24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
1 de diciembre 2014 - 20:54hs

"Que se queden con todos los cargos”, afirmó el 10 de marzo de 2005 el líder blanco Jorge Larrañaga, que por esos días negociaba con el flamante gobierno de Tabaré Vázquez la integración de la oposición en puestos ejecutivos durante la primera administración del Frente Amplio (FA).

El disparador de esa frase fueron las diferencias en la integración del Directorio del Banco Repúblico pero las palabras de Larrañaga marcaron la ruptura del diálogo para el resto de la administración. Mientras el FA pretendía cuatro representantes oficialistas y uno opositor, los blancos pedían tres frenteamplistas.

Con la asunción de José Mujica en 2010 la oposición finalmente asumió cargos ejecutivos en entes y órganos desconcentrados. Pero el actual mandatario intentó, sin éxito, dar un paso más.

Más noticias
La administración Mujica impulsó acuerdos multipartidarios en el Parlamento sobre seguridad, educación, medio ambiente y energía, aunque solo tuvo éxito en la última de las áreas.

En seguridad el FA y la oposición acordaron llevar adelante 15 puntos. Mientras el oficialismo marcó durante la administración un avance en los compromisos, la oposición criticó la falta de cumplimiento.

En educación hubo dos fracasos. Tras un primer acuerdo fallido en el Parlamento, todos los partidos políticos con representación parlamentaria acordaron en 2012 realizar un nuevo pacto educativo, celebrado con clarines y timbales en Torre Ejecutiva. El acuerdo se quebró cuatro meses después luego de una interpelación de Larrañaga al ministro de Educación, Ricardo Ehrlich. Allí, el dirigente blanco argumentó sobre el incumplimiento oficialista del pacto.

Además, tampoco llegaron al final del presente período todos los dirigentes opositores en cargos de gobierno. Los representantes de Vamos Uruguay se alejaron a mitad de l período por decisión de su líder, Pedro Bordaberry.

Temas:

Decisión 2014

Seguí leyendo

Te Puede Interesar