Economía y Empresas > DESAYUNOS A DOMICILIO

La clave del éxito de consumir y regalar un buen desayuno

Sentimientos y Yo desayuno proponen a sus clientes halagar y sorprender a quienes más quieren con una gran cantidad de propuestas, bien diferentes pero igualmente atractivas

Tiempo de lectura: -'

12 de agosto de 2015 a las 05:00

Letcia Martínez
Especial para El Observador

El mercado de los desayunos a domicilio se ha desarrollado en los últimos años, de la mano del crecimiento en Uruguay de las compras por internet. Así lo demuestra la experiencia de Evelyn Larrosa (31 años).

La emprendedora se sumó en 2009 a la empresa Desayunos (fundada en 2006 por Analía Romelif), que luego se transformó en Sentimientos. Larrosa explicó que el cambio de marca era necesario porque debían acompañar la transformación del consumo por internet. La empresa pasó de vender únicamente desayunos a domicilio a convertirse en una tienda de regalos on line.

Pero su horizonte siguió expandiéndose cuando comenzó a ver que los desayunos como regalo para una ocasión especial tenían un techo, e incorporó los de desayunos para empresas como un método para que fidelicen a su cliente interno.

Sentimientos cuenta con 12 opciones que van desde los $590 a los $1380 dependiendo si es para una o dos personas. dentro de estas propuestas se encuentra Buen día con un costo de $890, y dos bandejas para la hora del té.


La clave de visualizar

Larrosa analizó el mercado y con la experiencia adquirida en estos años, notó que paulatinamente la empresa debía dejar de preparar las bandejas y convertirse en una empresa de logística. En la actualidad tiene una alianza estratégica con la boutique gourmet Pecana, que permite a Sentimientos vender sus desayunos. Para avanzar por ese camino, la emprendedora se ocupa de definir detalles para incorporar como socio a otro proveedor similar.

Además, cree que un aspecto que debe trabajar, para seguir creciendo, es la creación de nuevos productos, por lo que está desarrollando un desayuno 100% para celíacos.

Abriendo camino

Desde hace mucho tiempo Larrosa incorporó en sus desayunos productos de El almacén de los chicos. Gracias a eso la relación con su creadora, Victoria Mignone (39 años), es muy estrecha y juntas decidieron crear Buen día, una caja equipada para dos personas en las que se encontrarán productos para desayunar durante seis días.

Siguiendo con la tendencia de la comida saludable, las emprendedoras pensaron en continuar con la filosofía de comer rico, casero, sano y abundante, y armaron una opción pensada en aquellos que no tienen tiempo o les da pereza cocinar.

El desafío es generar en los uruguayos el hábito de desayunar saludablemente y tener variedad de productos en la comida más importante del día, afirmó Larrosa.

Si bien la idea original estaba pensada para consumidores finales, creyeron interesante que esta propuesta sea aplicada a las empresas como una forma de agasajar a sus empleados; actualmente realizan un plan piloto en una institución.

Larrosa comentó que este planteo genera dudas a los empresarios porque piensan en el tiempo que se puede "perder" mientras se desayuna. Sin embargo, la oferta está pensada para que los colaboradores de la institución se puedan servir un café y tomar la porción de lo que más les guste y así comer en su lugar de trabajo. Para este nuevo producto la emprendedora no identificó competencia.

Yo desayuno

Una de las nuevas propuestas viene de la mano de Federica Caviglia (28), fundadora de Yo desayuno y Agustín Aguiar (29).

La empresa nació el 14 febrero de 2014 para agasajar a los enamorados. Caviglia trabajaba en la empresa de catering de su abuela cuando se le ocurrió comenzar a incursionar en los desayunos a domicilio.

La estrella del desayuno es sin duda la comida y lo que ésta nos puede decir: cada producto cuenta en su envase con un adhesivo que lleva un mensaje como "Sacale jugo al día" en el exprimido de naranja o en las medialunas "rellenitas de amor".

Una de las características es la comida artesanal y fresca, envasada en contenedores descartables y con un packaging donde la "comida te habla". Lo fundamental para la emprendedora es la experiencia de comer y es lo que quiere transmitir. Para logarlo sus proveedores son una pieza fundamental, apuntó.

Con la incorporación de Aguiar a mediados del año pasado empezaron a darle personalidad a la marca, definieron qué querían y cómo mostrarse. La división de tareas estuvo clara desde el principio, Caviglia se encarga de recepcionar los pedidos y de armar cada desayuno mientras que Aguiar lleva adelante el área comercial.

Trabajan en la desestacionalización del producto aunque también dan a sus clientes un plus en fechas especiales como el día del padre, de la madre o el de los enamorados. Caviglia destacó que el uruguayo no le da mucha importancia al desayuno y que esta comida es muy básica, por lo que hay que generar una costumbre.

Los destinatarios

La emprendedora analizando a su público notó que las mujeres son las que más acuden a regalar desayunos a domicilio para expresar lo que sienten de una forma especial, ya sea para otra mujer o para los hombre que forman parte de su vida.

En cuanto a los consumidores cree que cada vez están más abiertos a las propuestas y se preocupan de la alimentación saludable. Parte del mercado que deben atender y para el que están buscando un socio estratégico es la comida para celíacos.

Si bien detectaron que hay varias empresas que forman parte del mercado, Caviglia cree que Yo desayuno es la única que destaca la comida sobre otras cosas y que su forma de presentar la comida los diferencia.


Mismo objetivo

A pesar de las diferencias que se pueden ver entre los dos emprendimientos en ambos casos los empresarios coincidieron en que el factor sorpresa que rodea su producto y las ganas de agasajar a otro es el éxito del negocio. Además de entregar a sus clientes lo que prometen. Sobre este aspecto Larrosa y Caviglia proceden de la misma forma cuando frente a un inconveniente no le pueden entregar al cliente lo pactado. Se comunican con quien compró el desayuno y le ofrecen una alternativa, intentando mejorar el producto a sustituir.

El feedback con el cliente es fundamental en este rubro, así lo manifestaron los emprendedores, siendo determinante su opinión.

Caviglia y Larrosa aseguraron que si bien la compra por internet está instalada desde hace varios años en Uruguay aún genera temor y la duda recurrente es saber si efectivamente están comprando lo que ven en las fotografías.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...