Cargando...
El gobierno no tiene previsto extender la medida de congelar un mes más las tarifas de Ancap.

Economía y Empresas > TARIFAS PÚBLICAS

Cuándo suben los combustibles y qué porcentaje muestran los números de Ancap

El Poder Ejecutivo resolverá esta semana cuánto elevará el precio del gasoil y las naftas buscando recomponer la pérdida millonaria de Ancap; los números primarios arrojan un alza superior al 20% 

Tiempo de lectura: -'

05 de mayo de 2021 a las 05:03

El Poder Ejecutivo ya tiene una definición sobre las tarifas de los combustibles para mayo: habrá un ajuste al alza y su porcentaje estará definido para fines de esta semana, reveló una fuente oficial a El Observador. 

Cuando el gobierno decidió congelar los combustibles de Ancap a principios de abril, por el recrudecimiento de la pandemia, había explicado que esa medida extraordinaria se aplicaría por un mes y que luego evaluaría, a principios de mayo, si extendía ese apoyo o comenzaba a corregir el desfase que existe entre los costos que tiene Ancap y los ingresos que recibe por la comercialización de combustibles. 

"El país está atravesando momentos extraordinarios que requieren respuestas también extraordinarias de parte del gobierno. Esto es un apoyo a todo el sector productivo, a las empresas más pequeñas para que puedan pasar esta situación de pandemia, y un apoyo que se le da a la ciudadanía en general”, dijo la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, en la conferencia que dio a principios de abril junto a su par de Industria, Omar Paganini. 

El Directorio de Ancap ya había aprobado hace una semana por mayoría la propuesta mensual de revisión de precios en planta –que elevó al Poder Ejecutivo– en la que se volvió a plantear la necesidad de aggiornar los ingresos con la evolución de los costos para todos sus productos. Fuentes del Directorio del ente admitieron este martes en declaraciones a El Observador que la situación de la empresa es de fragilidad y que es “imperioso” subir los ingresos (tarifas) para “no tener problemas” financieros a corto plazo. 

El petróleo Brent pasó en promedio de US$ 50 en diciembre de 2020, a US$ 65 en abril de 2021, con lo que registró un aumento de 30% en el período referencia (enero-abril). En el último año móvil a abril, el precio del crudo se disparó 250%.

Por su parte, el dólar, la otra variable relevante para Ancap, acumula una suba de 4% en lo que va del año. Este martes el tipo de cambio subió 0,4% y quedó levemente por encima de los $ 44 en el mercado mayorista. 

¿Qué discute el gobierno?

Los ministerios de Economía, Industria y la OPP están por estas horas analizando qué camino se recorre para recomponer la pérdida operativa millonaria de Ancap durante el cuatrimestre enero-abril por el congelamiento de las tarifas. Una de las fuentes indicó que, para ponerse al día, los números primarios arrojan que el ajuste debería ser superior al 20%. Esto porque no solo se deben acompasar los ingresos de mayo a lo que muestra el mercado internacional con la cotización del crudo y el dólar, sino también cómo se recuperan los ingresos perdidos durante el cuatrimestre enero-abril por Ancap.

Tomando un porcentaje del 20% de ajuste, un litro de nafta Súper 95 (que hoy cuesta $ 58,35) tendría una suba de unos $ 11,7 por litro. En el caso del gasoil, (hoy en $ 40,4) su precio se elevaría en unos $ 8 por litro, también tomando ese porcentaje (20%). Desde que asumió su gestión (marzo de 2020), el gobierno de Lacalle Pou ha procurado enviar señales al sector productivo al dejar sin cambios la tarifa de este combustible. 

Una posibilidad que está sobre la mesa es que el porcentaje de ajuste sea inferior y luego se corrija ese desfase y pérdida que tuvo Ancap en enero-abril con ajustes adicionales a los de mayo en los meses posteriores. El gobierno no solo contempla lo estrictamente numérico sino también el impacto que tendría un ajuste de esa magnitud sobre varios sectores de actividad, algunos todavía muy golpeados por la pandemia. 

En el informe que Ancap le envió al Poder Ejecutivo hace una semana, el ente estimó que mantener congeladas las tarifas implicaría un perjuicio para el ejercicio 2021 de unos US$ 253 millones.

En el informe de Ancap, se dio cuenta que de acuerdo con las ventas y el tipo de cambio proyectado para abril, se esperaba una diferencia entre la propuesta tarifaria anterior realizada por Ancap y el ingreso a obtener de $ 1.312 millones, es decir unos US$ 30 millones. Hasta la fecha la diferencia no recaudada respecto a la paridad de importación se sitúa en $ 3.297 millones (unos US$ 75 millones al tipo de cambio actual). 

La decisión de mantener congeladas las tarifas tendrá un costo para las arcas del Estado de US$ 30 millones en abril. “Son US$ 30 millones que significan un deterioro en el resultado fiscal, pero que el gobierno entiende que es necesario”, dijo Arbeleche cuando justificó el congelamiento durante abril.

Los analistas privados se habían mostrado contrarios en su momento a la definición política de congelar las tarifas durante abril que tomó el Ejecutivo de Lacalle Pou. 

 "Es una medida regresiva y contraria a todo lo que había estado haciendo el gobierno, que es, con una precisión quirúrgica, asignar recursos muy escasos donde rinden. Esta medida no me gusta", dijo en una entrevista con El Observador el economista Javier de Haedo. Su colega Aldo Lema consideró en su momento que la medida debería ser transitoria y de muy corto plazo. 

"La fijación de tarifas suele ser un instrumento muy tentador para los gobiernos porque es un número fácil de mover y con impactos calculables. Sin embargo, es un instrumento absolutamente ineficiente", consideró Federico Comesaña. 

Nuevo esquema para fijar tarifas 

El Poder Ejecutivo también debe definir la entrada en vigencia de un nuevo esquema para la fijación de los combustibles que recoja (parcialmente y gradualmente) lo que mensualmente publica la Unidad Reguladora de los Servicios de Energía y Agua (Ursea) con su informe Precio de Paridad de Importación (PPI), algo que se postergó por la pandemia. 

Cuando entre a regir en plenitud ese sistema, se utilizarán como base el PPI, es decir, el precio (teórico) que asumiría un privado si importara y vendiera los mismos combustibles que comercializa Ancap, más un factor (X) de ajuste diferenciado para cada producto (sobreprecio), que irá disminuyendo hasta converger de manera gradual a los valores de PPI en un plazo máximo de tres años, y cumpliendo hitos de avances mínimos anuales.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...