Cargando...

Mundo > CORONAVIRUS

La cuarentena y las flexibilizaciones vuelven a dividir a Buenos Aires y la provincia

Buenos Aires está en el centro de la polémica porque decide flexibilizar o pórque es "opulenta, bella, desigual e injusta" como la definió Alberto Fernández

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2020 a las 13:50

Las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires, encabezadas por su jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, decidieron que a partir de este lunes vuelve la atención al aire libre en bares y restaurantes, una medida de flexibilización en la larga cuarentena que viven, o padecen, los millones de personas que habitan en la capital argentina.

La decisión, que aplaudirán cientos de miles de porteños, cuenta, sin embargo, con el rechazo del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, que desde la casa de gobierno dejó saber este lunes que "es un error abrir prematuramente". El joven dirigente peronista, según recoge La Nación, dijo que "no estamos de acuerdo, no podemos acompañar más aperturas".

Tras más de 160 días de cuarentena, desde el 20 de marzo, el coronavirus aún es un enemigo a vencer. Y en eso se apoya Kicillof que insiste en que la ciudad y la provincia no pueden ser vistas como dos lugares separados. "La situación epidemiológica en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) es de una estabilidad extremadamente frágil". 

El gobernador de Buenos Aires explicó que diez días atrás en el AMBA los casos subían y bajaban poco "pero en los últimos dos días empezaron a crecer y esa tendencia se consolidó". Kicillof hizo un llamado a la responsabilidad ciudadana en su tono que suele incluir el reclamo: "Hay una parte de la sociedad que no entiende lo que estamos viviendo".

"La situación, remató Kicillof, no está mejor, ni igual, está peor".

La polémica por la apertura se mezcla con otra que se generó a partir de las declaraciones del presidente Alberto Fernández del viernes, cuando reunido con varios gobernadores dejó una frase para avivar las diferencias: "Nos llena de culpa ver a la ciudad de Buenos Aires tan opulenta, bella, desigual e injusta con el resto del país. Quién puede vivir en paz en un país central y dos periféricos".

Las respuestas no tardaron en caer. Rodríguez Larreta planteó igualar hacia arriba y rechazó engancharse en una discusión que "no sea constructiva". Pero su vicejefe de gobierno, Diego Santilli, expresó claramente que la opinión presidencial no sumaba porque, a su juicio, Buenos Aires es una ciudad "muy solidaria, produce muchísimo más de lo que recibe".

Santilli, que habló con radio Mitre, recordó que antes de la pandemia en un día el 50% de las personas que se atendían en el sistema de salud porteño no eran habitantes de la ciudad y que el 30% de aquellos internados tampoco.

"Buenos Aires", apuntó Santilli, "devuelve a sus vecinos en forma de servicios los impuestos que pagan".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...