Opinión > EDITORIAL

La Concertación II

Montevideo necesita una alternativa para su gobierno departamental 

Tiempo de lectura: -'

19 de marzo de 2019 a las 05:01

Los movimientos tendientes a reeditar la experiencia del Partido de la Concertación (PdC) en Montevideo son entendibles. Si bien Daniel Martínez ha intentado ser prolijo con los números de su gestión, la misma se encuentra lejos de ser calificada como buena. 

El problema sempiterno de la basura en las calles de todos los barrios no solo no ha mejorado, sino que empeoró. Lo mismo sucede con la relación enfermiza que tiene el gobierno municipal con el gremio de prácticas y posiciones antediluvianas de Adeom: es cada vez más mala.

La última experiencia del PdC dejó muchos aprendizajes. El más importante fue la ausencia absoluta de cualquier proyecto de gestión o plan por parte de la oposición para gobernar Montevideo. 

No existe hoy en ningún partido de la oposición un grupo de gente pensando Montevideo, ni elaborando propuesta alguna para mejorar y/o transformar la capital del país. Brillan por su ausencia en el debate público –salvo la honrosa excepción del alcalde del CH Andrés Abt– políticos, técnicos, foros, seminarios, grupos de estudio sobre cómo gestionar mejor la comuna capitalina.

A la oposición en relación a Montevideo la unen tres cosas: la desidia y falta de visión alguna sobre como gobernar Montevideo, la carencia absoluta de una estrategia política y electoral para seducir a los vecinos para cambiar, y el deseo de sacar al Frente Amplio (FA) del palacio de ladrillo de 18 y Ejido. Resultan argumentos demasiado pobres para el bastión electoral más populoso del país y por ende el que ameritaría tener activos no uno, sino varios grupos de trabajo pensando y planificando la capital de los próximos años.

El razonamiento de los políticos nacionales de la oposición sobre Montevideo es equivocado. La buena gobernanza de la capital debería ser un capítulo tan importante en sus programas como el agro, el medioambiente, la seguridad o la política exterior. 

En un país chico, donde más de la mitad de la población vive en unos pocos kilómetros cuadrados, Montevideo debería ser una de las cartas más importantes de presentación del país y sus ciudadanos los primeros embajadores. Cientos de asentamientos irregulares, zonas rojas, miles de harapientos durmiendo en las veredas o acampando en los parques, falta de pintura en las fachadas, ausencias de campañas de educación para respetar a la ciudad y su patrimonio, y muchas cosas más.

No es que el FA no haya hecho cosas para mejorar la ciudad, pero la dinámica propia de la misma se traga las buenas intenciones. Todo indica que a Montevideo le vendría bien un buen sacudón de su gestión: gente nueva, con ideas nuevas y actitud diferente ante los desafíos que plantea la vida urbana en el siglo XXI.

Pero: ¿es la reedición del PdC la solución? En las últimas elecciones emergió de ese escenario la inesperada figura de Edgardo Novick. La falta de consenso de los partidos tradicionales impidieron que el PdC madurara y Novick tuvo que ir como tercer candidato, siendo el más votado. No se entiende aún qué quisieron hacer blancos y colorados, pero lo cierto es que vieron con malos ojos un tercer candidato no puesto por ellos.

Los errores cometidos en el pasado deberían servir de aprendizaje para armar un plan alternativo serio y real para gobernar Montevideo. La capital y los montevideanos claman por ello y Montevideo también necesita de alternancia. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...