Agro > DÉFICIT HÍDRICO

La falta de agua se hace sentir para la vedete de la agricultura: la soja

La escasez de precipitaciones afecta la siembra de la oleaginosa, que en algunas zonas del país se paralizó

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2020 a las 05:00

El déficit hídrico y la falta de pronósticos que anuncien lluvia siguen preocupando a los agricultores de todo el país. Si bien en algunas zonas del país ha llovido, el agua no es suficiente y afecta tanto a la cosecha de invierno como a los cultivos de verano.

La zona más afectada es la que se encuentra al norte del río Negro, donde, por ejemplo, los productores de soja todavía no han sembrado, a la espera de un poco de humedad en los suelos.

La siembra de la oleaginosa –el principal cultivo agrícola de Uruguay con una superficie que ronda 1 millón de hectáreas–  es la más comprometida, porque en algunas partes del país está paralizada. Esta coyuntura se da en un contexto de precios para la soja por encima de los US$ 400 por tonelada en los mercados internacionales, su mayor cotización en cuatro años. 

El ingeniero agrónomo y asesor agrícola Marcelo Jacques explicó a El Observador que esta siembra se diferencia en dos zonas del país: en San José, Colonia y en el sur de Soriano, donde hubo una lluvia más cercana, dijo, ya se comenzó a sembrar y la soja está nacida. Pero al norte del departamento de Soriano, la implantación está frenada por la falta de humedad, indicó.

La siembra más comprometida

Jorge Andrés Rodríguez, presidente de la Asociación Rural de Soriano, confirmó que la siembra más comprometida es la de soja, “porque si en un mes y medio no llueve más, no se va a poder sembrar”.

Rodríguez detalló que “del eje de ruta 2 hacia el norte es una situación y hacia el sur otra diferente”. La falta de agua, que en esa zona se dio a la inversa que en 2019 (cuando llovió menos en el sur que en el norte), hace que se vea una variación notoria entre las diferentes chacras, en las que, en algunas ya se ha sembrado, mientras que en otras se atrasaron algunas siembras a la espera de más humedad en la tierra.

Sobre la oleaginosa, dijo que “donde se pudo sembrar es donde llovió un poquito, pero es poca el agua para lograr una buena implantación”, y confirmó que algunos productores están atrasando la siembra de algunas variedades que se implantan entre el 10 y 20 de noviembre y florecen en enero. 

“Es probable que en enero haya menos agua, entonces están tratando de esquivar la siembra esperando por ejemplo al 20 o 25 de noviembre”, comentó.

Acerca de la que ya se sembró Jacques añadió que se ve bien y que “viene naciendo muy bien”. Según explicó, la cantidad esperada, en la población objetiva “está lograda, porque justamente había humedad en el suelo, y con las temperaturas que hay, eso ayuda a que la semilla crezca más rápida y brote”.

“Venía siendo un año ideal por la primavera, con noches frescas que para el llenado de grano vienen muy bien. Pero la falta de agua fue lo que la complicó”, dijo Marcelo Jacques. 

Cultivos más sanos, pero menos rendidores

El déficit de agua y humedad en los suelos ha hecho que este año no aparezcan tantas enfermedades y hongos en los cultivos como otros años. Jacques dijo que los que se han sembrado “se ven bien, están sanos y bien manejados”.

Rodríguez agregó que “con la falta de humedad los cultivos están mucho más sanos pero obviamente que no rinden”. Según indicó, la siembra que “más pierde” será la de maíz, porque tiene un costo muy alto, y si no llueve eso golpea mucho el rendimiento.

“Es una lástima porque es un año en que estos precios son positivos. Si antes de que termine noviembre llueve bien se va a poder terminar la zafra y captar algo de los precios que tenemos que son buenos”, dijo.

La colza, por ejemplo, presenta mucha variabilidad en las diferentes chacras. El presidente de la Rural de Soriano explicó que en general tienen muy buena calidad, pero que lo que se ve afectado es el rendimiento por hectáreas. Según detalló, en ese departamento hay desde 800 a 3.000 kilos en algunas chacras, “se ve de todo”, comentó.

Las cosechas de invierno

La falta de precipitaciones está afectando negativamente las cosechas de invierno, como son el trigo, la colza y la cebada. Según explicó Jacques, “el tiempo que hace que no llueve, coincidió con el llenado de grano de trigo y cebada. Eso hace, por ejemplo, que la cebada que se está cosechando no llegue a la calidad para las malterías". 

Del tamaño del grano de la cebada depende si clasifica para malteo. El asesor añadió que este déficit en el tamaño del grano hace que sea usado para cebada forrajera, con la consecuencia que eso supone para los productores, porque tiene un precio menor.

Por su parte, Rodríguez dijo que la cebada presenta “algún problema de calibre” por la falta de agua, que hace que el grano quede chico y pierda ese parámetro de calidad.

“De esta zafra hay que destacar que la calidad de las implantaciones de soja. La calidad de las semillas es muy buena. Este año la semilla tiene un muy buen vigor con respecto a otros años y eso fue gracias a que las implantaciones son buenas”, comentó  José Andrés Rodríguez. 

En el caso del trigo, la falta de agua impactará en el rendimiento del grano, que bajará en general, detalló Jacques. “En general el maíz de primera que se sembró en setiembre está lindo. Por ahora no se ve un efecto, al menos en lo visual. Se ven bien verdes y no se nota que les haya afectado la falta de agua”, comentó el asesor.

Los productores están comenzando las cosechas de invierno, esperando las lluvias para empezar con las siembras de verano. "Creemos que el área de verano, tanto el maíz, soja, sorgo y girasoles va a mantenerse en lo que vienen siendo otros años, pero la incógnita está en el agua, que es el gran tema”, concluyó Jacques.

El asesor destacó el cultivo de girasol que ya está sembrado desde octubre. En el sur, dijo, está “en muy buen estado”, y en el norte, si bien algo se sembró, “están lindos pero se paró en seco la siembra por la seca”. Los cultivos que nacieron se ven bien, según explicó, porque al tener un tamaño chico no se les nota la falta de agua.

El meteorólogo José María Rodríguez comentó en el programa radial Valor agregado de Carve que se espera para este lunes una inestabilidad en el norte del país, sobre todo en Artigas, donde podría haber de 5 a 10 mm. Y a partir del martes hasta el viernes inclusive el tiempo se estabilizará nuevamente en todo el país con una fuerte presencia de calor y aire seco. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...