28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
25 de noviembre 2018 - 16:44hs

El secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, reconoció que hubo un fallo en el operativo de seguridad diseñado para la final prevista para el sábado entre River Plate y Boca Juniors, que terminó suspendido por los graves incidentes que ocurrieron a las afueras del estadio Monumental.

 D'Alessandro, encargado de controlar las estrategias de seguridad en la ciudad de Buenos Aires, afirmó que hubo "una falla" en el ingreso del ómnibus de Boca. "Hay detenidos y se está investigando por qué fallo en ese anillo de seguridad y las consecuencias ligadas a la barra", declaró el secretario de Seguridad, según recogió el diario La Nación de Argentina.

EFE

El ómnibus que trasladaba al cuerpo técnico y a los jugadores de Boca iba por la Avenida Libertador -en el último punto del anillo de seguridad y a metros de ingresar a las inmediaciones del Monumental- cuando fue atacado por cientos de hinchas de River Plate. La agresión con piedras y botellas se dio en la intersección entre Avenida Libertador y Quinteros, calle por la que el ómnibus tenía que reducir su velocidad para, en consecuencia, poder doblar. 

Aunque el ómnibus iba custodiado y también habían funcionarios de la Prefectura en las calles, impidiendo el desborde de hinchas de River, no se colocó en la intersección entre Avenida Libertador y Quinteros un vallado de contención que permitiera separar por varios metros a los hinchas del recorrido del ómnibus. 

AFP

D'Alessandro confirmó que el gas pimienta que afectó a varios jugadores de Boca Juniors fue lanzado por la Policía para impedir que los hinchas de River entorpecieran el paso del ómnibus. Como los vidrios ya estaban rotos, el gas no solo afectó a los agresores, sino también a los propios futbolistas del club xeneize. 

Pese a reconocer que hubo errores en el diseño del operativo y su ejecución, el secretario de Seguridad vinculó el ataque al ómnibus de Boca con el allanamiento que las autoridades realizaron en la casa del líder de la barra brava de River, Héctor Godoy. 

AFP

En ese operativo, que se produjo un día antes de la final del sábado, se secuestraron 300 entradas para la final de la Copa Libertadores, así como $10.000.000 pesos argentinos y US$ 15.000, informó La Nación. 

"No hay dudas de que todo está vinculado. Le sacamos más de 10.000.000 de pesos...", apuntó D'Alessandro. 

La Conmebol volvió a suspender el partido este domingo y se reunirá el próximo martes con los presidentes de Boca Juniors y de River Plate, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio, respectivamente, para fijar una nueva fecha. 

Temas:

River vs Boca

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar