Cargando...
El comisionado parlamentario recomendó resarcir a las víctimas

Nacional > INFORME DEL COMISIONADO

Incendio en el Comcar: comisionado advierte "responsabilidad jurídica del Estado" y pide resarcir a víctimas

También reclama garantizar la asistencia en salud mental por "estrés postraumático" en presos y funcionarios

Tiempo de lectura: -'

15 de enero de 2022 a las 18:23

En la madrugada del 9 de diciembre, los dos funcionarios que custodiaban todo el módulo 4 del ex Comcar escucharon gritos y golpeteos de internos que se encontraban dos pisos más arriba. Este módulo cuenta con 400 plazas, pero ese día, cuando se desató el incendio, había allí 653 presos. El fuego, que surgió de una sobrecarga eléctrica, derivó en la muertes de cuatro internos, dos de ellos en el acto y otros dos días después producto de las heridas. Además, otro interno continúa internado en recuperación.

En un informe que presentó este viernes ante el Parlamento, el comisionado parlamentario penitenciario, Juan Miguel Petit, advierte que el Estado tiene que asumir su “responsabilidad jurídica ante carencias estructurales crónicas persistentes en el tiempo”, y recomienda resarcir a las víctimas y sus familiares, así como garantizar la asistencia en salud mental para presos y funcionarios carcelarios que sufren "estrés postraumático" tras el incidente.

Al reconstruir el incendio, Petit narra que en la celda 35 del sector A2 del módulo 4 había "varios electrodomésticos con las habituales y frágiles instalaciones que allí existen para calentadores, aparatos de TV, equipos de música o ventilador". Allí dormían cinco personas y el cortocircuito de alguno de estos aparatos prendió fuego los colchones, que emitieron "gases sumamente tóxicos" que hicieron perder la conciencia rápidamente a quienes estaban allí. La instalación eléctrica que generó el episodio fue diseñada para una menor cantidad de personas de las que hay en la actualidad. 

El informe al Parlamento destaca que en el segundo piso hay una estructura que se repite en el piso interior. Se trata de dos celdarios con un espacio central vidriado cuyo cometido es ser puesto de observación y vigilancia, pero desde hace muchos años está desocupado por la falta de funcionarios. Según Petit, se podrían haber disminuido los daños si ese puesto hubiera estado cubierto, ya que se podría haber actuado en los primeros minutos de desatado el incendio, que los expertos señalan como claves para poder llevar al mínimo su impacto. 

"De tener el funcionamiento para el cual fue creada y que tuvo durante un tiempo, habría generado más posibilidades de interrumpir la cadena de hechos que desencadenó el cortocircuito", afirma el texto que realizó el equipo de Petit.

Los dos funcionarios que custodiaban todo el módulo se encontraban dos pisos más abajo. Cuando notaron "mucho humo negro y muy caliente" alertaron a la Jefatura de Servicio del Comcar y corrieron a abrir la puerta de la celda en cuestión, pero también otras para que los internos pudieran ayudar a sacar a las víctimas del lugar. 

Dos de los internos murieron en el lugar y los demás fueron evacuados al Centro Nacional de Quemados en el Hospital de Clínicas y en el Hospital Español.

Recomendaciones

Dentro de las recomendaciones del informe al Parlamento, está el resarcir a las víctimas y a sus familias por "daño moral", dado que es responsabilidad civil del Estado "que le corresponde por carencias que son estructurales y endémicas, cumpliendo los estándares mínimos - control, vigilancia, cuidado- para los cuales tiene un grado de desarrollo suficiente capaz de asegurarlos". 

En otro orden, se entiende necesario continuar impulsando que las unidades penitenciarias tengan habilitación de Bomberos, que actualmente son "muy pocas", y promover señalizaciones, capacitaciones, simulacros y difusión de información.

"Fuego, humo, caos y gritos": funcionarios e internos sufren de estrés postraumático

La oficina del comisionado parlamentario realizó entrevistas a los involucrados y subrayan que "se mostraron impactados emotivamente por lo ocurrido y por el desgarrador rescate de las personas que estaban en la celda 35: las heridas que tenían eran gravísimas y dolía el alma verlas". Todo lo que veían era "fuego y humo, caos y gritos", expone el informe que asegura que tanto funcionarios como internos sufren de estrés postraumático por haber realizado "acciones de gran valentía y arrojo, ya que actuaron cuando todavía los gases estaban en el aire, el fuego no se había extinguido y el humo tóxico caliente lo invadía todo". 
Se destacó la "actuación conjunta y decidida de policías y personas privadas de libertad que actuaron -en conjunto, de alguna manera-" para resolver de la mejor manera la situación.
Se subraya que el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) debería proveer de asistencia a la salud mental a las personas presentes en el evento.   

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...