Nacional > Regasificadora

Gas Sayago sigue pagando a pescadores una indemnización por una obra que naufragó

La Dinama no les notificó el fin de la construcción porque no se terminó y el Estado lleva gastados unos US$ 2 millones 

Tiempo de lectura: -'

01 de octubre de 2018 a las 05:02

A fines de enero de 2014 la entonces gerente general de Gas Sayago, Marta Jara, firmó un acuerdo con pescadores de la zona de Santa Catalina que indicaba que como la regasificadora que se iba a construir afectaría la zona, les pagaría a quienes se dedicaban a la pesca artesanal una suma de dinero para paliar esa situación. El contrato indicaba la paga de unos US$ 16 mil en efectivo para cada uno de 23 pescadores, más 12 cuotas de poco más de US$ 1.300 y vales de nafta por casi US$ 300 durante dos años.

Esa forma de pago prevista inicialmente se prorrogó, y esa prórroga terminó siendo indeterminada. Estaba previsto que la paga fuera hasta que se terminaran las obras y que la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) así se los comunicara. Sin embargo, como el proyecto de la regasificadora naufragó la Dinama no avisó que la obra se había terminado y después de más de cuatro años, los pescadores siguen cobrando los US$ 1.300 por mes y los vales de nafta por una obra que nunca llegó a buen puerto.

Desde 2015 y en lo que va de 2018 cada trabajador cobró US$ 72 mil dólares más los US$ 16 mil iniciales.

Esa es una de las conclusiones a la que llegó el informe del Partido Nacional sobre la investigadora parlamentaria en la que varios diputados indagaron qué sucedió con la regasificadora de Gas Sayago. Según el informe, al que accedió El Observador, el Estado lleva pagando más de US$ 2 millones de dólares por esa indemnización. “Tal extremo fue confirmado por las autoridades de Gas Sayago en su última comparecencia y no se recibió noticia de que la situación haya cambiado”, indican los nacionalistas en el informe.

De hecho, el informe con las conclusiones del Frente Amplio reconoce que ese dinero se sigue pagando y la justificación radica en que la obra podría llegar a realizarse. “A la fecha la indemnización se sigue pagando en tanto la zona de exclusión sigue vigente, pues el Estado uruguayo sigue apostando a la realización de una terminal regasificadora”, sostiene el oficialismo.

El diputado nacionalista Pablo Abdala indicó a El Observador que se trata de otro punto que refleja un “presunto abuso de funciones” y sumó una causa más: de los 378 pescadores artesanales de esa zona, terminaron cobrando solo 23. Abdala dijo que sospechan que fueron elegidos “a dedo”.

El informe del Partido Nacional  indica también que uno de los pescadores que recibía la paga “fue penado por ser parte de manifestaciones que los colectivos de pescadores que integra realizaron en la zona y le fue retirada la indemnización”. A su vez, sostiene que “algunas de las embarcaciones obtuvieron el permiso de pesca con posterioridad a la suscripción del acuerdo, es decir, al momento en el que se empezaban a hacer efectivos los pagos”. “En otros casos, algunos de los beneficiarios cobraron la indemnización que correspondía a una barca de la cual no eran titulares”, aseguran los nacionalistas.

A diferencia de lo que sostiene el Partido Nacional, para el Frente Amplio “no surge acreditado la existencia de ninguna irregularidad pues de la documentación obrante nada surge”, y afirman que “si bien a la Comisión compareció un grupo de pescadores que se sintieron perjudicados por no haber sido amparados por la mencionada indemnización, y sin perjuicio de que en su oportunidad citaron a audiencia de conciliación ante el Poder Judicial y solicitaron medidas preliminares, a la fecha no se ha presentado demanda por parte de estos pescadores”.

Al igual que Abdala, exdiputado frenteamplista Gonzalo Mujica, que ahora se integró al sector Aire Fresco de Luis Lacalle Pou, opinó que se trata de “pescadores compañeros”.

“Las indemnizaciones a los pescadores afectados por las obras, que son cerca de 400, sólo se le dieron a poco más de 20, ¿quién hizo la lista?, ¿con qué criterio?”, se preguntó Mujica.

 

Cuando el exdiputado abandonó el Frente Amplio quiso mantener su banca durante un tiempo más para aprobar las investigadoras sobre la regasificadora y presuntas irregularidades en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Para Mujica, “todo el diseño de la obra es una barbaridad”. “Ahora que veo las conclusiones (de los informes de los partidos políticos) quedé horrorizado y caliente. Ahora (en el Frente Amplio) dicen que no habría que haber votado. ¿No era importante saber? Acá hay una pérdida de US$ 800 millones por el momento”, dijo a El Observador.

Mujica opinó que “el socialismo del Siglo XXI de los compañeros kirchneristas, chavistas, lo que único que construyó fue la patria grande de la corrupción”. “Los gobiernos del Frente Amplio han estado llenos de burgueses apresurados”, agregó.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...