Nacional > Informe

GACH señala que el nivel de testeo actual no permite mediciones con “misma confiabilidad” que antes

El grupo apunta a llegar a 200 casos diarios para que el país se estabilice en la zona amarilla; no hay signos “consistentes” que aseguren que el pico de la primera ola haya pasado

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2021 a las 17:25

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) publicó un nuevo informe sobre la situación de la epidemia en el país con datos actualizados al 18 de enero y señaló algunas deficiencias que Uruguay tiene en la actualidad para controlar el virus. 

Según el documento, entre noviembre y la mitad de diciembre el país tuvo un crecimiento exponencial de los casos y a partir del día 15 del último mes del año pasó a un “crecimiento sostenido”. Para el grupo, este cambio se debe a las medidas del gobierno (cierre de fronteras, limitación del aforo del transporte público y del horario de locales gastronómicos) sumado a la reducción de la actividad típica de estas fechas. 

Sin embargo, el verano también presenta desafíos puntuales: las fiestas de Navidad y Año Nuevo, el traslado de mucha gente desde Montevideo a distintos puntos del interior, principalmente Maldonado y Rocha, y la “presión creciente” debido a la situación epidemiológica en la frontera con Brasil.

“Los datos de incidencia observados en este período presentan una importante variación diaria en el número de tests y el porcentaje de positivos, dificultando el análisis tendencial”, dice el informe divulgado este viernes. Sin embargo, se pueden establecer dos hechos: el crecimiento se desaceleró, pero se mantuvo el incremento de casos. 

En el mismo sentido y frente a la pregunta sobre cuándo llegará el máximo de esta ola y si será posible “recuperar el control”, el documento señala que ahora “resulta más difícil” realizar proyecciones por el nivel de testeo, todavía se mantiene la temporada de licencias, está en proceso el retorno hacia la zona metropolitana y en estos días volverán gradualmente actividades deportivas profesionales y amateurs. 

Particularmente sobre el nivel de testeo, el GACH indica que para tener la “recomendada tasa de positividad” de 4%, en el escenario actual de 800 casos nuevos por día, “habría que realizar 20.000 tests diarios". “Se puede subsanar a futuro el déficit mediante la incorporación de nuevas tecnologías (test de antígenos, LAMP), pero hoy por hoy los datos de incidencia son menos precisos”, asegura el documento.

Con estas salvedades, los científicos entienden que a “fin de enero” el promedio semanal no alcanzará los 1.000 casos diarios. Ese límite implicaría una demanda de ocupación de CTI de 130 camas aun “dentro de las capacidades, aunque con demandas crecientes sobre el personal”. 

Una visión más pesimista, dice el grupo, se “basaría” en que la evolución del número de reproducción de R (que mide la cantidad de contagios por cada caso positivo) todavía no “ofrece garantías suficientes de frenado” más allá de valores puntuales en días recientes. 

“No sería sorprendente un crecimiento superior al lineal en las próximas semanas, más aún cuando se vayan agregando fenómenos ya mencionados de incremento de actividad”, agrega el texto. En esa proyección, la saturación de los CTI “puede materializarse en cuestión de semanas”. 

De todos modos, si la situación se establece en un R cercano a 1 (es decir que una persona contagia solo a una nueva) no se estaría frente a una situación de control de la epidemia, según el GACH. 

“Sería inconsistente darnos por satisfechos operando en estos niveles”, añade el informe y señala que la “incidencia actual” del virus “ya implica” una tasa de fallecimientos “significativa” en relación a otras causas de muerte. También genera una presión sobre el sistema sanitario que aunque no lo sature genera distorsiones de diversa índole en el tratamiento de diversas enfermedades. 

“Los márgenes de estabilidad son bajos y cualquier incremento de los contagios al retomarse la actividad plena plantea amenazas serias sobre el sistema sanitario”, sostiene. Si se retornara a la situación de noviembre (con un R de 1,2) en menos de un mes se saturarían los CTI, según el grupo de científicos que asesora al gobierno. 

Además, los niveles de incidencia actuales no permiten un “desempeño satisfactorio” del Tetris (testeo, rastreo y aislamiento, por sus siglas en inglés). Para que esa tarea se pueda realizar con eficiencia los casos deberían bajar a 200 por día, muy por debajo de los 800 actuales. Es decir, un promedio semanal de 5,7 casos nuevos cada 100 mil habitantes. 

Sobre las escuelas, el GACH asegura que su apertura con seguridad y con “alta presencialidad” en marzo “está en cuestión” si se mantiene una incidencia que nos coloque por encima de la zona amarilla según el índice de Harvard. 

“Las consideraciones anteriores nos llevan a plantear, como objetivo de control de la epidemia, el alcanzar la meta de 200 casos diarios (…) Es un objetivo menos ambicioso que el logrado por Uruguay durante 2020 pero igualmente desafiante en las condiciones actuales”, señala. 

Si el R se ubica en 0,9 de forma sostenida, Uruguay tardaría 52 días en obtener el objetivo de control mientras que si es 0,8 se tardaría 24 días. Como primer paso, de que se está yendo en la dirección correcta, es necesario, dice el GACH, que todos los departamentos salgan de la zona roja. 

Vacunación

Mientras el gobierno continúa negociando con los distintos laboratorios para cerrar un acuerdo por las vacunas, desde el GACH advirtieron que la inmunidad de rebaño “no es bien comprendida aún” y que solo comenzará a incidir una vez que se haya vacunado un “amplio grupo de personas” lo que llevará “como mínimo” algunos meses. 

“No es viable una apuesta a la vacuna como sustituto de otras medidas para recuperar el control de la epidemia en el futuro inmediato”, expresa el documento. 

Datos

Al 18 de enero, Uruguay tenía una media semanal de 800 casos diarios, unos ocho mil activos y un crecimiento de unos 10 mil casos nuevos en las últimas dos semanas. El promedio de muertos es de ocho diarios. El tiempo de duplicación es de 34 días para todo el país, 37 días para Montevideo y 29 en el interior. 

Uno de los puntos que indica el documento es que la positividad se encuentra en 11% en el promedio semanal y eso está “muy por encima” del 4% recomendado por la Unión Europea. También destacó que en el índice de Harvard el país se encuentra en el “borde” entre naranja y rojo y que hay tres departamentos (Montevideo, Rivera y Rocha) en nivel rojo. Además, nueve zonas se encuentran en nivel naranja y siete en amarillo. En la capital, el 45% de los casos no tienen nexo conocido, finaliza el documento. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...