21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
28 de junio 2022 - 5:01hs

La Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que comienza este martes en Madrid con la participación de los mandatarios de los estados miembros buscará potenciar el poderío militar de Estados Unidos y sus aliados en Europa con la mira puesta en Rusia y el desarrollo de la guerra en Ucrania.

El encuentro ya iba a ser clave para el futuro de la organización, ya que estaba previsto aprobar el nuevo “concepto estratégico”, una suerte de ruta de la OTAN para la próxima década que detallará cómo se tendrá que hacer frente a los desafíos señalados en la Agenda 2030.

Pero ahora lo será aún más por el conflicto bélico en Ucrania, que suma más de 120 días de guerra, y que ocupará una parte importante de las discusiones entre los mandatarios, incluida la participación por videoconferencia de Volodimir Zelensky, el presidente ucraniano.

Más noticias

También están en la agenda las peticiones de incorporación a la Alianza de dos países de larga tradición neutral, como son Finlandia y Suecia. Los dos asistirán como invitados a la reunión, donde se discutirá una ampliación contra la que de momento se opone el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que rechaza el enfoque suave de los dos países respecto a las organizaciones que Ankara considera terroristas, como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

AFP

Más poder de fuego

Por lo pronto, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, ya anticipó que la Alianza pretende aumentar en casi ocho veces la capacidad de su fuerza de reacción rápida como parte de su respuesta a una “era de competencia estratégica” y que también redoblará la defensa de los países del mar Báltico.

La fuerza de reacción de la OTAN actualmente cuenta con alrededor de 40 mil soldados que pueden desplegarse rápidamente cuando se necesita, cifra que será elevada a 300 mil. Junto con otras medidas, el secretario general de la alianza aseguró en una entrevista concedida a The Financial Times que la medida forma parte de “la mayor renovación de la defensa y la disuasión colectiva desde la Guerra Fría”'.

AFP

Todos los miembros llegan a la cumbre con el compromiso de aumentar su gasto militar en un 2%, algo que plantea también ciertas incógnitas sobre cómo se gestionará y coordinará ese aumento de presupuesto.

Además, los aliados discutirán cómo responder a lo que consideran la creciente influencia de Rusia, así como la expansión de China en su "vecindario del sur'', como lo denominó Stoltenberg.

El secretario general anticipó también que se acordará dar más apoyo militar a Ucrania, con los miembros de la OTAN dispuestos a adoptar un "paquete de asistencia completa reforzado'', que incluye la entrega de sistemas de comunicación segura y antidrones. A largo plazo se pretende ayudar a Ucrania en la transición de armamentos de la era soviética a equipos modernos de la OTAN.

Defensa del mar Báltico

El secretario general de la OTAN declaró, además, que los miembros del bloque aprobarán en la cumbre de Madrid una nueva estratégica que prevé redoblar la defensa de los países del mar Báltico. “Nuestra tarea clave es prevenir todo ataque a Estonia o a cualquier otro aliado… Por eso en la cumbre [de Madrid] tomaremos importantes decisiones para redoblar nuestra defensa colectiva", dijo Stoltenberg en esa entrevista con The Financial Times.

El jefe de la OTAN señaló que en el nuevo plan ya no se hace hincapié en la disuasión, sino en la defensa completa de los territorios aliados, lo que mejorará radicalmente la defensa del bloque.

Nicolas TUCAT / AFP

Ese plan supone que aliados occidentales de la OTAN como Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, se encargarán de preparar sus tropas, buques y aviones para un rápido despliegue en determinados territorios en el flanco este de la Alianza Atlántica.

La actual fuerza de defensa de la OTAN en los países bálticos incluye a 8.000 militares extranjeros para contener una posible invasión, pero los líderes de la Alianza admiten que ese enfoque es “inaceptable” en el contexto de la guerra en Ucrania.

Diálogo con Rusia

En la previa de la cumbre, Stoltenberg aseguró que la OTAN no ve posible un diálogo pleno con Moscú, pero tampoco se niega a mantener contactos. “Actualmente el diálogo sólido en el que habíamos trabajado por muchos años, no está en la mesa de negociaciones debido a las acciones de Rusia, pero existe la necesidad de mantener los canales de comunicación para prevenir incidentes”, dijo.

Además, admitió la posibilidad de que "en una cierta etapa" Rusia y la OTAN puedan coordinarse sobre las cuestiones del control de armas. Sin embargo, está previsto que durante la cumbre los países miembros declaren a Rusia una “amenaza a la paz y estabilidad”.

SERGEI SUPINSKY / AFP

Protestas contra la Cumbre

A todo esto, el domingo pasado unas 30 mil personas protestaron en Madrid y otras ciudades españolas para rechazar la realización de la cumbre y plantear lo que llamaron una alternativa a la alianza atlántica, basada en los principios de paz y desmilitarización.

En la marcha, convocada por la Asamblea Popular contra la Guerra, la Plataforma Estatal por la Paz y la Asamblea OTAN NO Madrid, los asistentes, corearon consignas como "OTAN no, bases fuera" o "gastos militares para escuelas y hospitales", y llevaban pancartas con lemas como "paz", "no a la guerra" o "vuestras guerras no las pagamos".

La manifestación fue la conclusión de un congreso en contra de la OTAN y de su reunión en Madrid, denominada cumbre por la Paz, la cual organizó 16 actos en la sede central del sindicato Comisiones Obreras de Madrid a modo de llamamiento por la desescalada militar y la resolución de conflictos por medios dialogados, diplomáticos y pacíficos.

(Con información de The Financial Times, Sputnik y AFP)

Temas:

OTAN Ucrania Rusia Madrid Organización del Tratado del Atlántico Norte

Seguí leyendo

Te Puede Interesar