23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
20 de marzo 2023 - 13:38hs

El presidente Gustavo Petro suspendió este domingo el cese del fuego que sostenía desde el 31 de diciembre con el Clan del Golfo, la mayor banda narco de Colombia, por ataques a la población civil y a miembros de la fuerza pública.

"Ordené a la Fuerza Pública reactivar todas las operaciones militares contra el Clan del Golfo. Se suspende el cese bilateral con este grupo al margen de la ley", dijo Petro, en un mensaje en su cuenta de Twitter.  "No permitiremos que sigan sembrando zozobra y terror en las comunidades", agregó.

El ministro de Defensa Iván Velázquez afirmó que "las fuerzas militares y la Policía tienen la capacidad suficiente no sólo para desarrollar estas operaciones ofensivas ordenadas por el presidente sino para brindar seguridad a la población".

Más noticias

Rodeado de la cúpula militar y policial, Velásquez lanzó una advertencia al Clan y aseguró que el Ejecutivo está dispuesto a enviar más uniformados para que se unan a los 10.000 que ya están desplegados en el Bajo Cauca.

El Clan del Golfo respondió este domingo alegando que respetaron "cabalmente" dicha tregua y que no están detrás de las "las manifestaciones violentas" que se les atribuyen e insistiendo en su "disposición de paz".

"Pese a las informaciones falsas y mal intencionadas provenientes de sectores que no aceptan la paz total, respetamos cabalmente el cese al fuego de operaciones defensivas, no sólo desde la fecha de expedición del decreto ya mencionado, sino desde el 7 de agosto de 2022 cuando lo promulgamos de manera unilateral", aseguró en un comunicado la banda, que también se autodenomina Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

Las AGC niegan su relación con los ataques y aseguran "que el ELN está detrás del vandalismo generalizado, especialmente en el Bajo Cauca", todo por "perjudicar su imagen y combatir fuera del campo de batalla".

"Pretende el gobierno tender otra cortina de humo más para distraer a la opinión pública de los atentados que el ELN continúa haciendo en contra de la fuerza pública en general", aseguró el grupo armado narco.

Al filo de Año Nuevo, Petro había anunciado una tregua bilateral con el Clan del Golfo, la guerrilla del ELN, disidentes de las FARC que no se habían acogido al acuerdo de paz de 2016 y un grupo paramilitar de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La medida era el primer paso para sentarse a negociar con los principales actores armados ilegales del país, que aún sufre la violencia pese al desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Sin embargo, el gobierno acusó al Clan del Golfo de estar detrás de manifestaciones de mineros ilegales que desde el 2 de marzo atemorizan a los pobladores del Bajo Cauca, en el departamento de Antioquia.

Luego de la destrucción de la maquinaría que usan para extraer oro ilegal por parte del Ejército y la Policía, los mineros cerraron vías y atacaron una alcaldía y un banco en el municipio de Caucasia.

Según Petro, el Clan priorizó el lucro que le genera el oro ilegal por encima de los acercamientos de paz. Además, aseguró que aprovechaban el cese al fuego para fortalecer su presencia en las minas ilegales.

La extracción del metal genera casi las mismas ganancias para las organizaciones al margen de la ley que el tráfico de drogas.

De acuerdo con cálculos oficiales, el Clan del Golfo está detrás de entre el 30 y el 60% de las exportaciones de droga desde Colombia (equivalente a unas 700 toneladas anuales).

Las guerrillas y los paramilitares aliados con narcos no permiten que se extinga el conflicto armado que vive el mayor productor mundial de cocaína desde hace casi seis décadas.

La suspensión del cese al fuego es un revés para la política de Paz Total con la que Petro quiere poner fin a los enfrentamientos. Ahora, de los cuatro procesos de diálogo abiertos con guerrilleros y grupos armados ligados al narcotráfico, sólo quedan tres.

 

(Con información de agencias)

Temas:

Gustavo Petro Clan del Golfo Colombia

Seguí leyendo

Te Puede Interesar