Cargando...

Espectáculos y Cultura > CON SPOILERS

Game of Thrones apuñaló en el corazón a su público

El domingo finalizó la quinta temporada de la serie, fiel al formato que la hizo famosa: aniquilando a personajes queridos y fundamentales para la trama

Tiempo de lectura: -'

16 de junio de 2015 a las 10:28

Esta nota tiene spoilers.

Como ya es costumbre, Game of Thrones ofreció un final de temporada que dejó al público boquiabierto y pidiendo misericordia a los guionistas de la serie. Porque, fiel a la costumbre que arrastra desde sus inicios con la decapitación de Ned Stark en la primera temporada, Game of Thrones mató a dos de sus protagonistas: Stannis Baratheon y, lo que es más desgarrador, a Jon Snow.

Se trataba de dos personajes de los cuales justamente se esperaba mucho. Baratheon y sus cuestionables decisiones (como ofrecer en sacrificio a su propia hija), prometía igual poder liberar a Invernalia de los Bolton y, por consiguiente, ofrecerle a Sansa un respiro dentro de tanto drama.

Snow, por su parte, fue nombrado Lord Comandante de la Guardia de la Noche. Sin embargo, se ganó a todo su equipo de enemigo luego de aliarse con los salvajes y permitirles pasar al otro lado del muro. Tras un motín liderado por Alliser Thorne, los hermanos apuñalaron a Snow en nombre de la Guardia. Y es Olly, el pequeño cuyos padres habían sido asesinados por los salvajes, que le da a Snow la última puñalada de gracia.

Para los seguidores de la serie esta muerte es más shockeante que la de su padre, precisamente por el futuro promisorio que tenía. Mientras a Stark los peligros de Kings Landing lo fueron acorralando, a Snow, con los salvajes ahora de su lado y su misión de enfrentar a los White Walkers (caminantes blancos), parecía que tenía aún terreno para ir conquistando poder en la serie. Más aún si se tienen en cuenta las teorías que afirman que no sería hijo de Ned Stark sino de su hermana, Lyanna, y del entonces príncipe Rhaegar Targaryen, lo cual podría prometer un destino cercano a los dragones de Daenerys.

Esa teoría parece haber quedado en el tintero. Las palabras del actor Kit Harington, que interpreta a Snow, a Entertainment Weekly son especialmente desoladoras. "Me dijeron que estoy muerto. Estoy muerto y no voy a volver la temporada que viene. Es todo lo que puedo decir", dijo.
El futuro de Snow precisamente no está escrito. La saga de George R.R. Martin llegó hasta el preciso momento en que lo apuñalan, así que lo que quedan son teorías (y deseos). ¿Será Melissandre quien lo reviva? ¿Caerá en el hechizo del Night's King? ¿O su espíritu comenzará a habitar en su huargo, como supo hacer su hermano Bran? No se sabrá hasta el año que viene. O el otro.

Destinos complicados

Para el resto de los personajes de Poniente y Essos este final tuvo especialmente mucha acción.
Cersei, para librarse de la Fe Militante, tuvo que atravesar la ciudad despojada de toda vanidad: con su pelo corto y desnuda sufrió las miradas y el ataque del pueblo y su imagen de perfección fue destruida.

Arya por su parte, tachó uno de los nombres de su lista de enemigos, pero sufrió las consecuencias de haber engañado al Dios de Muchos Rostros. Mientras, Sansa intenta escapar con Theon de Invernalia.

Daenerys, por último, perdida en el medio de Essos tras escapar con Drogon, se encuentra con un ejército Dothraki, en una escena similar a la que se vio en el final de la tercera temporada: un pueblo rodeando en círculo a la madre de los dragones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...