Cargando...
El obispo nicaragüense Rolando Álvarez durante una misa; fue obligado a confinarse por el gobierno de ese país

Mundo > Nicaragua

La Iglesia latinoamericana se solidariza con el obispo nicaragüense confinado por el gobierno

Obispos de Latinoamérica y el Caribe expresan su apoyo y solidaridad con monseñor Rolando Álvarez, impedido de salir de la Curia acusado de “incitación a acciones de odio”

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2022 a las 11:26

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, está confinado en su casa por orden del gobierno nicaragüense desde el 4 de agosto, acusado de “organizar grupos violentos” e incitar “la ejecución de actos de odio” para desestabilizar el país.

La medida que restringe la libertad de movimientos del religioso fue tomada a posteriori de que Álvarez saliera del edificio de la Curia para rezar una misa como parte de una “cruzada de oración” de la Iglesia en protesta por el cierre de medios de comunicación católicos y la expulsión de la comunidad de religiosas Hermanas de la Caridad, institución fundada por la madre Teresa de Calcuta.

El obispo peruano Miguel Cabrejos, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM), expresó que “los últimos acontecimientos, como el asedio a sacerdotes y obispos, la expulsión de miembros de comunidades religiosas, la profanación de templos y el cierre de radios, nos duelen profundamente”.

En Nicaragua, la Conferencia Episcopal local expresó su “fraternidad, amistad y comunión episcopal” con el obispo y agregó que la situación del obispo “nos toca el corazón (…) pues si un miembro sufre, todos sufrimos con él”.

La Conferencia Episcopal de Costa Rica se expidió también al respecto, manifestando su “más sincera solidaridad” con el obispo Álvarez y oró para que “se puedan abrir caminos de diálogo en busca del bienestar de todos los habitantes del país hermano”.

También la iglesia hondureña, por boca de monseñor Roberto Camilleri, presidente de la Conferencia local, se hizo eco de las expresiones de apoyo de la CELAM, al subrayar que “la libertad de expresión es un pilar fundamental que garantiza la existencia de una democracia”, recalcando su “solidaridad y cercanía espiritual”.

Los obispos salvadoreños también se mostraron preocupados por la seguridad “de los pastores” y lamentaron la situación política y social de Nicaragua.

En medios vinculados a la Iglesia Católica nicaragüense se comentaba en tono crítico el silencio del Papa Francisco, quien no se ha pronunciado públicamente sobre este hecho ni sobre la situación general de la Iglesia en Nicaragua, a la que tampoco había hecho mención en ocasión de las protestas contra el gobierno en 2018, contrastando con la postura de vehemente rechazo público de la Santa Sede a la expulsión del nuncio apostólico Waldemar Sommertag en 2019, quien había sido uno de los actores de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la oposición política.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...