Cargando...

Mundo > México

Hallan un esqueleto de humano de 8.000 años de antigüedad en las obras del Tren Maya

La construcción del megaproyecto sigue aportando sorprendentes hallazgos, mientras los expertos piden mayor cuidado con las obras para preservar los yacimientos arqueológicos

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2022 a las 05:03

El espeleólogo y arqueólogo mexicano Octavio del Rio encontró esta semana los restos de un ser humano prehistórico que vivió hace aproximadamente 8.000 años en la zona de construcción de uno de los tramos del Tren Maya, informaron medios de ese país.

Los huesos fueron hallados a 400 metros de una cueva inundada, en el Tramo 5 del Tren Maya, que va de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo, en una de las regiones más turísticas del país.

Del Río dijo que él y su compañero de buceo Peter Broger vieron el cráneo destrozado y el esqueleto parcialmente cubierto por sedimentos en el cenote.

Un cenote es un pozo o estanque natural de agua dulce abastecido por un río subterráneo que se forma en numerosos lugares de la península de Yucatán por la erosión de los suelos, y al que los antiguos pobladores daban un uso sagrado.

"La osamenta está depositada sobre una gran capa de sedimento. Los huesos también tienen sedimento encima, con lo cual se infiere que tiene mucho tiempo ahí", explicó al diario mexicano Reforma.

“Tomando en cuenta la distancia a la que se encuentra la entrada del cenote, el esqueleto no pudo haber llegado hasta allí sin un equipo de buceo moderno, por lo que debe tener más de 8.000 años”, dijo Del Río, refiriéndose a la época en que el aumento del nivel del mar inundó las cuevas, hasta entonces secas.

De confirmarse la datación, los restos corresponderían a un ser humano que vivió antes de la aparición de la Civilización Maya.

El arqueólogo subrayó que el cenote, del cual no reveló su ubicación por temor a que el lugar pudiera ser saqueado o dañado, estaba cerca de donde el gobierno ha talado una franja de selva para colocar las vías del tren, y podría derrumbarse, contaminarse o cerrarse por el proyecto de construcción y su subsecuente desarrollo.

“Llamada de atención”

Del Río lleva tres décadas explorando la región y, en 2002, participó en el descubrimiento y la catalogación de los restos conocidos como La mujer de Naharón, que murió más o menos en la misma época, o quizá antes, que Naia: el esqueleto casi completo de una mujer joven que murió hace unos 13.000 años, el cual fue descubierto en un sistema de cuevas cercano en 2007.

"[Esto es] una llamada más de atención para que se considere a este sitio como toda una poligonal de yacimiento arqueológico y paleontológico único de Tulum, de América y de todo el mundo", advirtió.

Todavía no se conoce el sexo ni la edad de la persona encontrada. Harán falta meses o años de investigaciones para que se puedan conocer más detalles. Según del Río, este esqueleto podría ayudar a entender, de manera más profunda, cómo era la vida de los hombres prehistóricos en el continente americano. Desde el año 2000 hasta la fecha, dice Del Río, los expertos mexicanos han hallado nueve fósiles similares.

"En toda la geografía de Yucatán es donde están los sistemas de ríos subterráneos más extensos del planeta y en la Era de Hielo estaban secos y resultó el lugar ideal para los pobladores tempranos de la península", comentó Del Río, quien también es colaborador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Hallazgos invaluables

Algunos de los restos humanos más antiguos de América del Norte han sido descubiertos en los cenotes de la costa caribeña del país, y los expertos dicen que algunas de esas cuevas están amenazadas por el proyecto turístico del Tren Maya.

Cuevas misteriosas, altares prehispánicos y restos de animales antiguos son algunos de los descubrimientos que se han hecho en los últimos meses en el sureste de México, la zona donde se está construyendo una red ferroviaria que promete detonar el turismo, el comercio y la economía de esta región, localizada en diversas zonas selváticas protegidas.

De acuerdo con un informe publicado en julio pasado por el Instituto Nacional de antropología e Historia (INAH), hasta ese momento en las obras del Tren Maya se han encontrado 24.067 estructuras, 1.345 objetos completos y estructuras de piedra, 384 osamentas, 765 rasgos naturales asociados a contexto arqueológico, 380 vasijas completas y 489.000 fragmentos de cerámicas de diferentes épocas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador busca terminar el Tren Maya —el proyecto de infraestructura más grande del Gobierno de México— en los dos años que le quedan de mandato, a pesar de las objeciones de ecologistas, buzos de cenotes y arqueólogos. Aseguran que su apuro dejará poco tiempo para estudiar los restos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...