Fútbol > INFORME

La consolidación de Plaza Colonia como club social en un presente que lo ve crecer

Aprovechó las crisis para dar un salto de calidad y vive un gran presente: en 2020 tendrán la primera piscina cerrada de Colonia, y en fútbol –gerenciado por Carlos Manta y Chiqui García– es protagonista en la AUF 

Tiempo de lectura: -'

29 de septiembre de 2019 a las 05:04

Hace dos décadas, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) miró al interior con el objetivo de captar nuevos clientes para su fútbol profesional, que hasta ese momento recorría el camino de una experiencia exclusiva para los capitalinos. Abrió una plaza para al Campeonato Uruguayo de Primera de 2000 y se postularon Rocha y Plaza Colonia. Los dirigentes de la AUF visitaron los dos extremos del país y se encontraron en Colonia con un grupo de 20 dirigentes que los recibió en su sede; y en Rocha, con una multitud que acompañó aquella presentación. El resultado: Rocha a Primera. ¿Y Plaza? Para no dejarlo afuera de la Asociación, le ofrecieron  el consuelo de Segunda.

Dos décadas después, Rocha compite en el fútbol amateur y Plaza es líder del Torneo Clausura de Primera, está en posición de copas en la Tabla Anual, y consolidó el crecimiento de una institución que tiene un patrimonio de US$ 12.000.000, 1.100 socios (en verano 1.600) y en 2020 tendrá la primera piscina cerrada de su departamento e iluminará el Parque Prandi, según explicó a Referí su presidente Rafael González.

En estos 20 años, Plaza Colonia aprovechó la crisis para crecer y para consolidar un crecimiento que le posiciona en un lugar de privilegio entre sus pares, más allá de los resultados deportivos en el fútbol de cada fin de semana, que ensalzan cualquier gestión.

Plaza en el fútbol profesional es la quimera de Milton Gonnet, un histórico presidente del club que hace 20 años impulsó la “quijotada” de integrarse a la AUF, explica el dirigente Julio Jounes a Referí.

Jorge Geymonat fue el primer técnico en aquel estreno en el profesionalismo, en 2000. Daniel Torres condujo al vicecampeonato y ascenso en 2001, y un año después, con Diego Aguirre, iniciaron el camino de Primera y un crecimiento en el mundo del fútbol con un curso intensivo que les brindó el exfutbolista aurinegro que empezaba a hacer sus primeras armas como DT, pero que puso al servicio del club toda su experiencia en el deporte de elite, explica el presidente.

En 2006, Plaza cayó a Segunda y no regresó al círculo superior hasta 2015. En esos nueve años, sucedió de todo. De todo. Como para tocar fondo e impulsarse hacia arriba. Recorrer un crisis y encauzar la transformación. A fines de 2009 falleció Gonnet. “Había firmado un convenio con un grupo mexicano que aportaba dinero, pero se habían ido. El club debía cerca de US$ 300.000 entre sueldos y proveedores. El equipo principal no entrenaba en Colonia, tenía su base en Montevideo con jugadores de Montevideo, el técnico era (Ricardo) Murmullo Perdomo y no jugaba en Colonia. Jugaban donde podía. Cuando tomamos el club, a fines de 2009, rescindimos casi todos los contratos, aportamos dinero personal, y para salir del apuro fraccionamos dos hectáreas de las 15 que teníamos en el complejo de juveniles, en El General, las vendimos a gente del club y con eso reordenamos las cuentas. Hicimos planes de pago y en seis meses pusimos el club al día”, dice González.

A partir de 2010, según comenta el presidente, se abocaron a buscar un grupo inversor. Golpearon puertas en todos lados. Y no se abrió ninguna. Mexicanos, argentinos, brasileños, y varias uruguayos. “El único que nos dio una mano fue Luis Aguerre”, recuerda el presidente, quien puntualiza: “Lo que no dejamos de hacer nunca, con mucho esfuerzo, fue, todos los años, parar el cuadro en la cancha. Solo teníamos el primer equipo y dos categorías juveniles. En ese momento, Julio Jounes, que con Juan Carlos Izquierdo hizo un gran trabajo desde 2010, de esos aportes que no se ven pero que implican un gran esfuerzo que es estar en el día a día con los juveniles, ir a buscarlos al ómnibus, llevarlos al complejo, acompañarlos durante la práctica, esperar que merienden, volver a acercarlos al ómnibus o llevarlos hasta Rosario si perdían el ómnibus, dio un paso más, incluso cuando estábamos mal. ¡Porque en ese 2013 estábamos mal! Dijimos que teníamos que armar todas las formativas. Y Julio se puso el cuadro al hombro y armamos la cinco categorías. Era una locura, porque estábamos horrible, y seguíamos invirtiendo”.

De pronto, Carlos Manta y Roberto “Chiqui” García golpearon la puerta del club con un proyecto que González define como “bastante atípico a lo que se ve en proyectos parecidos en Montevideo”.

Era fines de 2014 cuando se sentaron a conversar. Unos meses después, en 2015, Manta y García comenzaban a recorrer un camino que lleva tres años y medio, e incluye el título del Clausura 2016 y un crecimiento deportivo y en su infraestructura.

“Chiqui es empresario de Colonia, de Nueva Helvecia. Fanático del fútbol. En esto, él también se juega un prestigio con el vecino, con el espónsor, con la gente. Lo único que le interesa es el fútbol y el deporte como una oportunidad de negocio”, explicó el presidente.

En 2015, formaron una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) y firmaron un contrato con el club por 10 años con opción de renovar por cinco más. Se cae el acuerdo en caso de incumplimientos. Le cedieron la gestión del fútbol profesional de Preséptima a Primera y el club les da en préstamo todas las instalaciones que tienen que ver con fútbol. “Pueden realizar las inversiones que quieran en esos predios, con autorización del club, y esas mejoras quedan para el club. Pusieron riego, hicieron concentración, dos canchas de fútbol sintético, van a iluminar el Prandi”, comenta.

Manta y García se hacen cargo de todos los gastos del fútbol profesional, y de las inversiones. ¿Cómo es el reparto de los beneficios del fútbol? Los ingresos que genera el fútbol por TV, venta de entradas y espónsores son para la SAD. Los ingresos por venta o préstamos de jugadores y partidas de la AUF que da por superávit de la selección los reparten, con un porcentaje menor para el club. Por otra parte, el contrato los obliga a jugar en Colonia. Tienen que utilizar el escudo del club, los colores del club, pero hay un detalle que protege la cantera: el 50% del plantel de Primera debe estar integrado por jugadores del departamento de Colonia, y el 50% debe ser de jugadores subidos de formativas. Hay futbolistas que cumplen las dos condiciones.

¿Por qué se consolidó Plaza?

Mientras muchos clubes del interior desaparecieron tras recorrer el profesionalismo de la AUF o volvieron a OFI, de donde son oriundos, Plaza se consolidó. Para ello, González tiene una explicación. “Ese análisis lo hice hace mucho tiempo. Cuando se realizó la integración hubo aciertos y errores. Los errores, atribuibles a la prueba de ensayo y error, no a mala intención, fue que a un mismo departamento le dieron más de un club profesional. En esos casos, terminaron condenando al menos a uno de los dos equipos, e incluso a los dos porque competís por el mismo semillero de jugadores, por los espónsores, por los aportes que da la Intendencia porque si te da y por el mismo público. Fue una forma de distribuir la pobreza cuando había muchos departamentos que no tenían fútbol profesional”, dice, y agrega: “Y el otro caso, en el de la integración que enfocaron en las uniones departamentales, que terminaron siendo uniones de clubes del departamento que aportaban  jugadores a una selección y se armaba una asociación civil, que no era más que un nombre con una franquicia en la AUF para competir. Porque los hinchas de ese híbrido eran hinchas de los clubes locales que muchas veces preferían que el mejor jugador se quedara en su club para competir en la liga local antes de ir a jugar a ese equipo que representaba a todo el departamento. Además, no tenían masa social, no tenían sede, no tenían historia, no se jugaban ningún prestigio y quedaban muy atados a los vaivenes de la política porque el que sustentaba buena parte de ese proyecto era la intendencia”. Finalmente, concluye su razonamiento para explicar el éxito de Plaza: “Los clubes que se mantuvieron en el tiempo son Atenas de San Carlos, Deportivo Maldonado, Juventud y Plaza, porque son clubes verdaderos, porque tienen historia. Plaza tiene 102 años. Mi bisabuelo fundó el club y cada día me juego un prestigio personal y el de mi familia, que está atrás. El  hincha de Plaza es hincha, y la estructura no es la de un club armado para jugar un campeonato de fútbol sino para desarrollar una institución deportiva”.

Y allí está Plaza, listo para inaugurar obras y seguir disfrutando su liderazgo en el Clausura.

 

 

EL INTERIOR EN EL PROFESIONALISMO

Actualmente compiten ocho equipos del interior en la estructura profesional y amateur de la AUF, por fuera de los cuadros de OFI. En Primera Profesional, Cerro Largo (tercero en la Tabla Anual), Plaza (7°), Juventud  (14°); en Segunda Profesional, Deportivo Maldonado (3°), Atenas de San Carlos (7°) y Tacuarembó (11°); en Primera Amateur, Rocha (4°) y Parque Del Plata (6°). Además, en los últimos 20 años, en el Uruguayo participaron clubes que dejaron de competir en la AUF: Paysandú Bella Vista, Paysandú FC, Deportivo Colonia, Durazno y Frontera Rivera.

LA FRASE

"Pasaban los años y los resultados no venían. No encontrábamos inversores, que buscábamos desde 2010. Y Cochi (Julio Jounes) me decía: ‘Pacha, ¿cuándo van a venir las maduras?’. Porque los padre se quejaban, el pasto quedaba mal cortado. Incluso nos pasó de ponernos a llorar. Hasta que el día que ganamos en el Apertura en el CDS, cuando estaba toda la barra, Cochi y yo estábamos a seis o siete metros, nos miramos, y salimos a abrazarnos y me dice: ‘¡Tenías razón, Pacha! Tenías razón que iban a venir las maduras’”

Rafael González

Presidente de Plaza Colonia

 

LAS OBRAS EN JUVENILES

Complejo Milton Gonnet


Es un predio de 13 hectáreas en el barrio El General, que adquirieron en la década de 1990. Entrenan los planteles juveniles y, en ocasiones, el plantel principal. Tiene tres canchas de fútbol, una de ellas avaladas por FIFA porque fue la que utilizaron las selecciones para practicar durante el Mundial femenino sub 17, que se disputó en 2018.

Tiene un gimnasio de musculación. Disponen de espacio para crecer, por esa razón proyectan realizar una cancha de baby fútbol. Cuando Montes del Plata desmontó su infraestructura, Plaza adquirió dos barracones, uno de ellos lo utilizan como vestuario.

 

LAS OBRAS PARA EL PLANTEL PRINCIPAL

Parque Juan Gaspar Prandi

Es un predio que el club adquirió en 1967, cuando era campo. Se encuentra sobre la calle González Moreno, a una cuadra de la rambla.

En este predio está el estadio, en el que oficia de local en los partidos del fútbol profesional, una cancha de baby fútbol, dos canchas de césped sintético, sala de musculación, de fisioterapia, y concentración para 25 futbolistas y además cinco apartamentos en donde viven los futbolistas juveniles de otras localidades del departamento de Colonia y que permanecen durante la semana allí. Proyectan la iluminación del estadio para 2020. 

 

CANCHAS DE CÉSPED SINTÉTICO

Canchas con césped FIFA


Es parte de la obra que realizó el grupo gerenciador de Carlos Manta y Roberto García en el Parque Prandi. Las dos canchas de césped sintético autorizado por FIFA se construyó en 2017 La forma en que diseñaron las canchas de fútbol permite que se unan y genere un espacio amplio en el que entrena el plantel principal.

Estas instalaciones las utilizan al menos dos veces por semana. Está atrás de uno de los arcos del estadio, tiene vestuarios y sala médica. Atrás del otro arco del Prandi se encuentra la concentracion. El club tiene un patrimonio que está valuado en US$ 12 millones.

 

LA SEDE SOCIAL

La primera piscina cerrada de Colonia


La sede está ubicada sobre General Flores, la avenida principal de Colonia, tiene una piscina abierta 25 metros x 12,5 m, un gimnasio cerrado, gimnasio de boxeo, sede social, cantina. Además, nueve locales comerciales al frente, que el club alquila. Están en plena obra para inaugurar en 2020 el cerramiento de la piscina actual, que se transformará en la primera pileta cerrada del departamento.

Además, se proyecta un moderno gimnasio de musculación con vista a la piscina y una nueva confitería. Lo estrenarán el próximo año e invertirán US$ 600.000, que aportan con la venta de Dawson, el alquiler de locales comerciales y una campaña de socios.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...