Economía y Empresas > INDUSTRIAS

Habrá puja electoral en la Cámara de Industrias tras dos décadas con candidato único

Dos listas se disputan el liderazgo de un sector con golpeado por la pandemia y con años consecutivos de declive en la producción y puestos de trabajo  

Tiempo de lectura: -'

11 de noviembre de 2020 a las 13:17

Desde hace casi 20 años, las elecciones en la Cámara de Industrias (CIU) se hicieron en base a una lista única, pero ahora el escenario cambió y habrá puja electoral. El corazón de la industria manufacturera uruguaya (excluye las pasteras, zonas francas y la refinería de Ancap) viene de años de declive en su nivel de producción y pérdida de empleo y que se agravó en tiempos de pandemia. Este jueves 12 se celebra el Día de la Industria y el 122 Aniversario de la CIU y participarán el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, directivos de la gremial y el ministro de Industria, Omar Paganini, entre otras autoridades vinculadas al sector.

Gabriel Murara, presidente actual de la CIU, recordó que en 1992, cuando él ingresó a la cámara, sí había competencia, pero luego se fue entrando en la onda de postulaciones únicas. “Ahora el cambio se debe a que hay más interés en los industriales en participar; también hay distintas visiones que habrá que tratar de consensuar y elegir, para que la cámara funcione”, comentó.

Los dos listas que luchan entre sí son las lideradas por los candidatos Carlos Barreira, dueño de Crisoles Pinturas y Tintas, y del otro lado de la mesa, Alfredo Antía, director de laboratorios Efa y presidente de la Asociación de Laboratorios Nacionales del Uruguay.  

Antía comentó que “lejos de lo anodino de la lista única que se decide en un acuerdo entre cuatro paredes donde terminan participando pocas personas, el escenario de este año convoca a la participación. Se da una instancia fermental para proponer ideas y personas, y lo que salga será la mixtura de la opinión de la gente”.

Barreira versus Antía

El próximo presidente de la CIU se enfocará en defender los intereses del sector industrial, con el desafío de aunar intereses de empresas que muchas veces son competencia entre sí, además de promover un marco legal para que esa competencia sea sana. Se trata de una posición honoraria para defender intereses colectivos. En cierto sentido, ambos candidatos están alineados con dicho objetivo y la diferenciación de sus propuestas pasa, en gran parte, por las improntas personales. 

Barreira está vinculado a la CIU desde hace muchos años, desde diferentes posiciones dentro del consejo directivo. Su propuesta es acercar más a los socios a la organización, potenciar programas de desarrollo empresarial de emprendedores y exportadores, y generar espacios de interacción dentro de las gremiales y entre ellas, según manifestó. 

“Hacia afuera de la CIU, queremos presentarle al gobierno una agenda de temas claves para recuperar niveles de competitividad y acceso a mercados, a través de exportaciones con valor agregado, así como restablecer y potenciar los contactos con las otras cámaras industriales dentro del Mercosur y fuera de él”, señaló.

A su entender, “hay que manejar este tipo instituciones, como la CIU, como si  fueran una empresa, pero sabiendo que no lo son. Es decir, tener objetivos claros, manejo prudente  de los dineros de los socios, etcétera, agregó.

Del otro lado de la contienda, la alternativa es Antía (actualmente consejero), que plantea el objetivo de promover una reactivación de la industria “acorde a los tiempos actuales”.  

“El gobierno tiene que establecer normas para que el estímulo no sea solo instalarse en una zona franca, sino que en todo el territorio nacional pueda haber condiciones de competitividad en cuanto a relaciones laborales, costos, oportunidades comerciales, apertura y comercio exterior”, reclamó Antía.

“Pertenezco a un sector farmacéutico que aporta casi 5% del PIB del país, es una buena fuente de empleo y también exportador. Si resulto electo, trabajaré en forma aunada con otros sectores”.

Ambos candidatos piensan que generar empleo será uno de los focos más importantes en la próxima gestión. En los últimos días, estuvieron llamando por teléfono y visitando las empresas, una a una, en busca de respaldo.

La autoevaluación de Murara y el sector

“Estoy en retirada en la parte directiva, aunque seguiré participando en la gremial, en alguna comisión. Pero en la directiva hay que darle espacio al recambio generacional”, dijo Murara.

El actual presidente de CIU señala que uno de sus logros en su período fue haber “reestructurado” la cámara, lo que muchos socios “no saben”. Explicó que se trató de una reestructuración general de la organización, con mejoras en la parte financiera y operativa, así como en materia de residuos industriales del sector, lo que dará más “sustentabilidad” en el tiempo. 

“El sabor amargo, mi debe, es que cuando asumí dije que el principal problema que teníamos en el sector era la competitividad y lo seguimos teniendo”, admitió. 

Al respecto, basta revisar algunas cifras del sector, que evidencian el golpe de la pandemia. De enero-setiembre de 2020, el Índice de Inversión en Maquinaria y Equipos (IMEQ) de la industria descendió 8,2% respecto a igual período de 2019.

En junio, el endeudamiento financiero de la industria ascendió a US$ 2.250 millones, aumentando 3,3% respecto a diciembre de 2019. En setiembre, las solicitudes de exportación de bienes se ubicaron en US$ 672 millones, esto es 4% menos respecto al mismo mes de 2019. En el segundo trimestre de 2020, el Índice de Volumen Físico (IVF) de la industria manufacturera (sin incluir la refinería de ANCAP) registró un gran deterioro respecto a igual período del año anterior (-16,2%).

Más del 90% del entramado industrial del país son pequeñas y medianas empresas, y la CIU aboga por más medidas de apoyo en la situación de emergencia sanitaria. “Algunas medidas mueven más la aguja que otras, pero sumadas ayudan”, comentó Murara.

El sector industrial está compuesto por 17 mil empresas, que generan 164 mil puestos de trabajo del país, con ingresos que superan los del promedio de la economía nacional.

Proceso electoral

Los estatutos indican que las elecciones se celebran cada dos años, en las que se renueva 50% del consejo directivo, integrado por 16 titulares y 16 suplentes. Es decir, se eligen ocho titulares y ocho suplentes. Una vez conformado el consejo, éste vota en forma secreta por el cargo de presidente.

Para presentar una lista hay que contar con el respaldo de entre 80 y 100 firmas como mínimo. El próximo viernes 13 vence el plazo para la presentación de las listas. Las elecciones en las que se votarán las planchas de los 8 titulares y 8 suplentes se realizará el 26 de noviembre. Los votantes son las empresas socias de la cámara; se contabiliza un voto por empresa.

Murara: “Hay dos visiones”

“Hay dos visiones representadas en dos candidaturas, una más tradicional y otra más moderna. En una línea está la lista de Barreira, que viene con candidatos promovidos desde hace mucho tiempo; y la de Antía con gente que ha entrado en la cámara en los últimos cuatro años, que ha generado un recambio generacional importante y también un cambio de género, porque hay aumento de la participación femenina empresarial en su lista”, comentó el actual presidente de la CIU. "Los electores tendrán la oportunidad de elegir por quién se sienten mejor representados", señaló. Actualmente en el consejo directivo de la CIU hay tres mujeres.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...