Fútbol Internacional > COPA SUDAMERICANA

Fluminense rompió el catenaccio violeta en los últimos minutos

Con dos goles de pelota quieta (el segundo olímpico) el equipo brasileño venció 2-0 a Defensor

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2018 a las 20:48

Defensor viajó a Río de Janeiro a buscar el cero en su arco. Jugó solo a defenderse y estuvo a pocos minutos de lograr su objetivo. Pero Fluminense le rompió el catenaccio con dos tiros de esquina. A los 86' marcó de cabeza el zaguero Digao tras un cóner y a los 92' Junior Sornoza lo metió olímpico. Así, el violeta se vuelve a Montevideo con un 0-2 que tendrá que revertir el 16 de agosto cuando se juegue la revancha en el estadio Luis Franzini.

Primer tiempo

Defensor Sporting aguantó el cero en el primer tiempo. El equipo de Eduardo Acevedo salió a la cancha del estadio Maracaná con una idea fija: meterse atrás, cerrarle los espacios a Fluminense y que el tiempo pasara lo más rápidamente posible.

El violeta se plantó con una línea de cinco delante del golero Reyes: Suárez, Carrera, Correa, Maulella y Goñi. Delante de ellos otros cuatro jugadores: López, Rabuñal, Cardacio y Cougo. Arriba, solo para luchar contra los defensores brasileños, Waterman.

Defensor se metió atrás y esperó. Fluminense movió la pelota de un lado a otro buscando un hueco, un error, algo que le permitiera acercarse a Reyes. Pero el muro violeta fue bastante sólido.

Las ocasiones que generó el local fueron escasas en los primeros 45 minutos. Un centro desde la derecha que no alcanzó Pedro; un córner que cabeceó afuera el capitán Gum medio desacomodado, y otro golpe de cabeza que pasó cerca.

La chance más clara ocurrió en el minuto 20. El lateral zurdo Ayrton Lucas dibujó frente a Suárez y Carrera,metió el pase al medio y el remate de Sornoza rebotó en el pie de Reyes.

Acevedo tuvo que hacer un cambio a los 30 minutos porque se lesionó Cougo. Entró Claudio Rivero, un volante de los que muerden.

En ofensiva no generó nada Defensor. Con Waterman solo arriba, siempre de espaldas a los zagueros, fue imposible acercarse a Julio César, que tuvo una primera parte cómoda.

Segundo tiempo

No cambió mucho el panorama en el complemento, salvo que el conjunto local continuó generando peligro mientras Defensor se defendía cada vez más cerca de su arco.

Reyes sacó un par de centros con los puños y a los 64 minutos Matheus Alessandro entró al área regateando entre Suárez y Rabuñal, pero su remate lo desvió el golero.

Uno minutos después, Marcos Jr desbordó por derecha, metió la pelota al medio y Pedro no llegó por centímetros en la boca del arco mientras Reyes y Carrera miraban el recorrido.

El guión siempre fue el mismo. Fluminense tocando de un lado a otro buscando el espacio y Defensor cerrando los caminos. La posesión del balón es un dato elocuente: 80% para el local. Los pases también: 639 para el Flu, 82 para el equipo del Parque Rodó.

Pero el marcador indicaba 0-0 y era negocio para Defensor. Hasta que llegó el minuto fatal. Reyes desvía al córner un remate desde afuera del área y de esa ejecución abrió la cuenta Digao con un gran golpe de cabeza. Después, en los minutos de adición, llegó la genialidad de Sornoza, clavando un tiro de esquina de manera sensacional.

Así rompió Fluminense la defensa de Defensor. El violeta estuvo cerca de lograr su objetivo. Corrió el riesgo y resultó fatal. Ahora, en su cancha tendrá que cambiar el libreto.

Embed


Comentarios