Cargando...
Agustín Damboriarena, gerente de la CUS.

Agro > AGUSTÍN DAMBORIARENA

“La adopción de refugios en maíz viene siendo superior al 90%”

Desde hace 19 años la Cámara Uruguaya de Semillas gestiona el programa MRI en maíz, promoviendo y auditando la siembra de refugios y de las buenas prácticas para el cuidado de la tecnología Bt

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2022 a las 06:50

Agustín Damboriarena, gerente de la Cámara Uruguaya de Semillas (CUS), expuso sobre los cultivos representados en la cámara y los objetivos de la CUS, habló del Manejo Resitencia de Insectos (MRI) en maíz y afirmó que "Uruguay tiene potencial de crecimiento en el corto plazo como proveedor de alimentos de calidad, y eso se visualiza como una oportunidad prometedora por las empresas del sector". También señaló que "si bien las empresas y los productores están expectantes al análisis de costos, clima y valores que definirán las áreas de siembra, sería de esperar que exista algún incremento de áreas respecto a la zafra anterior".

 

¿A quiénes nuclea la CUS y cuáles son sus objetivos?

La Cámara Uruguaya de Semillas (CUS) está conformada por empresas vinculadas a la producción, procesamiento y comercialización de semillas. Se encuentran representados el trigo, cebada, arroz, soja, maíz, sorgo, girasol, forrajeras, hortícolas y cannabis/cáñamo. Sus principales objetivos son: promover el uso de semilla de alta calidad y la incorporación de tecnología en la producción de semillas; representar a sus socios y al sector semillerista en materia normativa y legislativa; promocionar las exportaciones y el desarrollo de nuevos mercados; trabajar sinérgicamente con instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, en pro del sector semillerista y agropecuario; comunicar y capacitar en biotecnología y bioseguridad; y ser la institución responsable del asesoramiento técnico y el manejo del programa de Manejo Resistencia de Insectos en maíz (MRI).

 

¿Desde cuándo se desarrolla el programa de MRI en maíz y en qué consiste?

Desde hace 19 años la CUS gestiona el programa MRI en maíz, promoviendo y auditando la siembra de refugios y de las buenas prácticas para el cuidado de la tecnología Bt –entiéndase como maíces Bt aquellos que fueron modificados genéticamente y que expresan proteínas con propiedades insecticidas, y entiéndase como refugios a un área del 10% del lote que fue sembrada con maíz no Bt o no resistente a insectos–. Este programa busca  mantener en el campo un baja frecuencia de insectos resistentes a la tecnología Bt, permitiendo que la misma perdure en el tiempo. Se trabaja conjuntamente con las empresas importadoras y comercializadoras de maíz, las cuales proveen información a la CUS relacionada con las ventas de maíz y sobre la que los técnicos realizan las visitas a las chacras y relevan el correcto cumplimiento de la siembra de los refugios. Además, se intercambia información y se brinda asesoramiento a productores y técnicos. Cuando se encuentran observaciones, se realiza un trabajo de extensión, explicando la función de los refugios, cómo deben manejarse y asesorando en lo puntos a corregir.

Maíz, uno de los cultivos de mayor valor en la chacra nacional.

¿Cómo se ha ido desarrollando, relacionado con lo anterior, la siembra de refugios y qué utilidad y resultados hubo?

A partir de la aprobación de la tecnología Bt en Uruguay en 2003, los productores rápidamente fueron incorporando la misma a sus sistemas productivos, alcanzando en 2009 el 90% de la superficie total de maíz sembrado a nivel país. En tanto, el 10% restante corresponde a la siembra de maíz no Bt, llamado en este caso refugio. En cuanto a su utilidad, los refugios retrasan la evolución de la resistencia, generando un número suficiente de insectos susceptibles en la población, que permite aprovechar al máximo los beneficios productivos de la tecnología Bt. Esto se traduce en la promoción de mayores rendimientos y menores costos, y menor impacto ambiental, ya que hay menor necesidad de aplicar insecticidas. A su vez, ofrece mayor flexibilidad a los cultivos, pudiendo sembrar en fechas tardías o de segunda, donde la presión de plagas es mayor. Por estos motivos, CUS trabaja activamente en promover la concientización, para que se entiendan los riesgos que conllevaría una pérdida de la efectividad de la tecnología Bt por resistencia. Y más aún considerando que requiere entre 10 y 15 años el desarrollar y comercializar un nuevo evento biotecnológico. Afortunadamente los resultados de cumplimiento en Uruguay son sumamente alentadores y denotan que los esfuerzos no han sido en vano. La adopción de refugios en maíz viene siendo superior al 90% desde 2004 y se han constatado observaciones o incumplimientos en menos del 10% de las chacras relevadas.

Agustín Damboriarena, gerente de la CUS.

¿De qué modo define el momento del empresario vinculado a la cámara?

El sector agropecuario sigue siendo uno de los principales motores que sostienen la economía. La ganadería atraviesa un muy buen momento, con récords de faenas y precios. En la agricultura venimos de una buena zafra de verano y dos inviernos excelentes. Si bien estos escenarios son prometedores, con muy buenos precios y rendimientos, también han incrementado los costos productivos, aumentando las exigencias de los procesos. Los productores cada vez más hacen foco en la eficiencia, en la productividad y manejan varias variables a la vez. Son momentos de oportunidades, pero también de desafíos, donde las empresas apelan a la innovación, la tecnología y la información como forma de satisfacer las necesidades de su clientes. La intensificación productiva y la variabilidad de los mercados también les exige agilidad a las empresas para adaptarse a las nuevas demandas. Asimismo, nuevos factores como la huella de carbono, la sustentabilidad y sostenibilidad, comienzan a tener incidencia en los procesos de las empresas. Uruguay tiene potencial de crecimiento en el corto plazo como proveedor de alimentos de calidad, y eso se visualiza como una oportunidad prometedora por las empresas del sector.

 

¿Qué está sucediendo, casi al inicio de una nueva zafra de cultivos de verano, con la disponibilidad de semillas y los precios?

Si bien las empresas y los productores están expectantes al análisis de costos, clima y valores que definirán las áreas de siembra, sería de esperar que exista algún incremento de áreas respecto a la zafra anterior. La soja posiblemente algo crezca considerando los precios y demanda de la oleaginosa, pero tiene a la ganadería como fuerte opositor. En maíz, también podría esperarse un crecimiento debido a la demanda de grano y los buenos precios. También habría que considerar un mayor potencial para el área de siembras de segunda, por el área que están ocupando los cultivos de invierno, por ejemplo el incremento de la colza. A nivel de sorgo no sería de esperar muchos cambios, pero existe expectativa por lo que pueda pasar con la apertura del mercado chino. En líneas generales no se prevé que existan inconvenientes en lo que refiere a disponibilidad de semillas ni tampoco grandes variaciones de precio.

 

Hace pocos meses la CUS sumó un nuevo sector, el del cannabis y cáñamo.

Es un punto interesante. Empresas referentes del sector se han afiliado a la CUS, siendo la única gremial semillerista nacional en representar a este pujante cultivo. Estamos trabajando intensamente en distintos proyectos para potenciar el desarrollo de este cultivo y ampliar el espectro productivo del sector agropecuario.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...