Nacional > Justicia

La muerte de Franco y Joaquín: el caso que conmocionó Minas llega a su fin pero para la familia aún no hay justicia

Dos adultos implicados fueron condenados pero no van a la cárcel; los otros dos menores ya habían sido condenados y tampoco fueron presos

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2020 a las 11:07

Franco García y Joaquín Voltolini iban sobre la madrugada en un Volkswagen Gol por la ruta 12, cerca de Minas, cuando chocaron contra una entrada vehicular y murieron. Fue el 20 de julio de 2019. Meses después, la Justicia pudo determinar que hubo una camioneta Mercedes Benz involucrada y que los dos vehículos iban rebasándose entre sí previo al siniestro. El caso terminó con cuatro personas condenadas. Tres, amigos de las víctimas.

En la camioneta iban tres jóvenes: dos adelante, menores de edad, y uno atrás, mayor. En el auto iban Franco y Joaquín. Todos habían estado juntos en una reunión esa madrugada.

La Justicia determinó que la camioneta tocó al auto luego de una maniobra y el Volkswagen se salió de control, y así fue que los jóvenes chocaron contra la entrada vehicular y murieron.

Los tres jóvenes que iban en la camioneta se fueron sin prestar asistencia.

La madre del menor que manejaba la camioneta fue condenada esta semana a siete meses de libertad vigilada por el delito de omisión a los deberes inherentes a la patria potestad. Además, tendrá que presentarse en la seccional y hacer trabajo comunitario. El joven, mayor de edad, que iba detrás en la camioneta fue condenado por omisión de asistencia a 10 meses de cárcel, con libertad a prueba y las mismas restricciones que tiene la mujer.

El conductor de la camioneta ya había sido condenado este año por dos homicidios culposos y omisión de asistencia. El acompañante, que en el momento del siniestro también era menor, fue condenado por omisión de asistencia.

En una carta pública la familia Voltolini Machado, padres de uno de los jóvenes que murió en el accidente, marcó su disconformidad con el fallo judicial y esa misma postura compartieron los familiares García Beltrame, quienes asistieron al juicio final por considerar que era su "derecho y deber" participar.

"Si bien admite la existencia del doble homicidio, y la omisión de asistencia, y condena a los imputados, no aplica las medidas socioeducativas que se imponían ante la grave responsabilidad que les cabe a los adolescentes infractores en la muerte de Joaquín y Franco. Responsabilidad que justificaba a las claras las medidas privativas de libertad solicitadas oportunamente y que, sin embargo, la Justicia decidió no aplicar", empieza diciendo la carta pública firmada por una de las familias víctimas.

Allí, expresan que tampoco están de acuerdo con el proceso abreviado, porque se les imponen "penas irrisorias" a los imputados "en comparación con el daño que han provocado".

"Esta familia seguirá reclamando justicia incansablemente por las vías que correspondan, intentando determinar las eventuales responsabilidades de quienes pusieron fin a la vida de nuestro hijo, o de quienes pudiendo asistirlo no lo hicieron", concluye la carta.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...