The Sótano > THE SÓTANO

James Bond versión afro

La discusión sobre si otorgarle el personaje a Idris Elba o respetar los orígenes del personaje

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2018 a las 14:13

La serie de televisión The Equilizer (El justiciero) se emitió entre 1985 y 1989. Estaba protagonizada por el actor británico Edward Woodward (1930–2009), quien hacía un trabajo notable en el papel de Robert McCall, por el cual ganó el Globo de Oro en 1986. El agente McCall trabajaba para una dependencia estadounidense de inteligencia, cuyo nombre nunca era develado y solo era conocida como “La agencia” o “La compañía”. Fue la única serie en esa década que vi del primero al último capítulo, todos destacados por la profundidad para analizar las situaciones presentadas. Además, el agente McCall tenía una inteligencia y una agudeza intelectual como ningún otro personaje televisivo. Hizo historia solo por su modo de ser. En su tiempo libre McCall escuchaba música clásica y leía poesía. Hay un episodio antológico, en el que está leyendo a los poetas románticos y su jefe lo interrumpe para mandarlo a una misión. Su ira ante la situación fue antológica. En 2004 se estrenó la película The Equilizer, versión demasiado libre de la serie, con Denzel Washington como protagonista. Este año se estrenó The Equilizer 2.


Si bien ambas películas son entretenidas –la primera es mejor que la segunda–, ninguna de las dos le llega a los talones a la serie, mucho más sofisticada en todos los aspectos, sobre todo en el argumental. Creo que ningún fanático de la serie se preguntó al momento del estreno por qué un actor afro americano hacía el papel que había inmortalizado un actor blanco que parecía un lord inglés al servicio de su majestad. El comentario viene al caso, pues en varios frentes hay presión para que el actor afro descendiente Idris Elba sea el próximo James Bond. El argumento colectivo detrás de la propuesta es que ya es hora de que los creadores y productores de la saga del agente 007 le otorguen el papel protagónico a un actor negro. La corrección política, aplicada erróneamente al campo de la “libertad de oportunidades”, ha llevado una causa al extremo del ridículo, pues considerar que ha imperado una tradición racista en el hecho de que solo actores blancos han interpretado al espía más famoso de la historia del cine parece una majadería difícil de comprender, sobre todo considerando los orígenes del personaje literario original, creado por Ian Fleming en 1953.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...