Fútbol > FÚTBOL FEMENINO

“Cuando pasó lo de mamá, no quería jugar más": la historia de la uruguaya destacada por la FIFA

La futbolista uruguaya Esperanza Pizarro fue destacada por el sitio web de la FIFA, que contó su historia de superación luego de que la joven delantera perdiera a su madre en el mes de febrero y se recuperara para jugar el Sudamericano sub 20

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2020 a las 10:32

La futbolista uruguaya Esperanza Pizarro fue destacada por el sitio web de la FIFA, que contó su historia de superación luego de que la joven delantera perdiera a su madre en el mes de febrero y se recuperara para jugar el Sudamericano sub 20, torneo que quedó inconcluso por el coronavirus y en el que lidera la tabla de goleadoras.

“Pizarro: Esperanza para Uruguay, ejemplo de vida para todas”, es el título de la nota en la que el ente rector del fútbol que repasa la vida y los logros de la atacante que hoy juega en Nacional y que fue una de las tres primeras futbolistas albas que firmó contrato profesional este año.

En febrero, Esperanza tuvo el duro golpe de perder a su madre en un accidente de tránsito.

“Cuando pasó lo de mamá, no quería jugar más, ni siquiera viajar a Montevideo… Pero mis hermanas me convencieron y mis compañeras me ayudaron un montón”, contó a la web de la FIFA.com. “Pensé en largar, no encontraba ganas. Había pasado una semana y tenía que decidir si iba o no sumarme al equipo”, dijo la delantera de 18 años, al repasar sus días previos a comenzar la preparación para el Sub 20 con la selección uruguaya.

“Entonces, mis hermanas me recordaron todo lo que mamá había hecho para que sea futbolista. A ella la hacía feliz verme jugar al fútbol, que hiciera goles y se los dedicara. De ahí saqué fuerzas para ir a la selección”, agregó.

Cuando llegó al Complejo Celeste, Esperanza se reencontró con sus compañeras de la selección, quienes le brindaron su apoyo. “Me cuidaron, me animaron si estaba triste… Incluso hoy me escriben para ver cómo estoy. Ellas también fueron muy importantes”, señaló.

Luego, en el Sudamericano, la delantera se destacó y marcó sietegoles, con los que lidera la tabla de goleadoras a la espera de que se resuelva cuándo se jugará el cuadrangular final, que Uruguay disputará por primera vez en su historia, en el que estarán en juego dos cupos para el Mundial de la categoría en Costa Rica y Panamá.

La FIFA también contó cómo fue la vida de Esperanza y sus inicios en el fútbol. “A los cuatro iba a la carnicería, quería ser carnicera; a la verdulería, verdulera. Un día mirando fútbol, les dije a mis padres que quería ser futbolista. ‘Cuando cumplas cinco’, contestaron”, dijo la jugadora. “Un año después le recordé a mi mamá: ‘Ya tengo edad, ahora llévame’”.

Claudia, su madre, la llevó a entrenar a pesar de que a su esposo no le gustaba la idea. Buscó equipos en Nueva Palmira, su ciudad en Colonia, donde no había fútbol femenino, algo que le pasó a la mayoría de las jugadoras de esa generación en sus inicios.

“No había fútbol femenino, y decían que no por ser mujer. Hasta que uno me aceptó para jugar con varones. No fue fácil, o me dejaban de lado o me iban más fuerte por ser nena. Pero mejoré, ellos se acostumbraron y pasé a ser uno más”, recordó Esperanza. 

Luego, se fue a jugar a un equipo femenino de Carmelo, a media hora en ómnibus de su casa, en un viaje que compartía junto a su madre. Comenzó como arquera, luego pasó al medio y finalmente se hizo delantera.

A los 14 años y como jugadora de Palmirense, fue citada a la selección uruguaya y conoció a sus compañeras, con muchas de las cuales sigue hasta el día. A esa edad jugó el primero de los cuatro Sudamericanos que disputó hasta el momento.

Además, también jugó el Mundial sub 17 que se realizó en Uruguay, en el que la celeste no logró pasar de primera fase pero Esperanza se destacó al anotar el mejor gol del torneo frente a Finlandia.

Ese grupo es el que disputó el Sudamericano sub 20 de Argentina, que tiene a la celeste con el sueño de llegar al Mundial.

“Hay mucho mérito de Ariel Longo: desde su llegada, todas las selecciones femeninas han crecido trabajando en silencio. Aquel Mundial nos ayudó a sumar experiencias para este sub 20 y para la mayor”, dijo la delantera, quien ya jugó con la selección mayor.

Tras retornar del torneo, luego de una travesía en medio de la pandemia por el coronavirus, la atacante quedó en cuarentena en Montevideo en la casa de su compañera Valentina Morales.

Ahora, con el certamen detenido, cree que la pausa puede ser positiva para Uruguay. “Podemos analizar mejor a los rivales, hacer autocrítica y corregir errores”, comentó.

Esperanza dijo que no se imaginaba ser goleadora. Además, esta muy cerca, a tres goles, de alcanzar la marca de Marta, la estrella brasileña, en un Sudamericano sub 20. “Sería un honor porque es mi gran referente. ¿Sabés lo difícil que es hacer algo así desde Sudamérica?”.

“(Pero) el gran objetivo es la clasificación al Mundial. El resto puede esperar”, dijo la goleadora celeste, quien se hizo profesional este año y que también comenzó a estudiar fisioterapia.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...