Agro > JORNADA ANUAL SUL

Hay señales positivas para volver a tener un Uruguay ovejero

Miguel Sanguinetti, presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana, destacó que el crecimiento del stock, aunque leve, “genera una linda sensación” 

Tiempo de lectura: -'

13 de diciembre de 2019 a las 12:50

Los 6.418.703 ovinos que tiene Uruguay –con base en los datos de la declaración jurada de Dicose al 30 de junio de 2019– “no es un número significativo”, si se tiene en cuenta que el país supo tener unos 26 millones de cabezas, pero la cifra dice algo: paró la caída de lanares y eso es algo que debe ser resaltado. El incremento, si bien fue leve, de menos de 1,4%, “genera una linda sensación para el rubro”, anunció Miguel Sanguinetti, presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL).

En diálogo con El Observador señaló que para el año que viene se espera que “siga aumentando el stock, porque estamos convencidos de que es una de las bases para pegar el salto y consolidar el rubro en Uruguay”.

En la jornada anual de divulgación organizada por el SUL en su Centro de Investigación y Experimentación Doctor Alejandro Gallinal (Ciedag), en Cerro Colorado, Florida –el martes 10–, Sanguinetti señaló que “son muchas las expectativas” para 2020 teniendo en cuenta el cambio de gobierno que se oficializará el 1° de marzo.

“Es una señal muy fuerte” que Uriarte haya acompañado al SUL"

Entre otras cosas, hizo hincapié en que “es una señal muy fuerte” que el futuro ministro de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos María Uriarte, haya acompañado a la jornada. “No digo que no se hayan hecho cosas en los gobiernos anteriores. Lo que ha faltado, y es lo que nos reclaman los productores, es la resolución de los problemas”, indicó.

La jornada se desarrolló en el Ciedag, en Cerro Colorado.

Desde su punto de vista, se ha proyectado mucho y se tiene claro qué camino tomar y cuáles son los obstáculos, pero hizo hincapié en que faltan resoluciones.
“Creo que ahora viene esa etapa de ejecución. Eso es lo que esperamos”, afirmó.

En tanto, destacó los avances que se ha tenido con el grupo de erradicación de la mosca de la bichera, que el SUL lleva adelante junto con el MGAP y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA). “No vamos a perder ni un día para llevar adelante el proyecto, porque cuanto antes se empiece a trabajar para el rubro ovino es fundamental”, afirmó.

El sector en números

Durante la jornada, María Paz Bottaro –analista en mercados del SUL– analizó los principales números de producción y exportación del sector. Según estos, además del stock, la poducción de lana también tuvo un incremeneto, a 26 millones de kilos.

Destacó que la producción de carne ovina “está bastante estable”, en 67 mil toneladas.

Miguel Sanguinetti, presidente del SUL.

Tanto en carne ovina como en lana, Uruguay depende de la demanda china, dado que es el principal destino para la colocación de esos productos. El líder en exportación, se indicó, es la carne ovina con hueso.

Bottaro también informó que en 2002 el principal mercado para la carne ovina era Brasil, pero en 2011, con el 41%, China era de los principales jugadores y hasta hoy  es el principal mercado para la colocación de este producto.

La experta remarcó que aún no hay un Tratado de Libre Comercio (TLC), por lo que los productos uruguayos pagan aranceles de 12% o 25% para el ingreso al gigante asiático. Uruguay compite con Australia y Nueva Zelanda, países que cuentan con sus TLC.

Señaló también que Brasil, si bien ha disminuido sus compras, se posiciona en el segundo lugar y es un país con interés por cortes de calidad.

“Hay que destacar, una vez, más la diferencia de precios entre lotes acondicionados y lotes sin acondicionar”, afirmó. Sea cual sea el micronaje, los lotes acondicionados marcan “una diferencia clara” en valor frente al resto. En 2019, por un lote de 21 o 21,5 micras un productor grifa verde recibió US$ 9, mientras que por un lote sin acondicionar recibió US$ 7,40. 

Carlos María Uriarte, futuro ministro de Ganadería Agricultura y Pesca.

Uriarte quiere un país con una oveja por hectárea 

 

“Se me vienen a la memoria muchas cosas que son para compartir en este ámbito”, dijo el próximo ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, en la jornada del SUL. Recordó que su primera oportunidad laboral fue en un concurso del SUL, en 1984. Había nueve vacantes, pero terminó en el lugar N° 10.
El amor a la oveja lo tuvo “desde el arranque”. Con un padre ovejero, se inició como productor rural con ahorros en lanares. “Somos de los que no han bajado ni una oveja. Defendemos tener una oveja por hectárea, porque nos ayuda a manejar mejor las pasturas y diversificar ingresos”, dijo.
Uriarte es un convencido de que la oveja es “particularmente importante” para el desarrollo del país agropecuario, porque tiene la peculiaridad de necesitar al pastor para cuidarla.  “Somos defensores de que el Uruguay que queremos tiene que tener al rubro como protagonista. Tenemos la oveja, la gente y la tecnología”, expresó.
Sin embargo, enumeró tres barreras que dificultan esa meta: el abigeato, los perros y la bichera. “No me gusta prometer, pero prometo el mayor esfuerzo para tratar de revertir estas tres barreras. Por eso los convido, pero no me dejen solo”, concluyó.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...