Nacional > TRAS AGRESIÓN

Justicia decide qué hacer con los seis hijos de la madre procesada

Los niños están con su familia; tres de ellos con sus abuelos y los otros con el padrastro

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2017 a las 05:00

Las clases se retomaron este viernes en la escuela N° 251 General Fructuoso Rivera, dos días después de la brutal agresión de una madre a la maestra de su hijo y a la directora. La mujer fue procesada con prisión y la custodia de sus seis hijos depende ahora de la justicia de Familia, que se desconoce cuándo intervendrá. Una fuente del caso dijo a El Observador que tres de los niños se encuentran con sus abuelos, pero los dos más chicos y el más grande –por el que la madre había sido citada– están con su padrastro. El niño de 11 años concurrió este viernes a la escuela y participó de las jornadas de reflexión organizadas por Primaria.

El vocero de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Oxandabarat, informó a El Observador que el juez Huberto Álvarez pasó el caso a un juzgado de Familia, que resolverá la custodia de los seis niños. Al cierre de esta edición todavía no se le había asignado ningún juzgado al expediente.

De todos modos, Oxandabarat aclaró que "en casos de urgencia" la Policía puede comunicarse con un juez de Familia especializado en violencia doméstica que esté de turno para que los asesore sobre qué hacer con los niños.

La coordinadora del Sistema Integral de Protección a la Infancia y a la Adolescencia contra la Violencia (Sipiav), María Elena Mizrahi, dijo a El Observador que por el momento los niños están con su familia porque podría ser "todavía más traumático" separarlos. "La situación de por sí es muy complicada para ellos y siempre hay que tratar de cuidarlos lo más que se pueda", sostuvo.


Mizrahi afirmó que un equipo del Instituto del Niño y del Adolescente (INAU) trabajaba con la familia antes de que la madre agrediera a las docentes. En ese sentido, señaló que las autoridades están a la espera de un informe de los profesionales que conocen a los niños, para que ellos también ayuden a resolver qué hacer con ellos.

La madre había sido citada por la directora en reiteradas ocasiones, ya que en la escuela estaban preocupados porque sus hijos estaban descuidados. Vecinos de la cooperativa de viviendas en la que vive la familia contaron este jueves a El Observador que solían ver al niño de 11 años cargar bidones de seis litros de agua en plena madrugada, ante el corte del servicio en su domicilio.

El día después

Tanto la maestra como la directora se encuentran de licencia médica por tiempo indeterminado, ya que deben recuperarse de las heridas que les dejó la mujer. Según pudo saber El Observador, una de las docentes tiene la cara muy lastimada y la otra sufre de picos de presión desde que ocurrió el incidente. Además, Primaria no las deja acercarse a las escuela por motivos de seguridad, si bien la madre fue procesada con prisión.


"Me duele el cuerpo, pero más me duele el alma", dijo la directora en un audio de WhatsApp al que accedió El Observador. La mujer tiene 54 años y hace más de 28 que ejerce la profesión, si bien este es su primer año como directora de esa institución. De todos modos, conocía a la madre y a sus hijos desde antes ya que los niños iban a otra escuela donde ella trabajaba.

Aunque la institución es considerada de contexto crítico, nunca había ocurrido un incidente allí. De todos modos, una fuente del caso contó a El Observador que en esas escuelas tratan de no llamar mucho a las familias con antecedentes de violencia para evitar que golpeen a los niños luego del encuentro.

Larga demora

La directora mandó a buscar a la madre por una auxiliar y se reunió con ella para conversar sobre su hijo más grande. Según pudo saber El Observador, la mujer se enojó cuando la docente le preguntó por el tratamiento psicológico que le habían aconsejado para el niño. En ese momento salió de la dirección en busca de sus cuatro hijos que estaban en la escuela, pero enseguida volvió y agredió a la maestra.

Entonces la directora llamó a la Policía. Una telefonista le dijo que un móvil iría rápido, pero pasaron los minutos y la mujer logró saltar la reja de la institución y escapar. La docente llamó tres veces más y siempre obtuvo la misma respuesta: los policías estaban en camino.


Pero a los 15 minutos la madre volvió a saltar la reja para ingresar a la escuela. En pleno recreo, frente a la mirada atónita de más de 250 niños, la mujer le pegó a la directora hasta que los escolares y los maestros lograron separarla. La mujer saltó una vez más la reja de la escuela y se fue, sin que la Policía apareciera.

El hijo de 11 años estaba escondido en un baño y se negaba a salir. Luego de que todo pasó, cuando las maestras ya estaban lastimadas y trataban de convencer al niño de que saliera, llegó un móvil policial. Habían pasado 40 minutos
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...