afecciones.

Así, el proceso judicial puede culminar con el futbolista en prisión, a diferencia de lo que ocurría con el anterior Código del Proceso Penal que regía hasta noviembre de 2017, en el que las personas que eran procesadas sin prisión –como ocurrió este caso– difícilmente terminaban tras las rejas cuando finalizaba el juicio.

"Ahora puedo formalizar sin pedir prisión preventiva, pero después, durante el juicio, si el juez acepta mi acusación, puedo pedir una pena de cárcel que se cumpla efectivamente o una parte y el resto bajo libertad vigilada, pero no ocurrirá como antes", explicó el fiscal.

El Toro Fernández ya fue vendido al Celta de Vigo, de España, adonde también ha viajado con premiso de la Justicia para afinar detalles de la transferencia. Fernández continúa jugando a Peñarol ya que según el contrato comenzará a competir en el equipo español a mediados de año, una vez culmine el campeonato local.

Temas:

Gabriel Fernández accidente Lesiones gravísimas Imputar

Seguí leyendo

Te Puede Interesar