Cargando...
Las investigaciones policiales concluyeron que Rubén da Silva Villar, alias Colombia, ordenó los asesinatos

Mundo > Brasil

Identificaron al autor intelectual de los asesinatos de un periodista y un indigenista en la Amazonía

El británico Dom Phillips y el brasileño Bruno Pereira fueron muertos y sus cadáveres ocultados en junio de 2022. Ahora, la Policía afirma tener “indicios vehementes” de que el líder de una organización de pesca ilegal que está preso fue quien ordenó matarlos

Tiempo de lectura: -'

25 de enero de 2023 a las 05:04

La Policía brasileña reunió "indicios vehementes" que señalan a un traficante conocido como "Colombia" como el autor intelectual de los asesinatos de un periodista británico y un indigenista brasileño en la Amazonía en junio pasado, informaron las autoridades.

Las investigaciones policiales concluyeron que Rubén da Silva Villar, alias Colombia, ordenó los asesinatos del periodista británico Dom Phillips, de 57 años, y del experto indigenista Bruno Pereira, de 41, según confirmó en una conferencia de prensa el jefe de la Policía Federal en el estado de Amazonas, Eduardo Fontes.

"Las investigaciones están en la fase final y tenemos indicios vehementes que apuntan a 'Colombia' como autor intelectual de estos crímenes", dijo Fontes, que calificó el caso como "prácticamente cerrado en un 90%".

La Policía dijo haber confirmado que "Colombia", de quien había dudas sobre su identidad, ya que portaba tres documentos, dos de ellos con las nacionalidad peruana y brasileña, fue aclarada: nació en la ciudad amazónica de Puerto Nariño, Colombia.

Villar, que está preso desde diciembre, es sospechoso de haber liderado una organización de pesca ilegal en el Valle de Javari, una región selvática cerca de la frontera de Brasil con Perú y Colombia.

"La fiscalización de la pesca ilegal, que era ejercida por Bruno Pereira de forma muy vehemente, traía grandes prejuicios al grupo criminal", explicó el jefe de la Policía en Amazonas.

Entre las pruebas reunidas por los investigadores, Fontes citó que “Colombia” proporcionó a los identificados como autores materiales municiones y embarcaciones para la realización de pesca ilegal ("muy enfrentada por Bruno"), y también pagó el abogado de la defensa de uno de los imputados en el doble crimen.

Además de “Colombia”, también están presos por la ejecución del doble asesinato Amarildo da Costa de Oliveira, Jefferson da Silva Lima y Oseney da Costa Oliveira, hermano de Amarildo.

Phillips y Pereira fueron asesinados a tiros el 5 de junio en el Valle de Javari, donde se registró un aumento de la pesca, tala y minería ilegales, y el tráfico de drogas.  

La Policía encontró los restos de ambos el 15 de junio, luego de que el pescador Amarildo da Costa confesara su participación y llevara a agentes al lugar donde habían sido enterrados los cuerpos tras ser desmembrados.

Pereira había estado trabajando para detener la pesca ilegal en la reserva indígena del Valle de Javari, un territorio más grande que Austria, con la mayor concentración de tribus no contactadas en la Tierra.

Phillips, periodista independiente que colaboraba con The Guardian, The New York Times y otros periódicos, viajaba con él para escribir un libro que sería titulado Cómo salvar la Amazonía.

Villar había sido inicialmente capturado en julio, y suelto en octubre bajo fianza. Pero la justicia federal decretó nuevamente su prisión luego de que incumpliera las condiciones impuestas para la libertad provisoria.

El jefe de la Policía agregó el lunes que una cuarta persona fue imputada: Edvaldo da Costa Oliveira, otro hermano de Amarildo y presuntamente responsable por haber entregado el rifle usado en los crímenes a Silva Lima y haber participado del ocultamiento de los cadáveres. 

Dos defensores ambientales

Cuatro años después de su primera expedición a las profundidades de la remota selva del valle de Javari, en Brasil, Dom Phillips y Bruno Pereira se unieron nuevamente el año pasado, cada uno trabajando en un gran proyecto de defensa de la Amazonía.

El periodista británico Dom Phillips y el experto indigenista brasileño Bruno Pereira, ambos en un momento de cambios en sus respectivas vidas, regresaron a esa región selvática que visitaron juntos en 2018, hogar de una reserva indígena más grande que Austria.

En su viaje de 2018, Pereira, entonces director del programa para tribus aisladas de la agencia gubernamental de asuntos indígenas de Brasil (Funai), invitó a Phillips, entonces enviado por The Guardian, para cubrir una extenuante expedición de 17 días en la densa selva tropical.

El objetivo era mapear las tierras ocupadas por una tribu no contactada y para tratar de evitar conflictos con otras etnias.

En su artículo, Phillips escribió con admiración sobre Pereira en cuclillas y chanclas al lado de una hoguera comiendo el cerebro de un mono como desayuno mientras discutían de política.

Cuatro años después, ambos estaban de regreso al Valle de Javari, en el noroeste de Brasil, cerca de las fronteras con Perú y Colombia.

Phillips, de 57 años, había dejado de lado los reportajes periodísticos para escribir un libro sobre la mayor selva tropical del planeta.

Pereira, de 41 años, se había despedido de la FUNAI y establecido un programa para ayudar a los indígenas a detectar y denunciar las invasiones de sus tierras por parte de madereros, mineros y cazadores ilegales.

El 2 de junio, partieron en bote desde Atalaia do Norte, un municipio tranquilo en la unión de los ríos Itaquai y Javari, para que Pereira pudiera mostrarle a Phillips su proyecto.

Planeaban regresar el 5 de junio. Nunca llegaron.

Pereira salió de la Funai tras chocar con el nuevo encargado de reducir programas designado cuando el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro asumió el cargo en 2019, pero encontró un nuevo hogar en un grupo de derechos indígenas, UNIVAJA.

Allí, entrenó a voluntarios indígenas para patrullar el valle de Javari, ingresando las incursiones en una aplicación creada especialmente.

La reserva vivía una oleada de invasiones de tierras y otras amenazas, en un momento en que numerosos estudios afirman que la administración de sus tierras por parte de los nativos es clave para proteger la Amazonía, un recurso vital en el combate para frenar el cambio climático.

El proyecto le valió a Pereira amenazas de muerte. "Tenían toda la escena del crimen trazada y estaban preparando un informe para mostrárselo a las autoridades", dijo la periodista brasileño-estadounidense Monica Yanakiew, de Al Jazeera English, quien acompañó a Pereira en un viaje similar en diciembre.

"Todo el mundo dice que no se puede patrullar un área tan grande sin un ejército completo, pero si hay 10 patrulleros indígenas que conocen el terreno y una aplicación, se puede averiguar qué está pasando", dijo a AFP.

Fue esta combinación de organización magistral y conocimiento íntimo del terreno lo que convirtió a Pereira en "uno de los grandes expertos indígenas", dijo un viejo amigo, el veterano reportero brasileño Rubens Valente.

"Tenía un don muy raro. Era alguien que sabías que llegaría a grandes cosas: ministro de medio ambiente o algo así. Su muerte es una pérdida tremenda", lamentó.

Cómo salvar la Amazonía

Phillips, uno de los corresponsales extranjeros en Brasil más respetado, suspendió este trabajo en 2021 cuando ganó la prestigiosa beca Alicia Patterson para su proyecto de libro, destinado a ser una mirada muy amena a las formas prácticas de proteger la selva tropical.

Su título provisional era How to save the Amazon (Cómo salvar la Amazonía).

"Estaba muy emocionado", dijo Jenny Barchfield, una amiga que conoció a Phillips cuando ambos eran corresponsales extranjeros en Río de Janeiro en la década de 2010.

Lo recuerda como amigable, amable, vorazmente curioso y "magnético", con brillantes ojos azules y una sonrisa traviesa.

"Habló sobre lo emocionante que era poder pensar más allá de la próxima historia para este largo proyecto que tenía ramificaciones realmente importantes", dijo.

Sus amigos dicen que Phillips estaba muy metido en la escritura del libro y están buscando formas de terminarlo y publicarlo.

"Estoy seguro de que Dom querría que sacaras algunos aspectos positivos de la tragedia", dijo otro amigo, el ex corresponsal escocés Andrew Downie.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...