Fútbol > APERTURA 2019

La banda aurinegra afinó su repertorio

Peñarol goleó a Rampla con un segundo tiempo demoledor en ataque, donde sobresalieron Brian y Gastón Rodríguez y el debutante Luis Acevedo

Tiempo de lectura: -'

24 de febrero de 2019 a las 09:14

Peñarol mostró el sábado frente a Rampla Juniors un variado repertorio ofensivo. Especialmente en el segundo tiempo, cuando apabulló a Rampla Juniors con velocidad, toques, fintas y goles. Le metió cinco, tres de ellos en los últimos 10 minutos y de las formas más diversas.

El primero llegó cuando iban 10 minutos de juego. Guzmán Pereira cortó un saque del arquero Odriozola y Gastón Rodríguez rápido de movimientos y cabeza, dejó de cara al gol a Gabriel Fernández. El Toro enfrentó al golero y pelota adentro.

Una jugada en la que el equipo de Diego López aprovechó con velocidad y punch el desacierto de la defensa rival, que llegó al Campeón del Siglo con el mismo libreto que utilizaron anteriormente Nacional y Defensor Sporting para cerrarle espacios a los picantes delanteros aurinegros.

En el segundo tiempo, cuando Rampla se había parado en la cancha de Peñarol, apareció otro método para derribar muros y salir del atascadero: trancazo de Marcel Novick, robo de pelota y asistencia para el joven Brian Rodríguez, que después de eliminar a Edgard Martínez con una finta también dejó sin chance a Odriozola. Fortaleza física para ganar y elegancia para terminar la jugada, otro estilo de gol.

En el tramo final del partido llegó lo mejor de la banda aurinegra, con un maestro de música que no estaba en el libreto. Luis Acevedo, el futbolista que llegó desde Cerro, tuvo una noche memorable en su debut.

No solo porque era frente a Rampla, el eterno rival de su ex, sino porque apenas ingresó metió un taco en el área que terminó con el tercer gol, tras un remate lejano de Lucas Hernández. Una nueva variante para llegar a la red adversaria, el tiro de larga distancia.

Enseguida, un toque de primera de Acevedo para que Gastón Rodríguez eliminara a Odriozola y anotara su segundo gol en el campeonato. Otra vez velocidad, precisión y adentro.

Por último, el plus en el escenario del Campeón del Siglo. El gol del propio Acevedo que quitó una pelota, entró al área y definió como si estuviera jugando en el patio de la casa. 

Sin la presencia de Lucas Viatri, Peñarol encontró variantes para liquidar un encuentro que por momentos estuvo complicado. Los Rodríguez, el Toro Fernández - que siempre inquieta-, ahora Acevedo que entró con el pie derecho, son opciones que tiene Diego López para cuando los partidos están en repecho. Sin contar al Lolo Estoyanoff o Agustín Canobbio, que ya son viejos conocidos en el andamiaje aurinegro.

Pero el repertorio tiene otra variante a tener en cuenta, la posibilidad de que en cualquier momento le va a abrir una defensa blindada. Los casi 2 metros de estatura del zaguero argentino Cristian Lema. 

El sábado no la metió, pero ganó cuatro veces en el área de Rampla. En cada pelota quieta estuvo a punto de convertir, ya sea atropellando o ganando por arriba. Es un instrumento que en cuanto Peñarol lo afine, le va a dar satisfacciones.

Con sinceridad y sin vender humo, al final del partido el técnico López dijo que su equipo debe mejorar. Es cierto, tuvo vacilaciones, pero el sábado mostró una colección de jugadas en ataque que lo hacen un equipo difícil de doblegar. 

Desde que López está al frente del equipo, solo una vez no marcó goles en un partido oficial por el campeonato local. Fue en octubre del año pasado, justamente en la derrota contra Rampla Juniors por 1-0 en el Centenario. Después siempre los hizo y si no ganó, empató.

Es un equipo que logró una solidez que lo hace muy difícil para cualquier rival de entrecasa y serio aspirante a ganar el tricampeonato, porque además Nacional está en un proceso de recambio que le va a costar encontrar la mejor forma.

“Este equipo tiene alternativas y el trabajo de seis meses es bueno y es lo que le pedimos a los dirigentes, de no desarmarlo para darle continuidad al trabajo”, admitió el sábado el entrenador. Y tiene razón.

Pero también evidenció debilidades defensivas que pudieron costarle caro en los dos partidos que disputó. En ambos resultó clave el golero Kevin Dawson. Especialmente en la primera fecha ante Defensor Sporting. Contra Rampla quizá no se lució tanto, pero por ejemplo en el primer tiempo, después del gol del Toro Fernández, Dawson se mandó flor de atajada frente a Vargas.

En el inicio del complemento Rampla también tuvo oportunidades para empatarlo. La salida de Guzmán Pereira y el ingreso de Novick, todo corazón pero desordenado a veces, dejaron espacios que sufrieron los defensores. Pasó momentos de zozobra la línea de cuatro, que frente a delanteros más finos pudo terminar peor.

Pero entre las torpezas rivales (Melazzi estuvo mal expulsado, pero no debió reaccionar como lo hizo) y el catálogo de jugadas para llegar al gol, Peñarol sacó adelante un nuevo partido.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...