Cargando...
Las intendencias manejan tres escenarios: uno de máxima, uno de mínima y otro intermedio.

Nacional > SUCIT

Intendentes avanzan en unificar el cobro de la contribución inmobiliaria

Los intendentes manejan tres posibles escenarios para concebir un Sistema Único de Cobro de Impuestos Territoriales que están desarrollados en un documento

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2021 a las 05:00

El Sistema Único de Cobro de Ingresos Vehiculares (Sucive) —cuya gestación acabó de cocinarse en diciembre de 2011 tras un largo encuentro presidido por el entonces presidente José Mujica en la Estancia de Anchorena— marcó para los intendentes un antes y un después en la recaudación de una de sus fuentes de dinero más fuertes: la patente de rodados. Además, puso fin a la “guerra de patentes”. 

Ahora el consenso político está servido para una nueva apuesta hacia el principal ingreso de los gobiernos departamentales: el Sistema Único de Cobro de Impuestos Territoriales (Sucit). La actual administración de jerarcas planea dejar el camino allanado para que la próxima generación de jefes comunales lo concrete a partir de 2026, según confirmaron desde el Congreso de Intendentes a El Observador. 

El sistema, sin embargo, no permitiría unificar los montos a cobrar, como  sucede con los vehículos aunque sí sería una oportunidad para actualizar criterios que han permanecido incambiados. 

Desde el organismo entienden que “la recaudación se encuentra por debajo de su potencial” por razones varias, entre las que se incluyen la falta de información certera sobre las características de los inmuebles y sus propietarios, y niveles “usualmente insuficientes” de articulación con distintas reparticiones estatales, según detalla la “hoja de ruta” a la que accedió El Observador.

Una de las lecturas es que las alícuotas que las intendencias aplican sobre tributos como la contribución inmobiliaria están “establecidas generalmente hace mucho tiempo” y “no reflejan los cambios en la dinámica urbana de las ciudades ni en la cobertura de los servicios”. Las intendencias manejan por tanto tres escenarios.

El primero es el más ambicioso y el ideal, y tiene como objetivo lograr mejorar la recaudación potencial de todos los tributos sobre los inmuebles, que abarcan desde las contribuciones inmobiliarias urbanas hasta las rurales, impuestos de puerta, entre otros.

Su implementación implica centralizar las gestiones de cobro y control de morosidad, aumentar y mejorar la información disponible sobre inmuebles, dinamizar las actualizaciones de los montos imponibles sobre los tributos y cruzar mecanismos de fiscalización con organismos nacionales, dice  el documento.

Desde el Congreso de Intendentes entienden que "la recaudación se encuentra por debajo de su potencial"

El escenario de máxima conlleva al desarrollo de un software que consulte directamente datos de intendencias, Dirección General de Registros (DGR), Dirección Nacional de Catastro (DNC) y otras plataformas. “De esta forma se configura una única base de datos para el sistema”, recopila el informe del Congreso de Intendentes.

De concretarse, se trataría de la alternativa de “mayor potencia” dada la cantidad de prestaciones que abarcaría. Una de las virtudes señaladas es que permitirá la “depuración de información sobre contribuyentes”, con más datos sobre los titulares de deuda y su “comportamiento en relación al cumplimiento de pago de otros tributos”.

Según el Congreso, también admitirá “distintas alternativas para la emisión de certificados únicos de deuda que comprendan al conjunto de tributos territoriales de todo el país, facilitando la fiscalización cruzada entre intendencias y con entidades nacionales”. 

En esta línea, cada comuna fijará las alícuotas sobre los montos imponibles, que por su parte presenta distintas opciones para su definición, tales como referencias de valor de mercado, cruce de datos con plataformas para definir los atributos que determinan el valor del bien, entre otros.

“Esta alternativa requiere acuerdos con un mayor número de instituciones involucradas para su implementación y una solución tecnológica de mayor complejidad relativa”, se afirma.

Los otros escenarios tienen como norte solo a la contribución inmobiliaria urbana, y no a la totalidad de tributos sobre los inmuebles. El de mínima apunta únicamente a una gestión centralizada del cobro de los impuestos. Desde el Congreso de Intendentes entienden que el mecanismo “reduciría parcialmente la morosidad actual y futura por los cambios en la percepción de riesgo del contribuyente y su comportamiento en relación al sistema actual”.

En ese plan se deberá generar una base de datos con formato común para todas las comunas. “Cada una de las intendencias calcula el monto que corresponde cobrar a cada padrón. La base de datos sería entregada al Sucit (...) Al tenerlas juntas es posible generar un software que las haga interactuar con las redes de cobranza”, expone la “hoja de ruta”.

Desde el Congreso de Intendentes entienden que "la recaudación se encuentra por debajo de su potencial"

“Esta alternativa mantiene la ventaja de que requiere menos acuerdos para su implementación —solo entre las intendencias— y una solución tecnológica de menor complejidad relativa”, valora el texto a estudio de los jefes comunales.

Por último, los intendentes manejan una combinación intermedia, a través de la que podrían gestionarse de forma centralizada tanto la cobranza como la morosidad. La diferencia con el escenario anterior radica en que incluye  “acciones proactivas para la gestión de morosos por parte del sistema y no en manos de cada intendencia”.

La implementación del Sucit requerirá de cuatro etapas. Los intendentes aún están en la primera, que consiste en definir el alcance de la política de centralización, esquemas de financiamiento, entre otros aspectos. Trabaja sobre el tema una comisión integrada, entre otros, por los consejeros César García Costa (colorado) y Pedro Apezteguía (frenteamplista), y Benjamín Irazabal y Guzmán Ifrán de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) .

“Para las intendencias va a a ser otra tranquilidad, para que los ingresos no sean tan fluctuantes como ahora, que un año va muy bien y al siguiente cae muchísimo”, dijo a El Observador el intendente salteño Andrés Lima. La medida ya había sido adelantada en marzo por el entonces subdirector de OPP, José Luis Falero, en entrevista con el programa Quién es Quién de Diamante FM.

Bromatología única

El Congreso de Intendentes también aprobó la unificación de requisitos entre todos los departamentos para un registro bromatológico. Tras el llamado licitatorio, el proceso debe continuar hacia el armado del software para la confección del registro nacional, algo que, según estimó el salteño Andrés Lima, podría insumir hasta un año y medio.

Mientras tanto, los intendentes acordaron que los requisitos bromatológicos se paguen solo en el departamento de origen. "La idea sería no cobrar dos veces el mismo tributo, sino que pague en el departamento de origen y ya en otro departamento no se le cobraría por segunda vez, aunque sí tendría que someterse a los análisis bromatológicos", explicó a El Observador

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...