Economía y Empresas > RETIRO PARCIAL

Jack Ma se retira de Alibaba, pero no irá muy lejos

El actual director ejecutivo de la compañía, Daniel Zhang, será quien suceda a Ma en el cargo de presidente ejecutivo

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2019 a las 05:04

Por Li Yuan

Jack Ma se retiró formalmente de Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico que fundó y que transformó el modo en que millones de personas hacen compras. La empresa convirtió a Ma en uno de los hombres más ricos del mundo.

A pesar de las elaboradas celebraciones que la empresa organizó el martes para despedirlo, Ma no se irá demasiado lejos.

En el papel, el director ejecutivo de Alibaba, Daniel Zhang, será quien suceda a Ma, de 55 años, en el cargo de presidente ejecutivo. Ma dijo que dedicará su tiempo a la filantropía, en especial a la educación rural.

“No voy a dejar de hacer cosas”, dijo en un evento de emprendedoras a finales de agosto. “Alibaba es solo uno de mis sueños. Aún soy joven”.

La noche del martes Alibaba celebró la jubilación de Ma, que también coincide con su cumpleaños y con el vigésimo aniversario de la empresa, en compañía de 80.000 empleados en el estadio olímpico de Hangzhou, la ciudad del este donde se encuentra la sede principal del negocio. Entre los planes había un desfile en el que los miembros del personal estarían disfrazados, música y actuaciones en el escenario, de acuerdo con un vocero de Alibaba.

Ma, no obstante, seguirá siendo una fuerza importante dentro de la compañía. Es miembro vitalicio de Alibaba Partnership, un grupo al que pertenecen algunas decenas de empleados con tremendo poder en el directorio y el liderazgo, y quienes además tienen acceso al grupo de bonificaciones.

El grupo también domina las licencias clave que Alibaba requiere para hacer negocios en el continente. Si bien las acciones de Alibaba se comercializan en Nueva York y entre sus dueños hay inversores globales, Pekín requiere que las licencias que muchas empresas necesitan para operar estén en manos de ciudadanos chinos.

Tal vez lo más importante es que Ma controlará todavía Alipay, el sistema de pago en línea chino que usan muchos de los mercados digitales de Alibaba. El negocio compite ferozmente con WeChat, que pertenece a Tencent Holdings, que se ha convertido en una potencia en pagos en línea en China lo cual sigue siendo un desafío para Ma en el frente de negocios.

“Mientras Jack Ma tenga membresía vitalicia, estará a cargo del imperio Alibaba”, escribió en su cuenta de WeChat Fang Xingdong, un veterano chino de internet quien a veces ha criticado a Alibaba. Fang escribió que el martes sucedía la tercera “jubilación” de Ma. La primera fue en 2006 y la segunda en 2013 cuando Ma abandonó los cargos de presidente y director general, respectivamente.

“No puedo imaginar cómo será la cuarta jubilación de Jack”, escribió.

Un gigante de verdad 

Fundada como una empresa que buscaba conectar a los manufactureros chinos con pequeños negocios extranjeros, Alibaba dio un gran golpe cuando cambió su enfoque para convertirse en un mercado en línea para vendedores y consumidores chinos. Su ascenso coincidió con el auge de la cultura de internet en China y, más tarde, con el de los teléfonos inteligentes, lo que transformó a la sociedad china en una en la que los consumidores pueden comprar bienes, servicios e incluso productos de inversión con solo tocar una pantalla.

La compañía ha crecido hasta convertirse en el gigante comercial que tal vez tiene la mayor penetración en la economía china.

El éxito de Alibaba quedó asegurado en 2014, cuando su oferta pública inicial en la bolsa de Nueva York recaudó más de US$ 21.000 millones. También aseguró la fortuna personal de Ma, quien, desde diferentes perspectivas, es el hombre más adinerado de China. El Informe Hurun, una organización de investigación en Shangái que lleva el registro de los millonarios chinos, estima que su fortuna asciende a US$ 38.000 millones. 

Alibaba también posee el mayor negocio de computación en la nube de China y uno de los mayores servicios de entrega de comidas y redes logísticas. En general, la compañía sigue creciendo a un ritmo saludable.

Alibaba podría enfrentar más desafíos: la economía china se desacelera; Estados Unidos libra una guerra comercial en contra de China, y el gobierno de Pekín cada vez está más indeciso en cuanto al papel de las empresas privadas en la economía. Ma también abandona el puesto de presidente ejecutivo justo cuando el mundo ha abierto los ojos respecto al poderío que ejercen sobre la sociedad los gigantes tecnológicos.

“Nos esforzamos por crear empresas más grandes y más fuertes en el último siglo”, dijo Ma durante un discurso en un evento de negocios este año. “Hoy necesitamos pensar en cómo crear buenas compañías. Necesitamos hacer que nuestros clientes, sociedad, empleados, familias y nosotros mismos seamos felices. Solo las buenas compañías así pueden durar”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...