Ciencia > BASURA GALÁCTICA

NASA vs. China: un enfrentamiento por los desechos espaciales

Tras el lanzamiento del cohete Chino Larga Marcha-5B Y2, la NASA habló sobre la seguridad de las actividades en el espacio exterior. 

El cohete al momento de despegue.

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2021 a las 13:15

El pasado 9 de mayo, China lanzó un cohete en el Océano Índico con el núcleo de su futura estación espacial. El hecho se consumó sin daños, sin embargo, la caída de los restos del cohete, ha enconado el debate sobre los desechos espaciales.

Los días previos al lanzamiento hubo acusaciones de que el proceso estaba fuera de control y sin transparencia informativa. Horas antes de la caída en la Tierra de restos del cohete, el senador y administrador de la NASA, Bill Nelson, declaró que  "está claro que China no está cumpliendo con los estándares responsables con respecto a sus desechos espaciales".

"Las naciones con viajes espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y los bienes en la Tierra de la reentrada de objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones", enfatizó Nelson.

Para el administrador de la NASA, "es fundamental que China y todas las naciones y entidades comerciales con viajes espaciales actúen de manera responsable y transparente en el espacio para garantizar la seguridad, la estabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de las actividades en el espacio exterior".

En respuesta, el periódico Global Times —propiedad del órgano oficial del Partido Comunista Chino, Diario del Pueblo— publicó un editorial este 10 de mayo, en el que sostiene que la reentrada en la atmósfera "es una forma común global de lidiar con los escombros de los cohetes, practicada por todas las potencias espaciales, incluido el propio Estados Unidos". Además, agrega que el episodio del cohete Larga Marcha-5B Y2 ha sido objeto de una "exageración descarada", y que todo procede de "personas celosas del rápido progreso de China en la tecnología espacial".

"No hay evidencia que demuestre que los puntos de aterrizaje de los restos de cohetes estadounidenses sean más controlables en comparación con los de China", reafirma el editorial.

Global Times, también recuerda que durante los casi 60 años de actividades espaciales, la caída calculada de restos de cohetes no ha causado victimas: "los riesgos de caída de escombros de cohetes son los mismos, sin importar de quién sea el cohete. Es seriamente anti intelectual afirmar que los restos de cohetes de China son especialmente peligrosos", zanja. Por último, añade que, a menos que un cohete se recicle por completo después de su lanzamiento, siempre habrá algunos factores incontrolables.  

Según la Agencia Espacial Tripulada de China (CMSA), los escombros del cohete portador Larga Marcha-5B Y2 de China volvieron a entrar en la atmósfera de la Tierra a las 02:24 tiempo universal coordinado (UTC) del 9 de mayo y la mayoría de las partes se quemaron durante el proceso. La ubicación de la reentrada fue 72,47 grados de longitud este y 2,65 grados de latitud norte, lo que indica algún lugar en el Mar Arábigo al oeste de las Maldivas.

Europa Press

REPORTAR ERROR

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...