La ONU alerta sobre el aumento de las violaciones a los derechos humanos en Sudán

Mundo > África del norte

La crisis humanitaria en Sudán alcanzó un punto límite, según la ONU

La agencia para los refugiados (ACNUR) expresó su alarma por el aumento de la violencia sexual, las torturas y los asesinatos en el marco de graves deficiencias alimentarias y de salud
Tiempo de lectura: -'
11 de noviembre de 2023 a las 12:31

Las Naciones Unidas advirtieron este viernes sobre el aumento de las violaciones de derechos humanos en la región occidental de Darfur en Sudán, en medio de una escalada de los combates a siete meses de un conflicto entre el ejército y fuerzas paramilitares.

Más de 800 personas han sido asesinadas por grupos armados en Ardamata, en Darfur occidental, una zona que hasta ahora se ha visto menos afectada por el conflicto, según informes citados por la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR).

La agencia expresó alarma ante los informes de continua violencia sexual, torturas, asesinatos arbitrarios y extorsión de civiles en la región.

Los ataques en la aldea de Abu Hamra en el distrito de Um Rawaba, situada a unos 685 kilómetros al este de Darfur, provocaron el desplazamiento de 76 familias, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Toby Harward, coordinador humanitario adjunto de la ONU para Darfur, dijo que los enfrentamientos más recientes ponen de relieve la intensificación del conflicto entre el ejército y los paramilitares.

"Cientos de miles de civiles y personas desplazadas se encuentran ahora en gran peligro en El Fasher, en el norte de Darfur, con una situación de seguridad que se deteriora rápidamente, falta de alimentos y agua y servicios muy deficientes", dijo Harward en X, antes Twitter.

Los combates estallaron en abril entre Abdel Fattah al-Burhan, gobernante militar de Sudán, y Mohamed Hamdan Dagalo, líder de las Fuerzas paramilitares de Apoyo Rápido (RSF), por el control del país.

El conflicto, que se extiende a Jartum, Darfur y a otros sectores, ha provocado desplazamientos generalizados y temores de matanzas en masa por motivos étnicos.

La guerra ha desplazado a más de 4,8 millones de personas dentro de Sudán y ha obligado a otros 1,2 millones a huir a países vecinos, según cifras de la ONU.

Dominique Hyde, responsable de ACNUR en Sudán, le dijo a DW que el conflicto y sus consecuencias podrían haberse evitado.

"Estamos hablando de 6 millones de personas que han sido desplazadas, tanto dentro de Sudán como en todos los países vecinos, y eso debido a un conflicto, un conflicto que puede detenerse", dijo Hyde.

El avance de las RSF y el corte de las comunicaciones están agravando la escasez.

"Si las Fuerzas de Apoyo Rápido y el ejército sudanés luchan por el control de la ciudad, tendrá un impacto devastador sobre los civiles", añadió Haward en X.

Hyde se hizo eco de los mismos sentimientos, indicando que los servicios de apoyo humanitario están al límite.

"La situación es terrible. Toda la ONU y la comunidad de ONG se están uniendo, pero simplemente no es suficiente para las necesidades. Estamos muy preocupados", dijo Hyde.

A medida que se desarrolla la crisis, Hyde destaca las abrumadoras condiciones en los centros de tránsito, que solían ser aulas y ahora albergan a desplazados internos.

"El centro de tránsito está abrumado. Fue construido para tres mil personas. Ahora alberga a veinte mil", añadió.

Esto subraya aún más el terrible estado de la educación. Las escuelas en Sudán llevan siete meses cerradas y los desplazados buscan refugio en las aulas. Hyde destacó el riesgo para la educación y las perspectivas futuras de millones de niños.

"Necesitamos un alto el fuego. Necesitamos una solución política para que estas personas puedan volver a casa sanas y salvas, volver a la escuela, volver a sus trabajos y empezar de nuevo sus vidas. Esto simplemente no puede continuar", le dijo Hyde a DW.

A finales de octubre, el ejército sudanés y su fuerza paramilitar rival reanudaron las conversaciones de mediación apoyadas por Estados Unidos, Arabia Saudita, el bloque IGAD de África Oriental y la Unión Africana para poner fin al conflicto.

Una declaración conjunta publicada el martes después de la ronda más reciente de conversaciones de paz decía que "los cofacilitadores lamentan que las partes no hayan podido llegar a un acuerdo sobre los acuerdos de implementación del alto el fuego..."

Las "partes beligerantes también asumieron compromisos específicos e individuales con respecto a la facilitación del acceso humanitario", según el comunicado.

(Con información de agencias)

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...