Personajes > SEMBLANZA

La congresista Rashida Tlaib, acérrima opositora de Trump que apoya boicot a Israel

Canceló visita a Israel por "condiciones opresivas", en el más reciente de los capítulos de una controvertida saga

Tiempo de lectura: -'

18 de agosto de 2019 a las 13:54

La abogada de origen palestino Rashida Tlaib llegó al Congreso de Estados Unidos en enero marcando varios hitos, y se ha hecho conocida por su apoyo de un boicot a Israel, sus llamados a destituir al presidente Donald Trump y su denuncia del sufrimiento de los niños migrantes.

Fuertemente identificada con su distrito en Detroit (Michigan), Tlaib se describe a sí misma como una "madre que trabaja por la justicia" y, a sus 43 años, acumula bastantes títulos de pionera, entre ellos ser la primera mujer de origen palestino en entrar a la Cámara de Representantes. Ella e Ilhan Omar fueron las primeras musulmanas en ser elegidas congresistas en Estados Unidos y, cuando comenzaba su carrera política en 2009, fue la primera musulmana en la asamblea de Michigan.

Junto con Omar, Alexandria Ocasio-Cortez y Ayanna Pressley, integra un grupo de nuevas congresistas que irrumpieron en el panorama político estadounidense con sus posturas escoradas a la izquierda y que los medios denominan "El Escuadrón".

Este viernes, anunció finalmente que desistía de viajar a Israel tras una controversia que duró una semana después de que Trump dijera que el gobierno israelí mostraría una "gran debilidad" si dejaba entrar a Tlaib y a Omar, que tenían prevista una visita de trabajo a los territorios palestinos. Israel vetó a ambas congresista de entrar al país, por donde se accede a los territorios palestinos, por su apoyo al boicot.

Entonces Tlaib escribió la noche del jueves a las autoridades israelíes para pedirles visitar a su familia, y en particular a su abuela, que vive en el pueblo de Beit Ur al Fauqa, cerca de Ramala, en Cisjordania ocupada.

"Podría ser mi última oportunidad para visitarla", alegó, tras lo cual Israel le concedió una visa humanitaria, que el viernes ella decidió rechazar.

"He decidido que visitar a mi abuela bajo estas condiciones opresivas está en contra de todo lo que creo en la lucha contra el racismo, la opresión y la injusticia", dijo.

"Cuando gané, yo le di al pueblo palestino esperanza de que alguien finalmente iba a decir la verdad sobre las condiciones inhumanas. No puedo permitir que el Estado de Israel apague esta luz humillándome a mí y utilizando el amor por mi sity (abuela) para doblarme", siguió.

La solución de un Estado

Tlaib es la mayor de 14 hermanos nacidos de una pareja palestina que inmigró a Estados Unidos. Se describe como "una guerrera progresista" que creció en un hogar modesto luchando por convertirse en abogada para buscar la justicia social.

Madre de dos hijos, a menudo habla con profunda emoción de sus familiares. Pero junto con Omar ha sido acusada de antisemitismo al apoyar la campaña internacional de boicot a Israel.

Su postura de que la solución al conflicto en Medio Oriente pasa por crear un solo Estado, que agrupe Israel y a los palestinos, también genera críticas entre grupos judíos que sostienen que esta alternativa podría disolver el único Estado judío en el mundo.

"Destituir a ese hijo de puta"

La elección de Tlaib contrasta con un auge del sentimiento antimusulmán en Estados Unidos. Cuando asumió su cargo, apareció en el Hemiciclo acompañada de sus hijos y luciendo el vestido tradicional palestino. Pero pocas horas después, surgió una polémica por su grosera forma de expresarse.

"Vamos a ir allí y vamos a destituir a ese hijo de puta", gritó Tlaib en un mitin progresista grabado en un video que se hizo viral.

Su ruda oposición al presidente estadounidense la convirtió en blanco de sus ataques y en julio estalló una polémica después de que Trump le dijo a las cuatro congresistas del "Escuadrón", todas pertenecientes a minorías, que regresaran a sus países de origen.

La Cámara baja condenó los comentarios de Trump como "racistas". Como congresista, Tlaib se ha implicado en investigaciones sobre las condiciones de los migrantes detenidos en la frontera con México.

"El sufrimiento en estos campos no puede ser olvidado", dijo al respecto -y entre lágrimas- en una rueda de prensa en Washington.

(AFP)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...