Cargando...
Gianluca Vialli celebra el título de la Eurocopa

Fútbol > ITALIA

Gianluca Vialli, volvió del cáncer y con su amigo Mancini ganó la Eurocopa; una historia de resiliencia

Tiene una historia que contar: excompañero de Paolo Montero en Juventus, su amigo Roberto Mancini le dio la chance en el cuerpo técnico de Italia tras superar un cáncer de páncreas y lograron el título

Tiempo de lectura: -'

12 de julio de 2021 a las 15:02

Durante un año y medio se sometió a una quimioterapia. A Gianluca Vialli, le habían diagnosticado cáncer de páncreas a fines de 2018.

“Terminé en diciembre 17 meses de quimioterapia, repartidos en dos ciclos, de nueve y ocho meses", comentó el ahora dirigente de 55 años. Y agregó: "En abril, los exámenes no mostraron signos de enfermedad. Fue muy, muy difícil, incluso para un tipo duro como yo”, dijo en abril del año pasado al diario La Reppublica de su país.

Vialli jugó en Sampdoria con Roberto Mancini, el técnico que logró el título de la Eurocopa con Italia este domingo al vencer por definición por penales a Inglaterra en Wembley luego de igualar 1-1 en los 120 minutos.

Gianluca Vialli y Roberto Mancini en un partido benéfico

En ese club, ambos hicieron historia y consiguieron el tan ansiado Scudetto en la temporada 1990-91.

Luego de ganar la Champions League con Juventus en 1996, coincidió en algunos partidos con Paolo Montero, quien recién llegaba a la Vecchia Signora.

En el Mundial de Italia de 1990, tanto Vialli como Mancini, estuvieron en el banco de suplentes en la victoria de la azzurra ante Uruguay por 2-0.

Ambos se hicieron inseparables desde su época de Sampdoria y una vez que Mancini fue nombrado como seleccionador italiano, no dudó en llamar a su amigo quien es el jefe de la delegación italiana, pero también es un gran símbolo para todos los jugadores que lograron el título el pasado domingo.

Vialli celebrando el título de Italia en Wembley

En plena Eurocopa, Vialli fue protagonista de una situación insólita. Yendo hacia un partido, partió el ómnibus con toda la delegación, y lo dejaba a pie. Se dieron cuenta y el exdelantero debió recorrer los 100 metros hasta el bus para subirse. Como ese día Italia ganó, Mancini, de cábala, hizo repetirle a Vialli y al conductor del ómnibus, el mismo escenario en cada partido.

La historia tiene final feliz. Vialli logró el título con Italia que se le negó siendo jugador. Su amigo-hermano Roberto Mancini le dio la chance para que lo ayudara en el cuerpo técnico y lo consiguió con creces.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...